PUBLICIDAD

‘A quien me sirva, el Padre le honrará’

|

Jn 12, 24-26

En verdad, en verdad os digo que si el grano de trigo no muere al caer en tierra, queda infecundo; pero si muere, produce mucho fruto.

El que ama su vida la perderá, y el que aborrece su vida en este mundo, la guardará para la vida eterna.

Si alguien me sirve, que me siga, y donde yo estoy allí estará también mi servidor. Si alguien me sirve, el Padre le honrará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles