Infovaticana
Los conservadores británicos intentan imponer el aborto libre en Irlanda del Norte
a2

Los conservadores británicos intentan imponer el aborto libre en Irlanda del Norte

Julio Llorente
11 Agosto, 2017

Así lo ha asegurado la primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, se ha comprometido a hacer cuanto esté en su mano para impedir que se salgan con la suya.

En Irlanda del Norte, la Ley del Aborto de 1967 (que legalizó en Reino Unido este crimen moral) es papel mojado. Y es que en esta provincia autónoma la eufemísticamente llamada ‘interrupción voluntaria del embarazo’ sólo está permitida en dos supuestos: cuando peligra la vida de la madre y cuando existe un riesgo permanente para su salud mental o física. No obstante, hay quienes conspiran para que esta situación cambie.

Así lo ha asegurado la primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, quien, en un encuentro con responsables de la campaña ‘Precious Life’, ha reconocido estar recibiendo diarias prisiones del Gobierno británico para cambiar las leyes pro-vida que rigen la provincia autónoma: ‘Irlanda del Norte está claramente bajo presión para cambiar sus leyes pro-vida’.

En cualquier caso, Foster, del Partido Unionista Demócrata, se ha comprometido a hacer cuanto esté en su mano para impedir que el Gobierno de Reino Unido se salga con la suya e imponga una ley de aborto libre en Irlanda del Norte. ‘El DUP hará cuanto pueda para salvaguardar nuestras leyes actuales y proteger a los más vulnerables de nuestra sociedad’.

Cabe recordar, con afán contextualizar mejor el conflicto entre el partido norirlandés y el ejecutivo británico, el Partido Unionista Demócrata de Irlanda del Norte accedió en junio a formar parte del debilitado Gobierno conservador de Theresa May y que, desde entonces, es sometido a un mayor escutrinio público. De este modo, han sido ingentes los comentaristas y políticos progresistas que han arremetido contra el DUP por su contraria postura al aborto y al matrimonio civil entre personas del mismo sexo.

Esta presión que padece el ejecutivo de Irlanda del Norte ha llegado a materializarse en leyes. Así, el ministerio de Igualdad de Reino Unido, liderado por Justine Greening, ha promulgado una norma que permite a las mujeres norirlandesas abortar de modo gratuito en Inglaterra a través del Servicio Nacional de Salud NHS.

Tal y como recoge Infocatólica en un artículo publicado recientemente, el Gobierno conservador de Theresa May – y, por tanto, el Partido Conservador británico – está impulsando el aborto, la agenda LGTB, el adoctrinamiento en la ideología de género desde la más tierna infancia y una encarnizada persecución a quienes disientan de estas ideas (incluidas iglesias y colegios). Es por ello por que el DUP, un partido protestante y en cierto sentido anticatólico, está recibiendo en las últimas elecciones un mayor número de votos de católicos: es el último valladar en territorio británico frente a la dictadura del relativismo.

Julio Llorente


ONE COMMENT ON THIS POST To “Los conservadores británicos intentan imponer el aborto libre en Irlanda del Norte”

  1. Echenique dice:

    PRIMERA MINISTRA DE LA PROVINCIA AUTÓNOMA BRITÁNICA
    Arlene Foster hará todo lo que esté en su mano para impedir el aborto libre en Irlanda del Norte
    La primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, ha asegurado que su administración hará «todo lo que esté a su alcance» para resistirse a las presiones del gobierno británico para cambiar las estrictas leyes contra el aborto de la provincia.

    11/08/17 9:13 AM
    (Catholic Herald/InfoCatólica) En una reunión con los responsables de la campaña pro-vida Precious Life, la Sra. Foster se comprometió a proteger las leyes de Irlanda del Norte, enfocándose además en la mejora de la atención de los centros hospitalarios donde se atienden a los recién nacidos y sus madres.

    El Partido Uniónista Demócrata de Irlanda del Norte (DUP, por sus siglas en inglés) es objeto de un creciente escrutinio en el resto del Reino Unidos después de acceder a apoyar al debilitado gobierno conservador de Theresa May tras las elecciones de junio.

    Los comentaristas y políticos de izquierda han criticado duramente la oposición del DUP al aborto y al matrimonio civil entre personas del mismo sexo, pero el partido norirlandés se mantiene firme y se ha negado a aceptar esas cuestiones en su región autónoma.

    La Ley de Aborto de 1967, que legalizaba la práctica en Gran Bretaña, nunca se aplicó en Irlanda del Norte, que sólo permite abortar cuando peligra la vida de la mujer, o existe un riesgo permanente o grave para su salud mental o física.

    Recientemente, la ministra de igualdad del gobierno británico, Justine Greening, anunció que las mujeres de Irlanda del Norte que viajen a Inglaterra para abortar podrán hacerlo gratuitamente a través del Servicio Nacional de Salud NHS. Los partidarios del aborto también quieren que el gobierno financie los vuelos a territorio inglés.

    Precious Life ha explicado en un comunicado que la Sra. Foster reconoció que Irlanda del Norte «está claraamente bajo presión para cambiar sus leyes pro-vida». Sin embargo «nos aseguró firmemente que el DUP hará» todo lo que esté en su poder «para salvaguardar nuestras leyes actuales y proteger los más vulnerables de nuestra sociedad».

    Tradicionalmente, el DUP es un partido protestante radical y anticatólico. Sin embargo, algunos católicos están empezando a votar a dichas siglas como la única opción para defender la enseñanza social tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a InfoVaticana


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: