Francia rinde homenaje al sacerdote Jacques Hamel en el primer aniversario de su martirio

|

Saint Étienne du Rouvray ha sido el escenario de los actos de conmemoración del primer aniversario del asesinato del Padre Hamel, degollado por dos yihadistas mientras celebraba misa.

La mañana del 26 de julio de 2016, el sacerdote de 86 años Jacques Hamel fue asesinado a manos de dos yihadistas. En el primer aniversario de su muerte, Francia ha querido rendir homenaje a este sacerdote mártir que fue degollado mientras celebraba misa en la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, en Normandía.

Saint Étienne du Rouvray ha sido también el escenario de los actos de conmemoración del primer aniversario del asesinato del Padre Hamel, homenaje que ha contado con la presencia del presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el primer ministro, Edouard Philippe.

Los actos de homenaje comenzaron con una misa celebrada en la iglesia en la que Jacques Hamel «habló en el lenguaje del amor» y en la que «fue silenciado» hace un año, como ha recordado el arzobispo de Rouen, Dominique Lebrun, al inicio de su homilía.

El arzobispo de Rouen también ha subrayado que «el Padre Jacques no murió solo» sino que «murió con Jesús después de haber pronunciado las palabras en el altar: ‘Este es mi cuerpo, entregado por vosotros'».

Después de la celebración de la misa, ha tenido lugar la inauguración de un monumento por la paz y la hermandad en memoria de Jacques Hamel.

Macron agradece a la Iglesia haber encontrado ‘la fuerza del perdón’

Durante los actos, el presidente de Francia ha recordado el martirio del Padre Hamel y ha agradecido a la Iglesia y a los católicos haber encontrado en su fe la fuerza del perdón y no haber sucumbido al deseo de venganza tras el ataque yihadista.

«Al asesinar al padre Hamel al pie del altar, los dos terroristas probablemente pensaban llamar a los católicos de Francia a la venganza, pero fracasaron», ha asegurado Macron, según recoge Le Figaro.

El 13 de abril de 2017, el arzobispo de Rouen anunció la apertura del proceso de beatificación del padre Jacques Hamel. Meses antes, en septiembre de 2016, en la misa matutina celebrada en la Capilla de Santa Marta en sufragio del Padre Jacques Hamel, el Papa Francisco señaló: «Debemos rezarle, ¡es un mártir!, y los mártires son beatos, debemos rezarle.»

«Dio su vida por nosotros, dio la vida por no renegar de Jesús. Dio la vida en el mismo sacrificio de Jesús en el altar», afirmó el pontífice tras recordar las últimas palabras del Padre Hamel antes de morir: «¡Vete, Satanás!».

‘Seguiré trabajando hasta mi último aliento’: Así era el sacerdote mártir Jacques Hamel

Jacques Hamel nació en Darnétal, en la región de Alta Normandía, en el año 1930 y fue ordenado sacerdote en 1958. Su asesinato el 26 de julio de 2016 conmocionó a los vecinos de Saint Etienne du Rouvray, que relataron a los medios franceses cómo este sacerdote católico era a sus 86 años un ejemplo de entrega a la Iglesia.

“Él dirigió mi catequesis y mi preparación para el matrimonio, después se hizo cargo de la educación religiosa de mis hijas”, contaba Arnaud Paris, de 44 años, vecino de la localidad. Como él, muchos otros vecinos de Saint Etienne du Rouvray conocían bien a este sacerdote, que les había acompañado como pastor en su camino espiritual y también en los momentos difíciles.

Algunos habitantes de esta localidad francesa le recuerdan como un sacerdote con el que se podía contar en los buenos y malos momentos. “A menudo iba a verlo. Él me ayudó durante mi quimioterapia y después de que se fuera mi marido”, relataba a AFP Martine B..

“Era un hombre apasionado por lo que hacía. Sorprendía a todos por su dinamismo”, aseguraba el vicario general de la diócesis, Philippe Maheut, entrevistado pocas horas después del ataque terrorista.

El párroco de Saint Etienne du Rouvray, que en el momento del ataque se encontraba en Polonia con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud, afirmó en declaraciones a Le Figaro que Jacques Hamel era un hombre muy valiente que prefirió seguir sirviendo a los demás antes que retirarse “porque aún se sentía con fuerzas”.

Desde la parroquia de Saint Etienne du Rouvray destacan su sencillez y la austeridad con la que vivía. Asimismo, según El Mundo, sorprendía a todos por el ritmo de trabajo que llevaba a pesar de su avanzada edad. A sus 86 años, cuando le preguntaban si no preferiría retirarse, él solía responder: ‘¿Alguna vez has visto un cura retirado? Seguiré trabajando hasta mi último aliento’.

El sacerdote Augusto Moanda-Phuati, describió en Le Figaro a su compañero como “un cura valiente” que no quiso retirarse porque afirmaba que no había suficientes sacerdotes y que él podía seguir trabajando y sirviendo a la Iglesia.

Ordenado sacerdote en 1958, Jacques Hamel celebró en 2008 sus bodas de oro sacerdotales y siguió colaborando activamente con la labor de la parroquia de Saint Etienne du Rouvray hasta que el 26 de julio de 2016 fue asesinado ante el altar en el que celebraba la Santa Misa cada mañana.

Según el relato de una de las testigos del ataque, la hermana Danielle, los dos yihadistas obligaron al sacerdote a ponerse de rodillas, él intentó defenderse y fue degollado mientras sus verdugos grababan el asesinato en vídeo.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
4 comentarios en “Francia rinde homenaje al sacerdote Jacques Hamel en el primer aniversario de su martirio
  1. Quizá pese de optimismo antropológico, pero vaya si al final Macron -macrobio-va a resultar una cajita de sorpresas…….Dios quiera! Quizá se entienda su pulso de mano con Trump!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles