Infovaticana
‘La permisividad no atrae, la permisividad repele’
a3

‘La permisividad no atrae, la permisividad repele’

INFOVATICANA
1 Agosto, 2017

Cuanto más permisiva es una Iglesia, más crisis tiene, menos gente acude a ella y más problemas tiene para sobrevivir. Es la advertencia del padre Santiago Martín al hablar de “los avales de la nueva reforma” en Magnificat.tv.

Este sacerdote comenta el último balance publicado por la Iglesia católica de Alemania sobre su situación. Los datos muestran que, tan sólo en 2016, el número de fieles que dejaron la Iglesia Católica superó las 160.000 personas.

Para el padre Santiago Martín, estos datos muestran “un desastre sin paliativos” y destaca el hecho de que quienes dejan la Iglesia en Alemania no lo hacen como muestra de rechazo a una Iglesia conservadora, sino rechazando “a una Iglesia profundamente liberal”, una Iglesia “donde las doctrinas en ruptura, una hermenéutica de ruptura del Concilio Vaticano II se han aplicado desde hace más años”.

“La permisividad no atrae, la permisividad repele”, advierte Martín, al tiempo que sostiene que “la nueva reforma está dejando las iglesias vacías allí donde se aplica con más intensidad”.

El padre Santiago Martín también alerta sobre la difusión de un concepto de “falsa misericordia”, de equívoca interpretación o discernimiento que se está haciendo que no son verdadero discernimiento ni verdadera misericordia.

INFOVATICANA


21 COMMENTS ON THIS POST To “‘La permisividad no atrae, la permisividad repele’”

  1. Espina dice:

    Y tiene toda la razón. Yo voy a la iglesia para que me digan cómo alcanzar la salvación, no para que me suelten que puedo hacer lo que me dé la gana porque lo mismo da que da lo mismo. Entre otras cosas porque si es verdad que da todo lo mismo, lo primero que voy a hacer es dejar de ir a la iglesia, ya que francamente tengo cosas mejores que hacer con mi tiempo libre que ir a escuchar las ocurrencias del cura/obispo/papa de turno.

  2. Albert L dice:

    Este es un hecho evidente: las posturas liberales y permisivas ahuyentan a los fieles. Nadie lo ignora. Es por ello que, pese a lo que digan, quienes adoptan tales posturas no buscan “atraer” fieles, sino destruir la Iglesia por la puerta de atrás. El propio Benedicto XVI advirtió de que ahora el principal peligro procede de dentro de la propia Iglesia. Estas palabras son ahora más actuales que nunca.

  3. Echenique dice:

    Se consuelan con que en 2016 abandonaron algo menos que en 2015. Cuando ya no haya fieles que puedan abandonar todavía se consolarán más. Como dice el refrán popular, el que no se consuela es porque no quiere. Por cierto, no es permisividad, es protestantización uniformemente acelerada en este desgraciado pontificado.

  4. El Obispo dice:

    Esta situación ahuyenta a los fieles y o atrae a los alejados y apóstatas que abandonaron la Iglesia en un momento de sus vidas. Es más para éste segundo grupo esa actitud y línea papal y vaticanista actual lo único que hace es fortalecerles en su situación de alejamiento y apostasía: “por qué convertirme si ya estamos salvados y si Dios en tan bueno y misericordioso y que todo lo entiende y comprende y éste camino de pecado en el que estoy es lo único que puedo ofrecer y es el que Dios me pide y aún así, y por eso, permanezco en Gracia”. Vamos que de confesión nada, para qué…

  5. J.M.R. dice:

    Al igual que cuando comemos un alimento inadecuado nos sentimos mal, el pecado tiene el mismo efecto sobre el alma y tenemos problemas de conciencia al sentirnos mal. Algunos siguen comiendo y pecando, pero van a la farmacia para para tomar unos medicamentos que les faciliten el malestar o a la iglesia que les misericordien los pecados, sin arrepentimiento ni propósito de enmienda sincera, al estilo A.L.. Pero todos sabemos que lo adecuado es no tomar los alimentos que nos dañan, ni practicar los pecados que enferman nuestra alma y conciencia.

  6. Echenique dice:

    La iglesia del todo vale lleva derecho a la siguiente conclusión : Si todo vale ¿ qué necesidad tengo yo de iglesia y de pagar a los funcionarios del todo vale ?

  7. Alejandro dice:

    Es el momento de llamar a las cosas por su nombre y se tienen que denunciar todas las tendencias modernistas y liberales, sumamente perniciosas para la Iglesia que nos dejó Jesucristo y cuyos resultados estamos comprobando por las cifras que nos facilita, P. Martín. Ánimo, necesitamos sacerdotes como usted que nos adviertan de los peligros que corremos.

  8. Teresa dice:

    No solo estan queriendo mundanizar la Iglesia…que esto es contra la esencia pues el Cuerpo Mistico no es una institucion humana para agradar a los hombres..sino para salvarlos.

    Hemos Visto una web catolica descubrio un articulo de Losservatore romano…que dice que Dios es una proyeccion de la mente humana!!

    Que locura …humanos creados renegando de Dios que dirigen el Cuerpo Mistico con su lider Francisco.

    “L´Osservatore es el periódico oficial de la Santa Sede cuyo contenido no se publicasin autorización del Papa.
    por Hemos Visto

    L’Osservatore Romano: “La religión surge del miedo y de las necesidades humanas. El Dios de la religión es la proyección de la mente del hombre, sus miedos, sus necesidades. Es un dios hipotético”

    Con las frases que dan título a esta entrada se despachaba el pasado sábado 22 de julio el jesuita -¡Cómo no!- Giulio Cirignano (quien aparece, de camuflaje, en la imagen que abre esta entrada), nada menos que en L’Osservatore Romano, diario nacional de la Ciudad del Vaticano, otrora católico y que últimamente sirve de plataforma mediática a heterodoxos de todo pelaje.

    En un lamentable artículo que algunos blogs y páginas web de temática religiosa han reproducido de forma parcial -pues la versión digital de L’Osservatore Romano no reproduce todo el artículo-, titulado “La costumbre no es fidelidad. La conversión pedida por el Papa Francisco” (Abitudine non è fedeltà. ​La conversione chiesta da Papa Francesco), reproducido sobre estas líneas, el personaje en cuestión ataca al clero católico, al que, entre otras lindezas, tacha de “inculto” y “poco iluminado”, afirmando que muchos clérigos que se oponen al Papa Francisco actúan desde una teología anticuada asociada a la Contrarreforma (al Concilio de Trento, vamos). Según él, tal teología no tiene alma y es responsable de transformar la “aventura apasionada y misteriosa de creer” en “religión” que no alcanza el nivel de una verdadera “fe”.

    “La religión surge del miedo y de las necesidades humanas […] Sin embargo, tiene esta importante limitación: el Dios de la religión es, en su mayor parte, la proyección del hombre de su mente, sus miedos, sus necesidades. Es un dios hipotético”, ha soltado el jesuita con todo desparpajo.

    Así que, ya lo saben: la mayor parte de los cardenales, obispos y sacerdotes que aceptan y predican lo que mandó el Sacrosanto y Ecuménico Concilio de Trento (dogmático), además de ser unos incultos y estar anticuados teológicamente, no tienen fe, sino que proyectan los miedos de su mente y predican a un dios inexistente. Menos mal que contamos con algunos jesuitas iluminados que nos van a abrir los ojos y nos van a revelar -que no predicar, pues eso sería proselitismo pecaminoso- la religión verdadera.

    Parece, pues, que la campaña anticatólica liderada por los jesuitas a través de los medios de comunicación vaticanos continúa, tras el reciente ataque a los católicos “integristas” estadounidenses que no votaron a la proabortista y anticristiana Hilaria Clinton y que luchan por la educación religiosa en las escuelas, contra el aborto, el homomonio o la ideología de género, en un artículo -más bien un libelo- escrito por otro jesuita de pro: Antonio Spadaro, junto al director -protestante- de la edición argentina de L’Osservatore Romano, nombrado por Francisco (ver aquí).

    ¡Ay, si San Ignacio de Loyola levantara la cabeza!

  9. Cristina dice:

    Al Obispo,
    Tal cual !
    Asi atraen a los alejados en situación irregular sin previo dolor de los pecados ni arrepentimiento !!

    Igualmente en mi circulo de familiares y amigos NADIE aun se ha convertido , todos adulan al Papa lo felicitan, se alegran de este cambio modernista… pero nadie ha vuelto a Dios..

  10. Anton dice:

    La permisividad, o tolerancia, no es más que cobardía encubierta.

  11. José dice:

    No sabía que la verdad dependiera de cuanta gente viene o va
    Tampoco sabía que la iglesia fuese una empresa buscando ampliar mercado, creía que su función era predicar la verdad
    Creo que he llegado a la conclusión que la verdadera religión es la musulmana terrorista ya que es la más radical de todas, por ahora, tenemos que ver como hacer para ser más radicales que ellos, ya que lo esencial de una religión es cuanto radicalismo acumula

  12. José dice:

    También acabo de descubrir que el aire y el sol no tiene ningún valor porque nadie paga por él, lo unico bueno es lo que hace sufrir al hombre, si una religión te exige cortarte el brazo esa es la buena, porque la religion consiste en sufrir por lo malos que somos

  13. juan dice:

    Triste que la vida eclesial de tantos consista en elegir o atacar a “corrientes” más aperturistas o permisivas contra otras conservadoras o rigoristas, que al final consisten en mirarse el ombligo o crear división. Las iglesias no están vacías por la permisividad, ni por la no permisividad. Están vacías por múltiples razones, una por cada fiel que se ha abandonado la práctica del culto, que no quiere decir que haya abandonado su fe definitivamente. A lo mejor si dicen las misas en latín vuelven encantados por la tradición secular inmutable, ¿no? La Iglesia se enfrenta a un enorme cambio social, igual que lo hace la humanidad entera, y me temo que la respuesta no será elegir entre permisividad o no, sino cambios mucho más profundos en la forma en que la Iglesia organiza el culto. Hay cosas que seguirán siendo como siempre fueron, pero otras habrán de adaptarse o cambiar, si no son esenciales. Yo creo que Francisco ha sido y es muy beneficioso para la Iglesia, para la imagen general de la Iglesia, porque es muy auténtico, porque es natural, porque es comprensivo, porque habla claro y no en rebuscadas encíclicas sobre teología avanzada, y esos son los designios de Dios. Igual que en su día fue Juan Pablo II o Benedicto. No creo que se pueda decir de ninguno que fueron malos papas. Todos en su justo momento.

  14. J.M.R. dice:

    “La religión surge del miedo y de las necesidades humanas […] Sin embargo, tiene esta importante limitación: el Dios de la religión es, en su mayor parte, la proyección del hombre de su mente, sus miedos, sus necesidades. Es un dios hipotético”, ha soltado el jesuita con todo desparpajo, Giulio Cirignano .
    No es nuevo y repite los pensamientos materialistas, pero confirma su existencia ya que no se puede proyectar una hipótesis, Jesús Cristo hablaba con Él, su Padre. Dios es real y está en todas partes, incluido nuestro interior profundo, por ello lo proyectamos como Creador, ejemplo a seguir y tenemos temor de Él cuando actuamos contra sus Leyes Naturales y Morales.

  15. María R dice:

    La Religión es el modo que tiene el hombre que ama a Dios de relacionarse con su Creador y Señor. Y el amor implica sacrificio.
    También el amor humano. Y cuando el hombre se sacrifica por amor, si este amor es correspondido, el hombre no sufre, sino que es feliz. No es el sacrificio lo que le hace feliz. Lo que le hace feliz es el amor. El amor que le eleva y le transforma. El amor por el que es capaz de hacer el sacrificio. El amor verdadero.

  16. María R dice:

    El hombre necesita de los Sacramentos para alcanzar el cielo y llegar a Dios, su fin último. Los sacramentos los administran los sacerdotes y son válidos por muy indignos que sean los sacerdotes que los administran. Rendirán cuentas ante Dios de su indignidad, pero no se desvirtúa el sacramento administrado. Necesitamos a un sacerdote para recibir el Bautismo, para realizar la Confirmación, para el perdón de los pecados en la Penitencia, para realizar la Consagración y poder así recibir la gracia santificante en la Eucaristía. Y por último, necesitamos un sacerdote para preparar nuestro encuentro definitivo con Dios, mediante la Extremaución. ¿Abandonar la Iglesia? . Tremendo error. Dios no necesita al hombre. Es el hombre quien necesita a Dios. La Iglesia la instituyó Jesucristo para nuestra salvación. Por lo tanto, es el hombre quien necesita a la Iglesia y no al revés. En el Sagrario de todas las iglesias del mundo, Cristo está real y físicamente presente. Dejar la Iglesia por los errores que puedan cometer los sacerdotes, hace daño a los que abandonan la Iglesia, no a quienes causan el abandono. Quien abandona la Iglesia por un mal sacerdote, no castiga al sacerdote sino que se castiga a sí mismo, apartándose de la gracia y del camino de la salvación.

  17. Carlos L dice:

    José: Saca usted conclusiones erróneas de las palabras del padre Santiago Martín quien en ningún momento ha dicho que la verdad dependa de cuanta gente entra o sale de la Iglesia, ni que la Iglesia sea como un mercado que debe ampliarse, ni ha negado que la función (una de ellas) de la Iglesia sea predicar la verdad.
    Lo que se deduce de las palabras de Santiago Martín es más bien que, precisamente porque la Iglesia debe ser fiel a la verdad, debe evitar que la permisividad entre en contradicción con las palabras de Jesucristo y con las enseñanzas de los doctores de la Iglesia (depuradas por los siglos y que es necio cambiar de un plumazo).
    Además, no hay que confundir la “permisividad” (que implica diluir las creencias y por tanto los fundamentos, siendo destructivo para cualquier institución como demuestran las bajas de la iglesia alemana) con el “perdonar, ayudar y no juzgar (intenciones)” a los que son infieles a aquello en lo que creen o creían (siendo dicha “afabilidad”, que no “permisividad”, algo positivo que siempre ha sido defendido por la Iglesia desde su fundación por Jesucristo).
    La Iglesia no debe ser permisiva en su defensa de la verdad y de la Fe (y en ese sentido le admito que debe ser radical) pero debe ser comprensiva (o misericordiosa) con sus miembros. Y esa radicalidad con la verdad y la Fe protege a la Iglesia de caer en fundamentalismos terroristas, entre otras cosas porque nuestra Fe nos dice que el “no matarás” es un mandamiento de Dios.

  18. Alberto dice:

    juan:

    Bastante de acuerdo con tu comentario; los problemas de relieve no se resuelven con las etiquetas “conservador”, “progresista”, “permisiva” o “rigorista”.
    Quizá la cuestión fundamental es si hay procesos serios que lleven realmente a un encuentro con Cristo vivo; lo demás será bastante secundario; formas, disciplinas, leyes, tradiciones, envoltorios, maneras, estilos, etc, etc, si no están al servicio de lo fundamental no hacemos nada.

  19. Macabeo dice:

    José : No eres más tonto porque no entrenas lo suficiente . Si los sofismas que empleas son lo máximo que puedes dar, en fin, poco podemos esperar. Suponiendo que sepas lo que es un sofisma, que es mucho suponer. Deja ya de decir estupideces, por favor. Déjalo ya. Estas discusiones son para gente normal, no para troles que solo quieren incordiar, como tú.

  20. Alberto dice:

    Tambien sería bueno que delimitáramos claramente que entendemos por el término “permisividad”; porque si vamos a lo que es nuestra pastoral habitual habría que decir que tanto el bautismo, como la comunión y la confirmación (y muchas bodas-sacramento) son un auténtico coladero de gente que no está preparada para asumir lo que suponen estos sacramentos; ¿eso no es permisividad?
    Y sin embargo seguimos haciendo lo mismo año tras año. No sería descabellado hacer una evaluación de los candidatos a estos sacramentos ¿queremos hacerlo? Pues no, no vaya a ser que solo un 10% pase el escrutinio por decirlo de alguna forma. Y esto la Iglesia lo sabe, pero miramos para otro lado.
    Hablando de permisividad me gustaría que el Padre Santiago Martín dijera algo de esto, de la misma forma que muchos profesores de religión ponen las notas que ponen para dejar contenta a la “clientela” y que no dejen de matricularse a la asignatura. A fin de cuentas, ellos defienden su trabajo y hacen bien, ¿pero esto no es permisividad?

  21. Echenique dice:

    Permisividad es, por ejemplo, decir que el budismo zen, que no cree en ningún Ser personal, va bien para el cristiano. Es de locos o de malvados ? http://www.affaritaliani.it/mediatech/papa-francesco-sdogana-il-buddismo-zen-493487.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a InfoVaticana


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: