Infovaticana
Histórico discurso de Trump en Polonia: ‘Ponemos la fe y la familia, no el gobierno y la burocracia, en el centro’
a3, Noticias, Sin categoría

Histórico discurso de Trump en Polonia: ‘Ponemos la fe y la familia, no el gobierno y la burocracia, en el centro’

INFOVATICANA
6 julio, 2017

El líder norteamericano ha mostrado su apoyo al gobierno polaco y  ha ensalzado su labor como “un ejemplo frente a otros que buscan la libertad y desean reunir el coraje y la voluntad para defender” la “civilización” occidental, mientras ha apelado a “La familia, Dios y la patria”.

Significativo discurso del presidente de EEUU, Donald Trump, en la céntrica plaza Krasinksi de Varsovia, donde se encuentra el monumento al alzamiento de la ciudad contra la ocupación nazi, símbolo de la lucha del país por su independencia.

Trump, de viaje por Europa, no ha dudado en mencionar a los principales enemigos del mundialismo – “familia, país y Dios”- y ha puesto al pueblo polaco como referencia de esos valores:  “Todos debemos luchar como los polacos por la familia, por el país y por Dios”, ha dicho el presidente, que ha añadido que Occidente “nunca desaparecerá”. “Nuestros valores permanecerán y nuestra civilización se mantendrá”.

Convencido de que la “cuestión fundamental de nuestro tiempo es si Occidente tiene la voluntad de sobrevivir” frente a las “amenazas” de “dentro y fuera” contra sus “valores”, “cultura, fe y tradición”, Trump se ha referido a la experiencia polaca: “Como nos recuerda la experiencia polaca, la defensa de Occidente descansa en último término no sólo en los medios, sino en la voluntad de prevalecer de su gente. La cuestión fundamental de nuestro tiempo es si Occidente tiene la voluntad de sobrevivir”.

Civilización occidental

Asimismo, Trump asegura que no se encuentra en Varsovia simplemente “para visitar a un antiguo aliado”, sino para mostrarlo como “un ejemplo frente a otros que buscan la libertad y desean reunir el coraje y la voluntad para defender” la “civilización” occidental.

Además, Trump afirma que “nuestra propia lucha en defensa de occidente no empieza en el campo de batalla”, sino que “empieza en nuestras mentes, en nuestra voluntades y en nuestras almas”.

Trump alerta, siempre según el texto, frente a la “burocracia” que “drena la vitalidad y la riqueza de las personas” en los países occidentales, un “peligro” “invisible”, y frente a éste reclama la “libertad individual” y la “soberanía” nacional.

“Debemos trabajar juntos para contrarrestar las fuerzas, vengan de dentro o fuera, del sur o del este, que amenazan con acabar socavando esos valores y borrar los lazos de la cultura, la fe y la tradición que nos hacen lo que somos”, apunta.

En este mismo discurso, el presidente de EEUU insta a sus aliados a acabar con el Estado Islámico (EI) y subraya que su país dará la bienvenida a quienes “compartan” sus “valores”, pero que sus fronteras estarán cerradas “al terrorismo y al extremismo”.

A continuación, el discurso íntegro, traducido por Elentir:

Hemos venido a su nación para entregar un mensaje muy importante: América ama Polonia, y América ama al pueblo polaco. (Aplausos.) Gracias.

Los polacos no sólo han enriquecido mucho esta región, sino que los polaco-americanos también han enriquecido enormemente a los Estados Unidos, y yo estaba realmente orgulloso de tener su apoyo en las elecciones de 2016. (Aplausos.)

Es un honor profundo estar en esta ciudad, ante este monumento al Levantamiento de Varsovia, y dirigirme a la nación polaca que tantas generaciones han soñado: una Polonia que es segura, fuerte y libre. (Aplausos.)

El Presidente Duda y su maravillosa Primera Dama, Agata, nos han acogido con la tremenda calidez y amabilidad por la que Polonia es conocida en todo el mundo. Gracias. (Aplausos.) Mi sincero -y quiero decir que sinceramente- agradecimiento a los dos. Y a la Primera Ministra Syzdlo, un agradecimiento muy especial también. (Aplausos.)

También nos complace que el expresidente Leck Walesa, tan famoso por dirigir el Movimiento de Solidaridad, se haya unido a nosotros también hoy. (Aplausos.) Gracias. Gracias. Gracias.

En nombre de todos los estadounidenses, permítame también dar las gracias a todo el pueblo polaco por la generosidad que ha mostrado al dar la bienvenida a nuestros soldados a su país. Estos soldados no sólo son valientes defensores de la libertad, sino también símbolos del compromiso de Estados Unidos con su seguridad y con su lugar en una Europa fuerte y democrática.

Estamos orgullosamente unidos en el escenario por soldados estadounidenses, polacos, británicos y rumanos. Gracias. (Aplausos.) Gracias. Gran trabajo.

El Presidente Duda y yo acabamos de llegar de una reunión increíblemente exitosa con los líderes que participaron en la Iniciativa Tres Mares. Para los ciudadanos de esta gran región, Estados Unidos está ansioso por expandir nuestra asociación con vosotros. Damos la bienvenida a lazos más fuertes de trabajo y comercio a medida que crecen sus economías. Y estamos comprometidos en asegurar su acceso a fuentes alternativas de energía, para que Polonia y sus vecinos nunca vuelven a ser rehenes de un solo proveedor de energía. (Aplausos.)

Señor Presidente, le felicito, junto con el Presidente de Croacia, por su liderazgo en esta iniciativa histórica de los Tres Mares. Gracias. (Aplausos.)

Esta es mi primera visita a Europa Central como Presidente, y estoy encantado de poder estar aquí en este magnífico y hermoso pedazo de tierra. Es hermoso. (Aplausos.) Polonia es el corazón geográfico de Europa, pero lo que es más importante, en el pueblo polaco vemos el alma de Europa. Vuestra nación es grande porque vuestro espíritu es grande y vuestro espíritu es fuerte. (Aplausos.)

Durante dos siglos, Polonia sufrió ataques constantes y brutales. Pero si bien Polonia pudo ser invadida y ocupada, y sus fronteras incluso borradas del mapa, nunca pudo borrarse de la historia o de vuestros corazones. En esos días oscuros, perdisteis vuestra tierra pero nunca perdisteis vuestro orgullo. (Aplausos.)

Así es, con verdadera admiración, que puedo decir hoy que desde las granjas y aldeas de vuestro campo hasta las catedrales y plazas de vuestras grandes ciudades, Polonia vive, Polonia prospera y Polonia prevalece. (Aplausos.)

A pesar de todos los esfuerzos para transformaros, oprimiros o destruiros, vosotros soportasteis y vencisteis. Sois la nación orgullosa de Copérnico -penad en eso- (aplausos)-, de Chopin, de San Juan Pablo II. Polonia es una tierra de grandes héroes. (Aplausos.) Y sois un pueblo que sabe el verdadero valor de lo que defendeis.

El triunfo del espíritu polaco durante siglos de penurias nos da toda la esperanza de un futuro en el que el bien conquista el mal y la paz logra la victoria sobre la guerra.

Para los estadounidenses, Polonia ha sido un símbolo de esperanza desde el comienzo de nuestra nación. Héroes polacos y patriotas estadounidenses lucharon juntos en nuestra Guerra de la Independencia y en las muchas guerras que siguieron. Nuestros soldados siguen sirviendo juntos hoy en Afganistán e Irak, combatiendo a los enemigos de toda civilización.

Por parte de América, nunca hemos renunciado a la libertad y la independencia como el derecho y el destino del pueblo polaco, y nunca, nunca lo haremos. (Aplausos.)

Nuestros dos países comparten un vínculo especial forjado por historias únicas y personajes nacionales. Es una comunión que sólo existe entre las personas que han luchado y sangrado y han muerto por la libertad. (Aplausos.)

Los signos de esta amistad están en la capital de nuestra nación. A pocos pasos de la Casa Blanca, hemos levantado estatuas de hombres con nombres como Pułaski y Kościuszko.(Aplausos.) Lo mismo ocurre en Varsovia, donde las señales de la calle llevan el nombre de George Washington, y un monumento se levanta a uno de los más grandes héroes del mundo, Ronald Reagan.(Aplausos.)

Y aquí estoy hoy no sólo para visitar a un viejo aliado, sino para sostenerlo como ejemplo para otros que buscan la libertad y que desean reunir el coraje y la voluntad para defender nuestra civilización. (Aplausos.) La historia de Polonia es la historia de un pueblo que nunca ha perdido la esperanza, que nunca ha sido roto, y que nunca, nunca ha olvidado quién es. (Aplausos)

EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!

PRESIDENTE TRUMP: Gracias. Muchas gracias. Gracias. Muchas gracias. Un gran honor. Esta es una nación de más de mil años de antigüedad. Sus fronteras fueron borradas por más de un siglo y sólo fueron restauradas hace un siglo.

En 1920, en el Milagro de Vístula, Polonia detuvo al ejército soviético decidido a la conquista de Europa. (Aplausos.) Luego, 19 años después en 1939, fue invadido nuevamente, esta vez por la Alemania nazi desde el oeste y la Unión Soviética desde el este. Eso es una angustia. Eso es duro.

Bajo una doble ocupación, el pueblo polaco sufrió males más allá de la descripción: la masacre del bosque de Katyn, las ocupaciones, el Holocausto, el Gueto de Varsovia y el Levantamiento del Ghetto de Varsovia, la destrucción de esta bella capital y la muerte de casi uno de cada cinco polacos. Una población judía vibrante -la más grande de Europa- se redujo a casi nada después de que los nazis sistemáticamente asesinasen a millones de ciudadanos judíos de Polonia, junto con otros innumerables, durante esa brutal ocupación.

En el verano de 1944, los ejércitos nazis y soviéticos se preparaban para una terrible y sangrienta batalla aquí en Varsovia. En medio de ese infierno en la tierra, los ciudadanos de Polonia se levantaron para defender su patria. Me siento profundamente honrado de haber sido unidos en el escenario hoy por veteranos y héroes del Levantamiento de Varsovia. (Se dirige a ellos y les aplaude. Aplausos entre el público.)

EL PÚBLICO: Corean “¡Cześć i chwała bohaterom!” (Honor y gloria a los héroes)

PRESIDENTE TRUMP: Qué gran espíritu. Saludamos su noble sacrificio y nos comprometemos a recordar siempre su lucha por Polonia y por la libertad. Gracias. Gracias. (Aplausos.)

Este monumento nos recuerda que más de 150.000 polacos murieron durante esa lucha desesperada por derrocar la opresión.

Desde el otro lado del río, las fuerzas armadas soviéticas se detuvieron y esperaron. Vieron cómo los nazis destruían sin piedad la ciudad, asesinando viciosamente a hombres, mujeres y niños. Trataron de destruir a esta nación para siempre, rompiendo su voluntad para sobrevivir.

Pero hay un coraje y una fuerza profunda en el carácter polaco que nadie podría destruir. El mártir polaco, Monseñor Michael Kozal, lo dijo bien: “Más horroroso que una derrota de las armas es un colapso del espíritu humano”.

A través de cuatro décadas de gobierno comunista, Polonia y las otras naciones cautivas de Europa sufrieron una brutal campaña para demoler la libertad, vuestra fe, vuestras leyes, vuestra historia, vuestra identidad -de hecho, la esencia misma de su cultura y su humanidad. Sin embargo, a través de todo esto, nunca perdisteis ese espíritu. (Aplausos.) Vuestros opresores trataron de romperos, pero Polonia no podía romperse. (Aplausos.)

Y cuando llegó el día 2 de junio de 1979, y un millón de polacos se reunieron alrededor de la plaza de la victoria para su primera misa con su papa polaco, ese día, todos los comunistas de Varsovia debieron saber que su sistema opresivo pronto se derrumbaría. (Aplausos.) Debieron de saberlo en el momento exacto en que el sermón del Papa Juan Pablo II, cuando un millón de hombres, mujeres y niños polacos levantaron de repente sus voces en una sola oración. Un millón de polacos no pidieron riquezas. No pidieron privilegios. En cambio, un millón de polacos cantaron tres palabras sencillas: “Queremos a Dios”. (Aplausos.)

En esas palabras, el pueblo polaco recordó la promesa de un futuro mejor. Encontraron nuevo coraje para enfrentar a sus opresores, y encontraron las palabras para declarar que Polonia sería Polonia una vez más.

Mientras estoy aquí hoy frente a esta increíble multitud, esta nación fiel, todavía podemos escuchar los ecos de esas voces a través de la historia. Su mensaje es tan verdadero hoy como siempre. El pueblo de Polonia, el pueblo de América y el pueblo de Europa todavía gritan “Queremos a Dios”. (Aplausos.)

Juntos, con el Papa Juan Pablo II, los polacos reafirmaron su identidad como nación consagrada a Dios. Y con esa poderosa declaración de quiénes sois, llegasteis a entender qué hacer y cómo vivir. Permanecisteis en solidaridad contra la opresión, contra una policía secreta sin ley, contra un sistema cruel y perverso que empobreció vuestras ciudades y vuestras almas. Y ganasteis. Polonia prevalecía. Polonia prevalecerá siempre. (Aplausos.)

EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!

PRESIDENTE TRUMP: Gracias. Vosotros fuisteis apoyados en esa victoria sobre el comunismo por una fuerte alianza de naciones libres en Occidente que desafió a la tiranía. Ahora, entre los miembros más comprometidos de la Alianza de la OTAN, Polonia ha reanudado su puesto como nación líder de una Europa fuerte, completa y libre.

Una Polonia fuerte es una bendición para las naciones de Europa, y lo saben. Una Europa fuerte es una bendición para Occidente y para el mundo. (Aplausos.) Cien años después de la entrada de las fuerzas estadounidenses en la Primera Guerra Mundial, el vínculo transatlántico entre los Estados Unidos y Europa es tan fuerte como siempre y tal vez, en muchos aspectos, incluso más fuerte.

Este continente ya no se enfrenta al espectro del comunismo. Pero hoy estamos en Occidente, y tenemos que decir que hay amenazas graves para nuestra seguridad y nuestro estilo de vida. Veis lo que está sucediendo ahí afuera. Son amenazas. Nos enfrentaremos a ellas. Ganaremos. Pero son amenazas. (Aplausos.)

EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!

PRESIDENTE TRUMP: Nos enfrentamos a otra opresiva ideología, que busca exportar el terrorismo y el extremismo en todo el mundo. América y Europa han sufrido un ataque terrorista tras otro. Vamos a hacer que se detenga. (Aplausos.)

Durante una reunión histórica en Arabia Saudita, hice un llamamiento a los líderes de más de 50 naciones musulmanas a unirse para expulsar esta amenaza que amenaza a toda la humanidad. Debemos unirnos a estos enemigos compartidos para despojarles de su territorio y su financiación, sus redes y cualquier forma de apoyo ideológico que puedan tener. Si bien siempre acogeremos a nuevos ciudadanos que comparten nuestros valores y amamos a nuestro pueblo, nuestras fronteras estarán siempre cerradas al terrorismo y al extremismo de cualquier tipo. (Aplausos.)

EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!

PRESIDENTE TRUMP: Estamos luchando duramente contra el terrorismo islámico radical, y prevaleceremos. No podemos aceptar a aquellos que rechazan nuestros valores y que usan el odio para justificar la violencia contra los inocentes.

Hoy, Occidente también se enfrenta a los poderes que buscan poner a prueba nuestra voluntad, socavan nuestra confianza y desafían nuestros intereses. Para enfrentar nuevas formas de agresión, incluyendo la propaganda, los crímenes financieros y la guerra cibernética, debemos adaptar nuestra alianza para competir de manera efectiva en nuevos caminos y en todos los nuevos campos de batalla.

Instamos a Rusia a poner fin a sus actividades desestabilizadoras en Ucrania y en otros lugares, y a su apoyo a regímenes hostiles, incluida Siria e Irán, y unirse a la comunidad de naciones responsables en nuestra lucha contra los enemigos comunes y en defensa de la civilización misma. (Aplausos.)

Por último, a ambos lados del Atlántico, nuestros ciudadanos se enfrentan a otro peligro, uno que está firmemente bajo nuestro control. Este peligro es invisible para algunos, pero familiar para los polacos: la constante escala de la burocracia gubernamental que drena la vitalidad y la riqueza de la gente. Occidente se hizo grande no debido al papeleo ya las regulaciones sino porque se permitió a la gente perseguir sus sueños y perseguir sus destinos.

Los estadounidenses, los polacos y las naciones de Europa valoran la libertad individual y la soberanía. Debemos trabajar juntos para confrontar fuerzas, tanto de dentro como de fuera, del Sur o del Este, que amenazan con el tiempo para socavar estos valores y borrar los lazos de cultura, fe y tradición que nos hacen ser quienes somos. (Aplausos.) Si no se controlan, estas fuerzas socavan nuestro valor, socavan nuestro espíritu y debilitan nuestra voluntad de defendernos a nosotros mismos y a nuestras sociedades.

Pero así como nuestros adversarios y enemigos del pasado aprendieron aquí en Polonia, sabemos que estas fuerzas también están condenadas al fracaso si queremos que fracasen. Y nosotros, de hecho, queremos que fracasen. (Aplausos.) Están condenados no sólo porque nuestra alianza es fuerte, nuestros países son resistentes y nuestro poder es inigualable. A través de todo eso, tenéis que decir que todo es verdad. Nuestros adversarios, sin embargo, están condenados porque nunca olvidaremos quiénes somos. Y si no olvidamos quiénes son, simplemente no podemos ser vencidos. Los estadounidenses nunca olvidarán. Las naciones de Europa nunca olvidarán. Somos la comunidad más rápida y más grande. No hay nada como nuestra comunidad de naciones. El mundo nunca ha conocido nada parecido a nuestra comunidad de naciones.

Escribimos sinfonías. Buscamos la innovación. Celebramos a nuestros antiguos héroes, abrazamos nuestras tradiciones y costumbres atemporales, y siempre buscamos explorar y descubrir nuevas fronteras.

Recompensamos la brillantez. Nos esforzamos por la excelencia, y apreciamos obras de arte inspiradoras que honran a Dios. Valoramos el imperio de la ley y protegemos el derecho a la libertad de palabra y a la libre expresión. (Aplausos.)

Damos poder a las mujeres como pilares de nuestra sociedad y de nuestro éxito. Ponemos la fe y la familia, no el gobierno y la burocracia, en el centro de nuestras vidas. Y discutimos todo. Lo desafiamos todo. Buscamos saberlo todo para que podamos conocernos mejor. (Aplausos.)

Y sobre todo, valoramos la dignidad de toda vida humana, protegemos los derechos de cada persona y compartimos la esperanza de que cada alma viva en libertad. Eso es lo que somos. Esos son los lazos inestimables que nos unen como naciones, como aliados y como civilización.

Lo que tenemos, lo que hemos heredado de nuestro -y lo sabeis mejor que nadie, y lo veis hoy con este increíble grupo de personas-, lo que hemos heredado de nuestros antepasados ​​nunca ha existido hasta este punto antes. Y si no lo preservamos, nunca jamás volverá a existir. Así que no podemos fallar.

Esta gran comunidad de naciones tiene algo más en común: en cada una de ellas, es el pueblo, no el poderoso, quien siempre ha formado el fundamento de la libertad y la piedra angular de nuestra defensa. La gente ha sido esa fundación aquí en Polonia -como lo fueron aquí en Varsovia-, y fueron la fundación desde muy al comienzo en América.

Nuestros ciudadanos no ganaron la libertad juntos, no sobrevivieron a los horrores juntos, no enfrentaron el mal juntos, sólo para perder nuestra libertad por una falta de orgullo y de confianza en nuestros valores. No lo hicimos y no lo haremos. Nunca retrocederemos.(Aplausos.)

EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!

PRESIDENTE TRUMP: Mientras conozcamos nuestra historia, sabremos construir nuestro futuro. Los estadounidenses saben que una fuerte alianza de naciones libres, soberanas e independientes es la mejor defensa para nuestras libertades y nuestros intereses. Es por eso que mi administración ha exigido que todos los miembros de la OTAN finalmente cumplan con su plena y justa obligación financiera.

Como resultado de esta insistencia, miles de millones de dólares han comenzado a inyectarse en la OTAN. De hecho, la gente está sorprendida. Pero miles y miles de millones de dólares más están llegando de países que, en mi opinión, no estarían pagando tan rápido.

A los que critican nuestra firme postura, quisiera señalar que los Estados Unidos no sólo han demostrado con palabras sino con sus acciones que estamos firmemente a favor del artículo 5, el compromiso de defensa mutua. (Aplausos.)

Las palabras son fáciles, pero las acciones son lo que importa. Y para vuestra propia protección -y vosotros sabéis esto, todo el mundo sabe esto, todo el mundo tiene que saber esto- Europa debe hacer más. Europa debe demostrar que cree en su futuro invirtiendo su dinero para garantizar ese futuro.

Es por eso que aplaudimos a Polonia por su decisión de avanzar esta semana al adquirir de los Estados Unidos el sistema de defensa aérea y de misiles Patriot, el mejor en cualquier parte del mundo. (Aplausos.) Esa es también la razón por la que saludamos al pueblo polaco por ser uno de los países de la OTAN que ha alcanzado realmente el punto de referencia para invertir en nuestra defensa común. Gracias. Gracias, Polonia. Debo deciros que el ejemplo que dais es verdaderamente magnífico, y aplaudimos a Polonia. Gracias. (Aplausos.)

Tenemos que recordar que nuestra defensa no es sólo un compromiso de dinero, es un compromiso de voluntad. Porque como nos recuerda la experiencia polaca, la defensa de Occidente en última instancia, descansa no sólo en los medios, sino también en la voluntad de su pueblo para prevalecer y tener éxito y obtener lo que tiene que tener. La cuestión fundamental de nuestro tiempo es si Occidente tiene la voluntad de sobrevivir. ¿Tenemos la confianza en nuestros valores para defenderlos a cualquier precio? ¿Tenemos suficiente respeto para que nuestros ciudadanos protejan nuestras fronteras? ¿Tenemos el deseo y el coraje de preservar nuestra civilización ante aquellos que la subvertirían y destruirían? (Aplausos.)

Podemos tener las economías más grandes y las armas más letales en cualquier parte de la Tierra, pero si no tenemos familias fuertes y valores fuertes, entonces seremos débiles y no sobreviviremos. (Aplausos.) Si alguien olvida la importancia crítica de estas cosas, que vayan a un país que nunca lo ha hecho. Que vengan a Polonia. (Aplausos.) Y que vengan aquí, a Varsovia, y aprendan la historia del Levantamiento de Varsovia.

Cuando lo hagan, deben aprender sobre la avenida de Jerusalén. En agosto de 1944, la avenida Jerusalem era una de las principales carreteras que discurrían hacia el este y el oeste a través de esta ciudad, tal como es hoy. El control de esa vía era crucial para ambas partes en la batalla por Varsovia. El ejército alemán lo quería como su ruta más directa para mover tropas y formar un frente muy fuerte. Y para el Ejército Nacional polaco, la capacidad de pasar al norte y al sur a través de esa calle era fundamental para mantener el centro de la ciudad, y el Levantamiento mismo, y evitar ser dividido y destruido.

Todas las noches, los polacos ponían sacos de arena en medio de un fuego de ametralladora -y era un fuego horrendo- para proteger un paso estrecho por la avenida Jerusalén. Todos los días, las fuerzas enemigas los derribaban una y otra vez. Entonces los polacos cavaron una zanja. Finalmente, construyeron una barricada. Y los valientes luchadores polacos comenzaron a fluir a través de la Avenida de Jerusalén. Ese estrecho pasadizo, de apenas unos metros de ancho, era el frágil eslabón que mantenía viva el Levantamiento.

Entre sus muros, un flujo constante de ciudadanos y luchadores por la libertad hacían sus peligrosas, simplemente peligrosas, carreras. Corrieron por esa calle, corrieron a través de esa calle, corrieron bajo esa calle -todo para defender esta ciudad. “El lado lejano estaba a varios metros de distancia”, recordó una joven polaca llamada Greta. Esa mortalidad y esa vida eran muy importantes para ella. De hecho, dijo, “El sector mortalmente peligroso de la calle estaba empapado en la sangre. Era la sangre de los mensajeros, de las chicas de enlace y de los mensajeros.”

Los francotiradores nazis disparaban contra cualquiera que cruzase. A cualquiera que se cruzase, les disparaban. Sus soldados quemaron todos los edificios de la calle, y usaron a los polacos como escudos humanos para sus tanques en su esfuerzo por capturar la avenida Jerusalén. El enemigo nunca cesó su asalto incesante en ese pequeño puesto de civilización. Y los polacos nunca cesaron su defensa.

El paso de la Avenida de Jerusalén requería protección constante, reparación y refuerzo, pero la voluntad de sus defensores no vaciló, ni siquiera ante la muerte. Y hasta los últimos días del Levantamiento, el frágil cruce nunca, nunca fracasó. Nunca se olvidó, nunca. Fue mantenido abierto por el pueblo polaco.

Los recuerdos de los que perecieron en el Levantamiento de Varsovia gritan a través de las décadas, y pocos son más claros que los recuerdos de los que murieron para construir y defender el cruce de la Avenida Jerusalén. Esos héroes nos recuerdan que Occidente fue salvado con la sangre de los patriotas; que cada generación debe levantarse y desempeñar su papel en su defensa – (aplausos) – y que cada pie de tierra, y cada pulgada de civilización, vale la pena defenderlo con tu vida.

Nuestra propia lucha por Occidente no comienza en el campo de batalla: comienza con nuestras mentes, nuestras voluntades y nuestras almas. Hoy en día, los lazos que unen nuestra civilización no son menos vitales y no exigen menos defensa que el desnudo terreno en el que la esperanza de Polonia descansó en su totalidad. Nuestra libertad, nuestra civilización y nuestra supervivencia dependen de estos vínculos de historia, cultura y memoria.

Y hoy como siempre, Polonia está en nuestro corazón, y su gente está en esa lucha.(Aplausos.) Así como Polonia no podía romperse, declaro hoy que el mundo oirá que Occidente jamás será quebrantado. Nuestros valores prevalecerán. Nuestro pueblo prosperará. Y nuestra civilización triunfará. (Aplausos.)

EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!

PRESIDENTE TRUMP: Gracias. Así que, juntos, luchemos como los polacos: por la familia, por la libertad, por el país y por Dios.

Gracias. Dios os bendiga. Dios bendiga al pueblo polaco. Dios bendiga a nuestros aliados. Y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América.

Gracias. Dios os bendiga. Muchas gracias. (Aplausos.)

INFOVATICANA


20 COMMENTS ON THIS POST To “Histórico discurso de Trump en Polonia: ‘Ponemos la fe y la familia, no el gobierno y la burocracia, en el centro’”

  1. J.M.R. dice:

    El presidente Trump es un regalo del cielo. Digo lo opuesto del papa Francisco.

  2. Mikel dice:

    De acuerdo con J.M.R., la llegada providencial de Trump a la presidencia de EEUU es fruto de la misericordia divina. El Señor bendiga y nuestra Madre del Cielo cuide a Donald Trump.

  3. Mario Enriquez dice:

    Hay que orar por Trump, para que Dios lo guie, hay muchos intereses que han sido tocados con su llegada a la presidencia de USA, eso es evidente por los ataques diarios que la prensa le lanza, buscan cualquier detalle para atacarse o burlarse, hay que orar por el.

  4. Mario Enriquez dice:

    Hay que orar por Trump, para que Dios lo guie, hay muchos intereses que han sido tocados con su llegada a la presidencia de USA, eso es evidente por los ataques diarios que la prensa le lanza, buscan cualquier detalle para atacarlo o burlarse, hay que orar por el.

  5. Carlos dice:

    Totalmente de acuerdo. Trump es un regalo del Cielo. No hay más que ver la chusma que está contra el.

  6. Fernando dice:

    Idem, coincido con los anteriores comentarios,es un regalo de Dios en estos tiempos confusos, liosos y oscuros. Hay que rezar por él porque verdaderamente está perseguido por los poderes afines a satanas. Que Dios le siga protejiendo.

  7. Francisco dice:

    “No es cristiano” dijo Bergoglio. Inmiscuyendose de manera brutal en las elecciones americanas que estaban en la disputadisima recta final de campaña.

    Y no ceso en intentar deaacreditarle.
    Pero gano, a pesar de Bergogkio y los mundialistas, gano y el mundo cambio.
    La Vida, la Familia, los Valores, la Librtad religiosa la Libertad, …, vuelven a estar en el centro del discurso y a ser las metas a conseguir.

    A pesar de alguno y de muchos, la Verdad muestra siempre su explendor, a veces por los caminos menos esperados.

  8. José dice:

    Jaja, como es la gente, al papa o algunos cardenales católicos les odian porque son aperturistas les critican el mínimo desliz, éste que ni siquiera es católico le perdonan todo porque ramalazo totalitario, se diria que hay un grupito que lo que menos le importa es lo que dijese Jesús, lo único que realmente les gusta del catolicismo es que ha sido tradicionalmente intolerante
    No pueden ni soportar alguien que no sea cien por cien católico, pero cuando aparece un personaje tan intolerante como ellos, enseguida se olvidan del Papa y se hace fans del nuevo personaje, que defiende su fe, la presbiteriana, pero eso es lo de menos, mientras defienda ka intolerancia ya va la cosa bien

  9. solodoctrina dice:

    Maravilloso, excelente discurso del Presidente Trump, demostrando su amor a la libertad y a la justicia, lo máximo a que puede aspirar todo cristiano en este mundo. Además, Trump, se ve claramente en estas palabras pronunciadas en Polonia, posee algo elemental en cualquier estadista que merezca ese apelativo, hoy escaso, esto es la visión histórica, para comprender personas y naciones. Un lujo de presidente.

  10. Blanca dice:

    Maravilloso discurso. ¡Y sin leerlo! Recemos por Trump, que tiene a todas las fuerzas satánicas en contra.

  11. Carlos dice:

    José, se le ve muy cabreado porque no gano las elecciones presidenciales de USA la Gran Abortadora Criminal del Partido Demócrata.
    Pues estate tranquilo, que con Putin también vas a pasarlo mal.
    Trump, un gran regalo del Cielo.

  12. Denisovic dice:

    Se está distanciando mucho de los “iluminattis”, y eso le puede costar muy caro. Espero equivocarme.

  13. José dice:

    Soy antiabortista y progay, no soporto a la Clinton y de hecho me cae bien este señor, pero es tan flagrante la hipocresía de los católicos defensores de la ortodoxia que uno no puede dejar de divertirse mostrámdoles que detrás de esa capa de perfección con la que ellos se envuelven solo hay un ridículo hipócrita

  14. Felicitas dice:

    José, la castidad existe y se vive por muchos católicos, que no lo van pregonando, porque no aspiran a la vanidad del mundo, sino al amor que Dios les tiene.

    Estoy de acuerdo con los hermanos que oran por la conversión profunda de Trump.
    Oremos por él, es mayor, y ahora defiende parte de la causa de Dios en el mundo.
    Unidos podemos mucho, porque el Señor es sustancialmente amor y misericordia.

  15. María R dice:

    Trump es cristiano presbiteriano y nosotros somos cristianos católicos. Todos estamos bautizados . El Dios de Trump es el Dios cristiano, que también es nuestro Dios. Los valores que Trump defiende son los valores cristianos y son por lo tanto los mismos que los nuestros. Si un hombre lucha para salvaguardar los valores cristianos de la Cultura Occidental, lo normal es que le apoyen aquellos que defienden estos mismos valores. Esto no se llama hipocresía. Esto se llama lógica y coherencia. . Y tendríamos que apoyarle aún cuando este hombre hubiera sido ateo, que no es el caso, porque también es cristiano, un cristiano valiente y comprometido con su fe y con la libertad religiosa de todos. Se ve que Trump es un hombre libre, cosa que muy pocos dirigentes del mundo pueden decir.

  16. solodoctrina dice:

    José, un catador de hipócritas a quien la hipocresía que imagina ver en los católicos le divierte, afirma que Trump defiende la intolerancia. Que lo muestre dónde, si puede. De lo contrario: José, un difamador más.

  17. José dice:

    Resulta que este señor que es presbiteriano, doctrina declarada herética por la iglesia, que está divorciado en contra del catecismo de la iglesia, que reconoció burdamente tener aventuras extramaritales, que no ha abolido el matrimonio gay, que cuando se le preguntó dijo que estaba bien, que no se confiesa ni comulga, resulta que ahora es una mezcla entre san francisco de asís y santa clara, pero si el papa, o el cardenal marx o cualquier miembro de la jerarquia católica o un laico se atreve minimamente a discrepar del catecismo católico en algo fundamental o accesorio es practicamente la reencarnación de barrabás, si eso no es hipocresía, ¿entonces que es?
    Es simplemente que os cae bien un tipo intransigente aunque no sea católico y le perdonais todo, también hay iglesias cristianas que casan gays pero esas no os gustan, son tan cristianas como trump pero no son intransigentes, en cambio el papa es católico pero no comparte vuestra intransigencia por eso no os gusta aunque esté mucho más cerca del pensamiento católico de trump.
    El señor que no ve la intransigencia de Trump, debería leer los periódicos de noticias henerales ademas de los foros católicos o presbiterianos ahora ya no se que pensar , no puedo dedicar tres meses a escribirle pruebas,

    Debo decir que me gusta trump, pero no por su intransigencia sino porque hace lo que el cree, no me gusta la gente que no piensa por si misma, también me gusta que muchos de sus asesores sean gays, pero si el papa tuviera uno solo, en estas páginas lo estarias apaleando

  18. María R dice:

    Las desafortunadas declaraciones que hizo Trump sobre las mujeres pertenecen a un video del año 2005 en un reality show de la Televisión. El video lo sacaron en medio de la campaña electoral para obligarle a que se retirara. También sacaron las fotos de su mujer durante su época de modelo, muchos años antes, igualmente para perjudicar a su marido. Eso es jugar muy sucio. Trump pidió perdón pos sus declaraciones y dijo que se encontraba fatal por haberlas hecho, pero que no se retiraba. Su mujer Melania tras escuchar el video dijo que se quedó sorprendida porque no reflejan al hombre que ella conoce. Lo que está claro es que no tienen nada más contra Trump, porque de haberlo tenido lo hubieran sacado en la campaña, es decir, no tienen un dossier de él que les permita presionarle. Eso precisamente lo que hace que Trump sea libre para decir lo que quiere. Trump se ha casado con una mujer católica y tienen un hijo. Ha cambiado y es consciente de la responsabilidad que tiene en el cargo que ocupa. Ha sido calumniado y acosado de todas las formas por la prensa y por los demócratas progresistas que, tras ganar Trump las elecciones, corrieron a cercar la Casa Blanca y a manifestarse contra él. Porque “ello ha supuesto la derrota de Hillary Clinton, de Obama, de Golman Sach, de Planned Parenhood, de George Soros y de todo el Globalismo del Nuevo Orden Mundial”( web píldoras antimasónas) y según se dice en la web maestro viejo y otras, “los masones están furiosos con la victoria de Trump y el Bildebertg le declara la guerra” En la reunión realizada en Dresde (Alemania) éste habría sido uno de los temas principàles. Fue Watson, el reportero de Infowars, el primero que alertó del descontento del Club. La campaña autofinanciada de Trump y su oposición pública a ciertos acuerdos comerciales internacionales , puso de los nervios al elitista Club. Eso sin hablar de sus palabras sobre los cambios en la OTAN”. Por cierto, como puede verse en muchas webs, Donald Traump ha renunciado a su sueldo como Presidente y cobrará 1 €, porque es el mínimo que le impone la ley. Y Trump viene Europa y en Polonia, una nación católica y heroíca que ha sufrido la invasión nazi y comunista y ha sobrevivido a ambas, habla de fe , de familia, de libertad ,de pais, de Dios “Queremos a Dios”, al Dios cristiano, es decir habla de los valores de la Europa cristiana sobre la que está asentada la cultura occidental. Y los cristianos, que estamos siendo sutíl y solapadamente perseguidos en Europa por nuestra fe, no podemos sino apoyarle en la defensa de unos valores que son los nuestros, dar gracias a Dios por habérnoslo enviado y pedir por él para que le conserve la vida, pues se está enfrentando al Poder Mundial.

  19. José dice:

    Gran parte de lo que dices sobre Trump tienes toda la razón, odio a tida esa gente que odian a trump y que mencionas, pero hay algunas cosas de trump que hay que reconocer y otras cosas que afirnas que no estoy de acuerdo, en primer lugar es un tipo que no tiene autocontrol y eso en un presidente de los estados unidos va a llevar consecuencias ademas tiene un ego mayúsculo aunque esos dos cosas no le invalidan como presidente, yoda persona tiene sus defectos y lis hay mucho peores, es algo a tener en cuenta, si mezclas eso con el odio que concita en determinados sectores puede tener consecuencias muy graves.
    Otra cosa que a mi no me parece defecto pero a ti debería es que pactara con el lobby hay republicano y no vaya a hacer nada impotante contra los gays, aparte de alguna ley sin importancia para engañar al sector filonazi de trabajadores blancos desempleados que le votaron, pero en las leyes verdaderamente importantes para que los prejucios antigays terminen no va a hacer nada, lo que gracias a Dios va a permitir que se vayan consolidando las posturas de integración, a mi me alegra pero a tí debería ponerte de los nervios.
    A los catolicos os pone de los nervios que el pp asuma la legislacion progay de la izqyierda y esto es exactamente lo que va a hacer trump
    Lo que no estoy para nada de acuerdo salvo casos aislados es que los católicos estén perseguidos por su fe, en primer lugar aclarar que estoy en contra de cualquier acto vandalico o de violencia contra cualquier católico, a la gente que actúa así debería de aplicarsele la ley, pero también hay que ser objetivo, aunque ahora la moda entre los católicos es hacerse la victima lo cierto es que por cada católica agredido o insultado hay cien gays agredidos insultados o asesinados, en gran parte por la actitud hacia ellos de la iglesia en la ae amparan los agresores. además la iglesia confunde practicar su fe con omponer su fe a todo el mundo
    En España el 100% de los partidos politicos y más del 80% de la población está a favor del matrimonio gay, pero la iglesia ataca permanente e implacablemente a los gays, continúa con que son enfermos, viciosos,… etc, los psiquiatrs, psicologos, antropologos dicen lo contrario, pero los obispos que no han estudiado nada de eso saben más, la excusa: una conspiración mundial, los que no están de acuerdo son masones.
    Entiendo que los catolicos despierten amimadversión, son minoría pero quieren imponer sus leyes, atacan continuamente a otros colectivos sin medir las consecuencias de sus palabras en contra de lo que dice la ciencia y la razón, ellos tienen la única verdad y si se les discute los demás son tontos o están comprados,
    ¿Y le sorprende que a la gente le moleste?
    ¿Se imagina que hubiera un grupo que cuando la inmensa mayoría apose a los católicos, dijese que ser católico es una enfermedad mental y un vicio y que quisiera mandarles al paiquiatra por que lo escribió un pastor de cabras en el siglo tercero?, si los psiquiatras dijesen que ser católico es normal entoces esté grupo dijese que son tontos o están vendidos al maligno? y que prtendiese que no se pudieran casar ni adoptar, con penalizaciones económicas contra los católicos, si casi cada día catolicos sufreran agresiones en lugar de reconocer la realidad este grupo siguiera concque son enfermos…etc, dandoles argumentos a lis agresores.
    No se persogue a los católicos por lo que creen o lo que practican, lo que ocurre es que hay sectores que ya están hartos de que una minorí les persiga y les acose en contra del sentido común y prtenda imponer ese acoso en toda la sociedad, lamentablemente hay quien convierte esa indignación y realiza actos que no se deben hacer, sin embargo deberías pasarte por los foros gays para ver la cantidad de asesinatos y agresiones gay que hay en todos los paises del mundo, especialmente islámicos y cristianos, eso sí que es una verdadera persecución y además totalmente inmerecida no por intentar imponer la discriminacion a otros
    Respecto de toda esos enemigos de trump que citabas al principio no tengo ninguna simpatía por ellos, tristemente tenemos que estar aliados con ellos por que los cristianos odian a los gays y no hay otra forma de conseguir justicia, si la iglesia nos hubiera abierto la puerta podríamos prescindir pero hasta que la iglesia no cambie no hay otra salida, para la iglesia solo hay un pecado, encuentras uno entre un millón de articulos contra el pecado de la vanidad, pero cada día hay un artículo, y otro, y otro y otro… contra los gays, hay mas articulos contra los gays que sobre religión, el dí que gay habla un obispo, al dia siguiente dos curas, al siguiente un laico que apenas terminó el bachillerato dsndo clases de psicologia, es una persecución implacable, es lógico que a la iglesia le pase factura, aunque la gente no debería tomarse la justicia por su mano

  20. María R dice:

    Jose : En el libro “World Crhistian Trends, los investigadores David Barret&Todd Johson, afirman que 45 millones de cristianos han sido asesinados en el siglo XX que se ha llamado “El siglo del Martirio”. La mayoría de ellos por los regímenes comunistas de Unión Soviética, Hungría, Checoslovquia, Yugoslavia, Polonia, Rumanía, Bulgaria, Albania, China, Vietnam, Camboya (Los Jémeres Rojos de Paul Pott asesinaron al 48% de los cristianos camboyanos), Laos, Corea del Norte, Guerra Civil de Mejico y Guerra Civil de España. También por los nazis en Alemania, Polonia, Francia, Italia, Holanda y Bélgica, entre ellos S. Maximiliano Kolbe sacerdote franciscano polaco asesinado en Auschwitz en 1941 y Edith Stein llamada como religiosa Santa Teresa Benedicta de la Cruz, carmelita alemana asesinada en Auschwitz (en 1942 (web Buenas Noticias .net). Muchos mátires tambien murieron y mueren en manos musulmanas. En la web de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) se lee: “Asesinatos, torturas, secuestros, esclavitud, tráfico de mujeres y niños, se repiten hoy todavía en Sudán, Arabia Saudita, Indonesia, China, Vietnam, Egipto o Corea. Los seguidores de Cristo sufren en muchos paises una feroz persecución que pasa inadvertida ¿o intencionadamente silenciada? al resto del mundo. El drama de los cristianos parece no existir(…) “Dos millones de asesinados. En Sudán desde finales del siglo XIX la población fué sometida a un proceso de islamización; hace años comenzó a exaltarse de manera extremista una guerra santa para crear una reública árabe-islámica. Ya murieron casi dos millones de cristianos El cerebro de todo esto es Haasam el Tourabi, llamado “El Maquiavelo de Jartum “quien enunció en 1989 el credo que anima esta persecución “La era del cristianismo se acabó. El 2000 será la era del Islam”. Peter Hammond experto en cuestiones sudanesas ha dicho:”Creo que se trata de la mentalidad Abc Anithing But Cristianity (todo menos cristianismo).Cuando las víctimas son los cristianos, los medios de comunicación laicos no cuentan la historia”. La intolerancia hacia los cristianos se clasifica en tres grados: Discriminación, discriminación con indicios de persecución y persecución acuciante como en Sudán, China, Egipto, India, Indonesia, Timor Oriental (..). Más tarde el acoso llegó a Islas Molucas” . La discriminación consiste en prohibir símbolos religiosos en edificios o sobre el cuerpo, el acceso a un puesto de trabajo y el culto (web Religion en libertad) . En Wikipedia se dice que las primeras persecuciones de cristianos en los tiempos modernos se dieron en la Revolución Francesa, como las llamadas Masacres de septiembre y los 191 mártires de Paris. “Se considera que el primer genocidio moderno se produjo en “La Vendée” al oeste de Francia cuando en 1793 los jacobinos anticlericales de la Revolución mataron a miles de campesinoa católicos considerándolos como contrarevolucionarios” (…) En 2001 el número de cristianos asesinado en nombre de su fe fueron 160.000 (…) en el mes de agosto de 2010, Monseñor Mario Toso, Secretario del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, declaró que los cristianos eran el grupo religioso más perseguido en el mundo. Habría según los datos en ese año, unos 200 millones de cristianos en situaciones de persecución y según un informe de las Conferencias Episcopales Europeas en torno a 100 millones. En cuanto al número de cristianos muertos anualmente por su fe, según una declaración hecha pública en junio de 2011 por Mássimo Introvigne, Representante de la Comisión para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), para la lucha contra la intolerancia y discriminación contra los cristianos, se trataria de 105.000 muertes al año. Según otro estudio, el número de asesinados anualmente durante la primera década del siglo XXI sería de 10.000 ( es decir, 100.000). Esto son cifras y datos oficiales. Yo cuando hablaba de persecución solapada me refería a lo que le sucedió por ejemplo al Dr. Leujeune un importantísimo ciéntifico católico, Padre de la Genética moderna , que perdió el Nóbel por oponerse al aborto y decirlo públicamente en una conferencia en la ONU. Hoy en día un verdadero católico, no puede acceder a un puesto importante de un Organismo, por razón de su fe. Esto ocurre en EEUU, dónde los puestos principales están ocupados por los coloquialmente llamados WASP (blanco, anglo-sajon y protestante). Por eso cuando ganó Kennedy causó sensación. En cuanto al otro tema, los católicos tenemos la obilgación de decir lo que es pecado . Hablamos tanto de este tema LGTB, porque entendemos que es este colectivo impulsado desde instancias públicas, quien quiere imponernos a los católicos y sobre todo a los niños, lo que nosotros por nuestras creencias no podemos aceptar. La ley Cifuentes es un ejemplo de ello. El tema de la homosexualidad ya lo comenté contigo y creo que quedó clara la postura de ambos.. Dices que el 100% de los partidos y el 80% de la población está a favor del matrimonio gay, aunque olvidas que hay mucha gente que por ser políticamente correcta no dice lo que verdaderamente piensa. Dices también que los católicos que somos una minoría queremos imponer lo que pensamos. Y yo quiero que me digas ¿Cómo lo imponemos? Únicamente decimos lo que pensamos en un tema religioso ¿Es que no tenemos derecho a dar nuestra opinión? ¿Es que no existe libertad religiosa en España? . Nosotros no os perseguimos, lo que nos negamos es a aceptar algo que va contra nuestra fe y que vosotros nos quereía imponer a nosotros y sobre todo a los niños, lo que es gravísimo. Lo que no entiendo es ¿Por qué os importa a vosotros, que una minoria como tú dices, digamos que es pecado?. El otro día ya lo comenté: Yo como cerdo y los musulmanes piensan que peco y yo lo respeto, porque sé que esa es su creencia, pero a mi no me importa nada lo que digan, porque mi conciencia me dice que no es así. Nunca por este motivo se me ocurriría decir que un musulman es un cristianófobo, ni se me ocurriría hacer que tomara cerdo a la fuerza, ni tampoco iría con 100.000 cristianos más delante de la mezquita a comer cerdo y a enseñarles el tocino. Esto es simplemente respeto. Te puedo asegurar que no son cristianos los que pegan a los gays. Seguramente son los machos allfa que también pegan a las mujeres y a los niños. Pero echarnos a nosostros la culpa de todo es una costumbre de los laicistas. Nerón era pagano y nos acusó de incendiar Roma.