Muere el Cardenal O’Connor, uno de los cardenales de San Galo

|

Muere el arzobispo emérito de Westminster y participante activo del grupo de cardenales que se reunía en la abadía de Saint Gallen para manejar los hilos de la Iglesia, según reveló el propio cardenal Danneels en un libro publicado en 2015.

Godfried Danneels (nacido en 1933) ha sido uno de los cardenales europeos más influyentes de los últimos años. Entre 1979 y 2010, fue presidente de la conferencia episcopal belga y arzobispo de Malinas-Bruselas. En 2010, Benedicto XVI le aceptó su renuncia por motivos de edad.

Dannels presentó en Bruselas una biografía suya autorizada y reconoció, como se explica en el libro, la existencia de un grupo de cardenales centroeuropeos que desde 1996 se confabularon para controlar la sucesión de Juan Pablo II e impedir que accediera a la silla de Pedro el cardenal Joseph Ratzinger.

Los miembros de lo que Danneels define en el vídeo como “mafia”, aunque también recibía el nombre piadoso de Grupo de Saint-Gall/Sankt Gallen por la abadía suiza en que celebraba sus reuniones, eran, aparte de él, que se incorporó en 1999, el cardenal arzobispo de Milán, Carlo Mario Martini (fallecido en 2012) y su compatriota Achille Silvestrini, los cardenales alemanes Walter Kasper y Karl Lehman, el británico Basil Hume (fallecido en 1999) y el obispo holandés Adriaan Van Luyn. Además, en 2001 se unió el arzobispo de Westminster, Cormac O’Connor.

Las revelaciones sobre el deseo de la mafia de Sant Gallen de controlar los últimos cónclaves no son nuevas. En 2014, el periodista inglés Austen Ivereigh, que fue subdirector de la revista ‘The Tablet’, director de las relaciones públicas del cardenal Cormac Murphy-O’Connor, arzobispo emérito de Westminester, y doctorado con una tesis sobre la Iglesia en la política de Argentina, publicó una biografía del papa Francisco, El Gran Reformador. En ella, su autor afirma que, en los días precedentes al cónclave de 2013, cuatro cardenales, Murphy O’Connor, Kasper, Daneels (quien ya no podía participar en el acto debido a su edad) y Lehmann, se aseguraron el consenso del cardenal Bergoglio para su eventual elección y después pusieron en marcha una campaña para conseguirla.

Sobre el Cardenal O’Connor

El cardenal O’Connor nació el 24 de agosto de 1932, en Reading, diócesis de Portsmouh, Inglaterra. Fue el quinto hijo del doctor George Murphy-O’Connor y su esposa, Ellen. Su hermano Brian, es un sacerdote de la diócesis de Portsmouth , y su fallecido hermano, Patrick, también fue sacerdote de la misma diócesis.

Fue ordenado sacerdote el 28 de octubre de 1956, en Roma. Incardinado en la diócesis de Portsmouth. De 1957 a 1966, fue Vicario en la parroquia de «Corpus Christi», en Portsmouth y del Sagrado Corazón, en Fareham. Más tarde, de 1966 a 1969, fue secretario del Obispo Worlock. De 1969 a 1971, fue sacerdote de la parroquia de la Inmaculada Concepción, en Southampton. De 1971 hasta su nombramiento episcopal, se desempeñó como Rector del «Venerabile Collegio Inglese», en Roma.

Elegido Obispo de Arundel y Brighton, el 17 de noviembre de 1977. Consagrado, el 21 de diciembre de 1977 por Michael Bowen, Arzobispo de Southwark.Desde 1983 había sido Co-Presidente de la Comisión Internacional de la Iglesia Anglicano-Romano Católica. Nombrado Visitador Apostólico a los seminarios Irlandeses. Promovido a la sede metropolitana de Westminster, el 15 de febrero del 2000.

Creado Cardenal presbítero el 21 de febrero del 2001; recibió la birreta roja y el título de Santa María sobre Minerva. Asistió a la X Asamblea Ordinaria del Sínodo Mundial de los Obispos, Ciudad del Vaticano, del 30 de septiembre al 27 de octubre de 2001. Enviado especial del Papa para la celebración del 50 aniversario del establecimiento de la diócesis de Estocolmo, Suecia, 12 de Octobre de 2003. Participó en el cónclave del 18 al 19 de abril de 2005.

En la Curia Romana era miembro de la Congregación para el Culto Divino y Sacramentos, de los Pontificios Consejos para la Familia, para la Cultura y para la Unidad de los Cristianos. Tmabién pertenece a la Comisión para el Patrimonio Cultural de la Iglesia, al Comité Vox Clara, a la oficina para el Patrimonio de la Santa Sede y es miembro del Consejo de Cardenales para el Estudio de Problemas Organizativos y Económicos de la Santa Sede.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
14 comentarios en “Muere el Cardenal O’Connor, uno de los cardenales de San Galo
  1. Las maquinaciones y acuerdos entre los cardenales para elegir papa están prohibidos por la constitución apostólica ‘Universi Dominici Gregis’, promulgada en 1996, y cuyo artículo 79 reza así: «Confirmando también las prescripciones de mis Predecesores, prohíbo a quien sea, aunque tenga la dignidad de Cardenal, mientras viva el Pontífice, y sin haberlo consultado, hacer pactos sobre la elección de su Sucesor, prometer votos o tomar decisiones a este respecto en reuniones privadas». En el artículo 81, esos compromisos se castigan con la excomunión.
    Por ende, el cardenal O’Connor, posiblemente, ha fallecido estando excomulgado.

  2. Manejar los hilos de la iglesia jajajaj, cardenales que no eran parte de la curia, que eran minoría, de risa las fantasias integristas, ellos podían reunirse y tratar de construir su perfil de papado, igual lo hacían otros grupos, y lo hacen ahora, pero claro hay que fortalecer la teoría de culpar a estos cardenales de la renuncia de Ratzinger, si en algo tenían razón es que Ratzinger no iba a ser buen dirigente, carente de carisma como Juan Pablo Ii, y de carácter, no podía controlar ni a sus subalternos, por eso honestamente renunció, teólogo, intelectual, catedrático, pero sin dotes ni carácter para gobernar

  3. En el Concilio, cardenales y obispos que no eran de la curia, cambiaron todos los esquemas de los teólogos y especialistas y cardenales de la curia, nombrados precisamente por el Papa, el que convocó el concilio y tenía la idea de lo que quería. Con un poder desconocido ese grupo y sus sucesores siguen dominando todo. No pudieron soportar la presencia de Benedicto. Es como cuando le echan agua bendita a la niña del exorcista.
    Hoy la doctrina fiel, recta, católica, que es la del Concilio, está en las catacumbas, al menos en muchos ambientes, yo diría que en la mayoría. Alguien sembró la semilla.
    ¡Gracias Benedicto XVI!.

  4. Apenas conozco este tema pero si lo que cuenta este artículo es correcto han montado una operación de manipulación. Daneels cuenta una cosa de un grupo que conspira para que no se elija a Ratzinger. Tiene el marchamo de una confesión. Y sobre esto montan con un periodista de The Tablet una historia sobre otra conspiración distinta de los mismos para elegir al Papa Francisco. Esto tiene el valor de una opinión de brujería, tan frecuente en los medios. Evidentemente, con el propósito de atacar al Papa actual. The Tablet es una revista católica tradicional inglesa que en los años sesenta fue tomada por el Opus, con Tom Burns. Sus hijos los Burns Marañón son poco disimulados supremacistas catalanes, lo propio del Opus, con el descaro de presentarse como españolistas, usando el mismo truco que tantos. Al final, siempre aparece la longa manu del Opus, instrumento de los salvajes supremacistas de la oligarquía catalana que ahora nos amenazan descaradamente con hacer un atentado real en Madrid -con sangre, no como la performance siniestra de Barcelona.

  5. Esteban, veo que acabas de enterarte ahora mismo de todo lo que se tramó, y se ha tramado durante décadas para acoplar la iglesia al modernismo por parte de un grupo de cardenales que, aunque no lo creas, tenían (y siguen teniendo) un enorme poder. Es bueno que antes de comentar, leas, contrastes información, acudas a archivos que hablan de esto y te informes en caso de no conocer el tema. Es evidente que el comentario que haces es que hablas por hablar, y comentas por comentar. No me parece serio que tú mismo quedes en evidencia al mostrar que realmente no tienes idea de lo que estas comentando.

  6. Que Dios le perdone a O’connor todo el daño que ha hecho a la Iglesia y todas las almas que se han condenado eternamente por su culpa. Le perdone, o no, segú su justo juicio.

  7. Tarde o temprano hemos de dejarlo todo queramos o no ; porque nada nos pertenece. Porque como decía S. Agustín ¿Qué tienes que no te haya sido dado?. Este cardenal ha acumulado poder terrenal y lo ha usado, entre otras cosas, para pactar la elección de un Papa, elección que, por voluntad de Dios, debe ser únicamente fruto de la inspiración del Espíritu Santo. Se ha enfrentado a Dios. Y ahora, ante Dios, debe rendir cuentas de su vida y de su sacerdocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles