Infovaticana
Ciudadanos ataca a los párrocos de Boadilla lanzando una campaña de difamación contra ellos
a3

Ciudadanos ataca a los párrocos de Boadilla lanzando una campaña de difamación contra ellos

Gabriel Ariza
12 Julio, 2017

Concejales de Ciudadanos en Boadilla del Monte posan con la bandera gay criticando al Gobierno local por negarse a instalarla en el Ayuntamiento.

Cargos electos de la formación naranja acusan a estos sacerdotes de permitir propaganda del PP local en sus iglesias. Tantos ellos como sus feligreses lo niegan.

El pasado domingo un concejal de Ciudadanos, Ricardo Díaz Martín, se encontró en la calle Miguel Unamuno de Boadilla del Monte, un municipio a 14 kilómetros de Madrid, y donde se encuentra la parroquia del Santo Cristo de la Misericordia, un grupo de simpatizantes del Partido Popular de dicha localidad repartiendo un folleto con información sobre lo realizado por dicha formación en los dos últimos años en el municipio.

Dicha calle, en la que se producen picos de afluencia de gente a la hora de las Misas, es uno de los lugares donde tradicionalmente el PP, según vecinos de la localidad, la formación aprovecha para repartir su información, “siempre fuera del recinto religioso, como lo hace también en las cercanías de los parques, ejes comerciales y otras zonas donde, por diferentes razones, se concentran mayor número de vecinos”, según el PP local.

No obstante, el pasado domingo al concejal no le debió gustar, y el martes amaneció la localidad con una noticia de diario Público en la que se indicaba que los párrocos de Boadilla permiten “repatir panfletos en las iglesias”, con la única prueba de que al parecer, alguien se encontró en el banco de una iglesia un “folleto que presumía de los logros alcanzados durante los dos años de legislatura” por Antonio González Terol, alcalde de la localidad y también diputado en el Congreso a quien el ex periódico de Roures tilda de “ultracatólico” por ser caballero de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge.

Tanto los párrocos como los feligreses contactados por Infovaticana han explicado “que es lógico que cualquier vecino que recibió dicho folleto y entrara posteriormente a Misa pudiera dejárselo sin darse cuenta en el banco de la parroquia. No obstante, eso no prueba ni que se permita propaganda en las iglesias ni que la misma se haya repartido nunca dentro del recinto religioso. Son innumerables los objetos que a veces se olvidan en las iglesias después de las Misas: relojes, juguetes, bolsos, pañuelos…y hasta por lo que se ve, folletos con información política”.

El PP de la localidad ha confirmado a Infovaticana que “nunca reparten información política dentro de las iglesias, sino que siempre lo hacen fuera de los recintos religiosos, y que lo que ha hecho Ciudadanos ha sido arremeter contra los párrocos con tal de desprestigiarnos a nosotros. Eso muestra su talla moral. No obstante, no nos van amordazar, podemos repartir información en las calles, ya se encuentren en estas una parroquia, un centro comercial, una instalación municipal o un espacio deportivo porque es legal, constitucional y democrático. Damos la cara en la calle, nos ofrecemos a informar y nuestros concejales salen a que los vecinos les pregunten lo que consideren pertinente muchos fines de semana para tratar de mejorar nuestra gestión diaria”.

La polémica no se ha concentrado exclusivamente en dicho municipio. La acusación de que los párrocos son cómplices de una estrategia de colaboración con el PP no sólo ha sido vertida por el portavoz municipal de Ciudadanos en Boadilla, Ricardo Diaz, quien explicaba en Twitter que “Siento vergüenza como concejal de #Boadilla e indignación como católico por la usurpación del sentimiento religioso”, sino también por Patricia Reyes, diputada de Ciudadanos y Secretaria cuarta de la Mesa del Congreso, quien estuvo compatibilizando esta dedicación con la de edil de Boadilla durante casi un año a pesar de que la formación naranja siempre ha defendido la incompatibilidad de dos cargos públicos. La citada representante pública se rasgaba las vestiduras retwitteando la información de Público afirmando que “Esta estrategia no es tan nueva. Ya la vivimos en la campaña a las municipales. ¡Vergonzoso!”, pudiendo dar a entender incluso que esto no sólo se vivió en las iglesias de Boadilla del Monte sino también en otras localidades.

Además, el diputado de Ciudadanos Juan Trinidad y Vicepresidente Primero de la Asamblea de Madrid, también ha aportado su granito de arena a la polémica escribiendo en sus redes sociales que “tan desesperado está el PP que acude a las parroquias en busca de milagros”, una afirmación que algún feligrés de la localidad ha tildado de “ofensiva no para el PP, que eso a nosotros no nos importa, sino para aquellos que tenemos fe, pues banaliza por rédito político algunos de nuestros sentimientos más profundos”.

Este feligrés prosigue señalando que “no nos parece legítimo que se haga política arremetiendo contra las parroquias, los sacerdotes y jugando con nuestras convicciones, y es lo que ha hecho con esta campaña de difamación Ciudadanos. Si tanto les molesta que el PP reparta información en las calles donde se encuentran las iglesias, que lo hagan ellos, pero que no mientan acusando a los párrocos de una complicidad que no existe ya que los católicos tienen libertad de voto y hacen lo que quieren con él. Si no la tuvieran, el PP no repartiría información en los lugares donde se encuentran las iglesias, zonas donde los párrocos no pueden ni permitir ni impedir que se reparta publicidad ya que son lugares públicos”.

En cualquier caso, no parece que esta vaya a ser la última polémica que se vaya a producir en el municipio a cuenta de la relación entre política y religión, pues ya Ciudadanos se abstuvo de votar en contra de una moción en Boadilla presentada por la oposición de la localidad, donde se pretendía que los funcionarios no pudieran ir a trabajar con símbolos religiosos, como informó Infovaticana.

En dicha moción se exigía ·que las autoridades locales y el personal de la Administración Municipal no muestren en el ejercicio de su cargo ni de sus funciones sumisión o veneración de personas o imágenes religiosas” y solicitaba que “el Ayuntamiento se comprometa a no promover actos institucionales de carácter religioso” y a que “en los espacios municipales no exista simbología religiosa” y se pedía que “la Corporación Municipal no se encomiende a santoral, imágenes y rituales religiosos”.

Una moción que Ciudadanos no votó en contra porque, en palabras de su portavoz municipal, Ricardo Díaz, durante años profesor de la universidad CEU San Pablo, en Boadilla se producen imágenes más propias de la “España berlanguiana”, en referencia a las diferentes procesiones a las que asiste el equipo de Gobierno local.

A pesar de ello, el citado edil decidió asistir a la pasada celebración del Corpus junto al alcalde de la localidad, Antonio González Terol, como se puede ver en la siguiente foto:

Gabriel Ariza


5 COMMENTS ON THIS POST To “Ciudadanos ataca a los párrocos de Boadilla lanzando una campaña de difamación contra ellos”

  1. Francisco Antonio dice:

    Hasta ahora había votado a Ciudadanos. Mientras no exista un partido demócrata-cristiano que no se avergüence de serlo y, por ende, lo manifieste explícitamente en denominación, no volverá a acudir a las urnas…

    (Johnny-Gin)

  2. Javi dice:

    Ciudadanos es sucesor de UPyD, y por tanto, más rojo que un camión de bomberos en temas sociales. Son pro abortistas, pro legalización del cannabis y de la prostitución, pro vientres de alquiler, etc.

  3. Ana dice:

    Eso no es cierto, al salir de la Santa misa en la iglesia de los santos Apóstoles , estaba en la salida al borde de la acera , casi en la carretera el alcalde de Boadilla, estuve hablando con el , yo yo estuve hablando con el , ya había recibido en mi casa dicha información , pero dentro de la iglesia solo estaban las hojas de la parroquia. Que gente , qe forma de calumniar y ofender . Se han creído qe somos tontos? Ánimo Antonio , eres de lo mejor del PP.

  4. Javier dice:

    Aqui hay un problema de fondo grave. La Iglesia católica no es la administración religiosa del Estado sino, a todos los efectos, una institución privada. Gigante, pero privada. La cuestión interna de la neutralidad poco afecta a las exigencias de los políticos hacia una institución privada que puede hacer y decir lo que le venga en gana dentro del marco de la Ley.

  5. Rosa dice:

    No es cierto lo que aquí se está contando. Yo estuve ese día y soy testigo de todo lo ocurrido. Dos concejales del PP repartían publicidad en la entrada de la misa. Los feligreses entraron y dejaron los folletos sobre los bancos y sobre las mesas. Es lamentable que el PP haga esto. El concejal de Cs, al que podemos ver en misa de ocho y media todos los domingos, recriminó que se pusieran ahí repartiendo. Ese fue su único pecado. Estamos matando al mensajero. A Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar. Produce asco esta burda manipulación. Yo votaba al PP, pero después de esto, jamás lo haré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a InfoVaticana


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: