Infovaticana
Un cardenal canadiense ofrecerá funerales para eutanasiados
a3, Vida

Un cardenal canadiense ofrecerá funerales para eutanasiados

Julio Llorente
2 Agosto, 2017

El cardenal Gérald Lacroix, arzobispo de Quebec y primado de Canadá, justifica su decisión preguntándose ‘quiénes somos nosotros para juzgar’. 

El cardenal Gérald Lacroix, arzobispo de Quebec y primado de Canadá, ha aseverado que no se opone a oficiar funerales de personas que eligen morir con inyección letal. De este modo, en una entrevista concedida a la revista jesuita ‘América’, el purpurado ha argüido, con afán de justificar su postura, que es difícil conocer conocer los motivos que pueden llevar a alguien a someterse a la eutanasia y que, por lo tanto, la Iglesia no debe juzgarlo.

De acuerdo con él, tienen derecho a un funeral los ancianos que optan por la eutanasia después de que, ‘enfermizos’ y ‘débiles’, hayan sido bombardeados con mensajes incitándoles a acabar de manera artificial con su existencia. ‘¿Quiénes somos nosotros para juzgar? Lo hacemos lo mejor que podemos y dejamos el resto al Señor. Si Él nos acusa de ser demasiado misericordiosos, bien, podré sobrellevarlo’, ha asegurado el cardenal Lacroix, quien parece haber decidido abrazar el relativismo. Al menos en esta cuestión.

En cualquier caso, el prelado no considera que todos los eutanasiados tengan el derecho a exequias eclesiásticas. No en vano, desde su punto de vista, éstas deben negarse a aquellas personas que durante su existencia hayan propugnado públicamente la eutanasia legal.

¿Qué dice el Derecho Canónico al respecto?

Para juzgar adecuadamente las palabras del primado de Canadá, hemos de atender al Código de Derecho Danónico del año 1983, que, promulgado por el Papa Juan Pablo II, establece que se debe privar de las exequias eclesiásticas y de la Misa exequial a las siguientes personas:

1. A los notoriamente apóstatas, herejes o cismáticos.

2. A los que pidieron la cremación de su cadáver por razones contrarias a la fe cristiana.

3. A los demás pecadores manifiestos, a quienes no pueden concederse las exequias eclesiásticas sin escándalo público de los fieles.

Como puede apreciarse, no se recoge, al menos explícitamente, el suicidio entre los motivos de privación de las exequias eclesiásticas. En cualquier caso, como asegura el experto en derecho canónico Edward Peters, no deberían equipararse suicidio y eutanasia. Constituyendo el suicidio un pecado objetivamente grave, es difícil tener la certeza de que los suicidas – sobre todo cuando su acto es repentino – reparan en el carácter pecaminoso de su acción. En cambio, quienes acaban con su existencia sirviéndose de procedimientos estatales dejan a los ministros exiguas opciones de interpretar cosa diferente a que se mataron con manifiesto conocimiento y conciencia de sus actos.

¿Qué decía antes el Derecho Canónico sobre el suicidio?

En tiempos anteriores a 1983, la Iglesia sí contemplaba el suicidio como causa de privación de las exequias eclesiásticas y de la Misa exequial. Así, en su canon 1240, el Código de Derecho Canónico de 1917 añadía a los tres casos citados anteriormente el de las personas que ‘con libertad y dominio de sus facultades se matará a sí mismo’.

Es ésta una disposición que ha venido manteniéndose de manera ininterrumpida desde el S. VI. Y es que el Concilio de Braga (563) ya privaba de exequias eclesiásticas y Misas exequiales a los suicidas en su canon 15.

Julio Llorente


7 COMMENTS ON THIS POST To “Un cardenal canadiense ofrecerá funerales para eutanasiados”

  1. Teresa dice:

    El abismo se menciona 5 veces en el Apocalipsis.

    El que quita la vida o el que se quita la vida cae en ese abismo de dolor..el infierno ..que en esta Tierra es imperceptible sino cuando morimos a esta primera vida

    Dejando sin lugar y tiempo al enfermo que pide la muerte a que pueda arrepentirse de revelarse ante el Creador para quitarse la vida cuando la vida solo le pertenece a Dios.pues con una inyeccion letal lo duermen y dejan inconsciente…no le permiten reflexionar y pedir perdon por el crimen

    Un equipo medico tambien puede seguir el protocolo legal pata arrebatar la vida de un inocente.. de un enfermo sin que este tenga conciencia por acuerdo con la familia a la que presionan con argumentos de que asi no sufrira su pariente.. y aunque la muerte provocada tiene apariencia de inocua es un ascesinato con alevosia y ventaja.. y desde el punto de vista espiritual quienes matan dejan de tener Vida en su alma tanto medicos como parientes y al morir sin vida ni gracia estan condenados a la muerte eterna que no es la aniquilacion que dice el Papa Francisco..el alma no desaparece sino que sufre una tristeza indesible cayendo en un abismo sin fondo de dolor..no hay palabras para describir ..no hay posibilidad de pensar solo de sufrir! Es como escaparse de la Mano de Dios y caer y caer!

    Dice la Biblia
    Lo arrojó al abismo, y {lo} cerró y {lo} selló sobre él, para que no engañara más a las naciones, hasta que se cumplieran los mil años; después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

    Si un cardenal celebra exequias da lugar a la apoatacia para regularizar el ascesinato a enfermos..y bendecir esa decision final.

  2. Sancho dice:

    Nosotros no somos nadie para juzgar, pero si ni siquiera sabemos lo que está bien ni lo que está mal, tampoco podemos ser arzobispos ni obispos, ni siquiera sacerdotes, y menos aún cardenales. Un cristiano no debe ni puede rehuir el sufrimiento por medio del suicidio, sino ofrecerlo a Dios en unión al sacrificio de Jesucristo. Digo no puede porque no hay que olvidar que el sufrimiento de las almas, ya no en el infierno, sino en el purgatorio, es muchísimo mayor que cualquier sufrimiento en esta vida. Por supuesto, hay casos de enfermos mentales o de gente que pierde la cabeza en un momento puntual, cuya responsabilidad no es la misma que la de un cristiano que se suicida de forma plenamente consciente.

    Si se debe privar de las exequias eclesiásticas y de la Misa exequial a los que pidieron la cremación de su cadáver por razones contrarias a la fe cristiana, cuanto más a quienes pidieron la eutanasia, que es un suicidio consciente, meditado y aprobado por supuestos médicos. Esa privación es algo inevitable si se quiere confirmar en la fe cristiana, si se quiere evitar el escándalo.

  3. Teresa dice:

    INCOMPATIBILIDAD DE LA EUTANASIA CON LA SALVACION ETERNA
    santo Obispo de Chur Suiza

    EL obispo de Chur (Suiza), Mons. Vitus Huonder, ha ordenado a sus sacerdotes que denieguen los últimos sacramentos a quienes eligen morir mediante eutanasia, explicando que «en dicha circunstancia, no se dan los requisitos previos para la recepción de los sacramentos»

    10/12/16 9:41 AM

    (InfoCatólica) El prelado ha escrito una carta en la que recuerda que la eutanasia, como el asesinato, son contrarios a la ley divina y que debe quedar en la «omnipotencia de Dios el cuándo muero, cómo muero y dónde muero».

    Mons. Hounder indica que no puede haber duda alguna de que no se pueden dar sacramento alguno a quien elige morir de esa manera, aunque anima a los sacerdotes a rezar por las personas en esas circunstancias, especialmente si han perdido ya la consciencia, así como a intentar disaduirlas hasta donde les sea posible,

    El obispo pide a sus sacerdotes que expliquen a los fieles y pacientes en esa situación la incompatibilidad de la eutanasia con la salvación eterna y les exhorten a ser obedientes a la voluntad de Dios.

    Infocatolica

  4. J.M.R. dice:

    ‘¿Quiénes somos nosotros para juzgar? Lo hacemos lo mejor que podemos y dejamos el resto al Señor. Si Él nos acusa de ser demasiado misericordiosos, bien, podré sobrellevarlo’, ha asegurado el cardenal Lacroix”.

    La respuesta al estilo del papa Francisco demuestra un relativismo y una dejadez doctrinal temeraria. Jesús Cristo es ejemplo de que juzgaba constantemente sobre todo, fuera o no importante para enlazarlo con el bien y el mal. Pues de ello dependía nuestra salvación. Por que no se reúnen las autoridades eclesiásticas correspondientes para dirimir sobre este aspecto y juzgar lo más conveniente según la doctrina. para la salvación de nuestra alma.

  5. teresa dice:

    Gloria Polo que sufrio varios paros cardiacos por alcance de un rayo, vio Como su alma subia al Cielo y despues de regresar del primer paro, volvio a otro alli Ella tuvo la experiencia de que los pecados cometidos por Ella eran criaturas terribles que la perseguian, despues fue bajando a inframundo alli vio a su padre en el purgatorio con el cuepo enterrado en la tierra solo dejaba libre su cabeza era debido a los adulterios y alcoholismo pero con la esperanza de haberse salvado debido a que se habia confesado casi al final de su vida de esos adulterios por intercesion de su fiel y santa esposa . Gloria Polo siguio descendiendo al inframundo hasta caer a la puerta del infierno pues casi todo su cuerpo estaba dentro y alli vio muchos JOVENES QUE SE HABIAN SUICIDADO . escucho el rechinar de dientes… San Miguel Arcangel la saco al grito de Soy Catolica saquenme de aqui… despues vino su juicio particular y la nueva oportunidad de venir al Mundo y dar testimonio

  6. Fred dice:

    La frase “quien soy yo para juzgar” es una frase engañosa e hipócrita. Los cristianos y más los obispos, tienen el deber de juzgar, no en base a su personal opinión, sino a la luz de las palabras de Cristo y del Magisterio de la Iglesia. Y si alguien comete una acción es gravemente pecaminosa (eutanasia), no se puede mirar hacia otro lado, sin caer en el escándalo y confusión de los fieles.
    Este Cardenal se autoengaña, pensando que Cristo le dirá que fue demasiado misericordioso, porque en realidad, con está acción está negando la misericordia de la conversión a los que tienen ideas suicidas. ¿Cuántos fieles van a pensar que la eutanasia no es tan grave, si un cardenal ofrece exequias católicas?

  7. PMN dice:

    No es juzgar a nadie, es ser coherente con el evangelio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a InfoVaticana


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: