Última esperanza para Charlie: El hospital reabre el caso

|

Momentos de esperanza para los padres ante las últimas horas de su hijo, que va a ser asesinado por la ‘justicia’ europea. 

El centro sanitario ha pedido al Tribunal Superior de Londres, que anteriormente respaldó dejar morir al pequeño, que celebre otro juicio “a la luz de unas afirmaciones sobre la existencia de nuevas pruebas en relación con un tratamiento potencial para la dolencia” que sufre el bebé.

“Dos hospitales internacionales y sus investigadores nos han comunicado en las últimas 24 horas que tienen nuevas pruebas sobre el tratamiento experimental que proponen”, ha declarado un portavoz del centro pediátrico británico.

El hospital Great Ormond Street, donde el pequeño está ingresado, había pedido permiso para desconectarlo. El niño sufre el síndrome de depleción del ADN mitocondrial, una rara enfermedad sin cura y de la cual hay solo 16 casos en el mundo.

El hospital infantil británico Great Ormond Street anunció el viernes que examinará nuevas posibilidades para tratar a un bebé gravemente enfermo, tras las intervenciones del papa Francisco y del presidente estadounidense Donald Trump.

El hospital tenía previsto dejar de mantener en vida al bebé, Charlie Gard, tras una decisión de justicia a la que se habían opuesto los padres.

«Dos hospitales internacionales y sus investigadores nos indicaron en las últimas 24 horas que había nuevos elementos para tratamiento experimental que habían propuesto» explicó el hospital en un comunicado.

El hospital Great Ormond Street, donde el pequeño está ingresado, había pedido permiso para desconectarlo.

Los padres del pequeño, Connie Yates y Chris Gard, batallaron en las cortes para mantenerlo con vida y llevarlo a Estados Unidos para que reciba un tratamiento.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) autorizó sin embargo el 27 de junio desconectarlo de la ventilación artificial, avalando la decisión de la justicia británica.

El bebé, nacido el 4 de agosto de 2016 en Londres, padece una enfermedad genética llamada síndrome de depleción del ADN mitocondrial. Se trata de una condición poco frecuente, de la cual él tiene la variante más severa y rara.

Sólo hay 16 casos registrados en todo el mundo. Y no existe cura por ahora.

El Papa y Trump, unidos para salvarle

El Vaticano está haciendo todo lo posible por ayudar al pequeño Charlie. El pasado miércoles, después de que el hospital de Reino Unido negara al Bambino Gesù el traslado del pequeño, el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, prometió que la Santa Sede haría lo que “estuviera en sus manos” para superar los obstáculos legales que impiden el traslado de Charlie al “hospital del Papa”. La Santa Sede está cumpliendo con su promesa, pero desde Reino Unido no lo están poniendo nada fácil.

 La historia de CharlieYa conocida mundialmente, la historia de Charlie Gard es la de un bebé de 10 meses afectado de una grave y rara enfermedad llamada síndrome de agotamiento mitrocondrial. Ya desahuciado por la Sanidad británica, sus padres han conseguido recaudar más de un millón de libras para poder llevarlo a Estados Unidos, donde un tratamiento experimental podría dar esperanzas al pequeño. Sin embargo, la Justicia británica prohibió a los padres el traslado y ordenó desconectar el soporte vital de Charlie (respiración, hidratación y alimentación), sin permitir siquiera a sus padres llevarse a su hijo a casa.

Recurrido el caso hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, la justicia supranacional decidió, igual que la británica, negar a los padres de Charlie tutelar a su hijo y ordenó desconectar al pequeño. La Sanidad británica, que no ha aceptado tampoco la oferta del hospital del Papa-el Bambino Gesú- para recibir al pequeño, espera ahora la orden administrativa para dejar morir al niño.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
6 comentarios en “Última esperanza para Charlie: El hospital reabre el caso
  1. Una gran esperanza para Charlie y sus padres. Recemos todos para que Dios conceda éxito al tratamiento y pueda curarse, él y los otros enfermitos que también lo padecen. Una gran esperanza también para todos nosotros, que comprobamos con espanto como los Organismos nacionales, supranacionales y mundiales actúan como Dios, decidiendo sobre nuestras vidas. Como dice Dickens en su «Cuento de Navidad»: ¿Quién eres tú para decidir que hombres deben morir y qué hombres deben vivir?

  2. Si no le aplican la cura experimental, en Inglaterra o donde sea, al menos que le dejen morir en paz sin quitarle los sustentos vitales. Quitárselos es provocar su muerte, es matarlo, es eutanasia, que de eu, que quiere decir buena, no tiene nada.

  3. Hermosa y ehemplar la lucha por la vida de esta personoita,un ser vulnerable que depende de NUESTRO AMOR.
    INSPIRA TERNURA, DULZURA,ENTREGA.
    A TODOS nos gustaría que nuestra vVIDA se defendiera sin importar la l LUCHA HASTA EL FINAL.

  4. De acuerdo con Echenique.La EUTANASIA Sigue siendo lo que es un ASESINATO-unque la etimología de la.palabra’ derivada del griego-indique» buena muerte» .
    Aliviar el sufrimiento – que se puede con la. MEDICINA actual no justifica eliminar la vida,pkraue no somos dueños de ésta.La vida de la persona PERTENECE A DIOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles