Infovaticana
Parolin: ‘El Bambino Gesù está trabajando para resolver los problemas del pasado’
a3, Noticias

Parolin: ‘El Bambino Gesù está trabajando para resolver los problemas del pasado’

INFOVATICANA
6 julio, 2017

“Si bien en el pasado hubo problemas y quejas, el Hospital Infantil Bambino Gesú del Vaticano ahora está trabajando para resolverlos”, ha asegurado el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, quien supervisa el hospital.

En respuesta a un informe de investigación de la Associated Press, el cardenal ha explicado que había habido problemas en el hospital, pero que la actual administración del hospital, puesta en marcha en 2015, estaba haciendo un “serio esfuerzo para resolverlos”.

Associated Press informó el pasado 3 de julio que el Vaticano había creado una comisión en 2014 para estudiar las quejas y preocupaciones de los trabajadores acerca de los protocolos médicos inseguros, el hacinamiento y una cultura que promovía las prácticas que podrían obtener mayores ingresos.

Según ha informado el Catholic News Service, una auditoría externa realizada por PricewaterhouseCoopers en 2014 determinó que la misión del hospital “había sido modificada en los últimos años” al enfatizar la expansión y los ingresos sin una gobernabilidad adecuada, según Associated Press.

En enero de 2015, el Vaticano reunió un equipo para llevar a cabo una inspección in situ anunciada en el hospital. El equipo, encabezado por la hermana estadounidense Carol Keehan, hija de la caridad y presidenta y directora general de la Catholic Health Association, determinó que el informe de la comisión era infundado y elogió la calidad de la atención en el hospital.

Greg Burke, portavoz del Vaticano, confirmó en una declaración escrita el 3 de julio que “después de escuchar las quejas sobre la atención en el hospital hace tres años, la Santa Sede se movió rápida y decididamente para estudiarlas seriamente. Después de recoger la crítica, un equipo clínico fue comisionado para ver las acusaciones y visitar el hospital. El equipo encontró un nivel excepcional de atención en el hospital, y que las acusaciones eran infundadas “.

“La única nota crítica concernía el espacio inadecuado en las unidades de cuidados intensivos, algo de lo que los funcionarios del hospital son conscientes y están trabajando para mejorar”, escribió Burke. Asimismo, defendió que la iglesia “da la bienvenida a cualquier esfuerzo para ayudar a mejorar la atención en sus hospitales.Ningún hospital es perfecto, pero es falso e injusto sugerir que existen serias amenazas para la salud de los niños en Bambino Gesu”.

El Cardenal Parolin dijo a AP que algunos de los problemas reportados por el personal del hospital anterior en 2014 habían sido “verdaderamente infundados”, pero que “hubo un intento y actualmente hay un intento y un esfuerzo serio para resolver los problemas que habían sido confirmados”.

Mientras tanto, la presidenta del hospital, Mariella Enoc, explicó que el clima en el hospital se había vuelto “más sereno”. Dijo que estaba pidiendo una comunicación más abierta e instando a la gente a Presentar cualquier problema para hablar “y no mantenerlo dentro y luego hacerlo explotar”.

Enoc fue nombrada después de la dimisión de Giuseppe Profiti, que había sido presidente del hospital desde 2008. Dejó su puesto en medio de los rumores de que una cantidad significativa de dinero de la fundación que apoya el hospital se utilizó para ayudar a financiar la remodelación del apartamento del ex Secretario de Estado Cardenal Tarcisio Bertone.

Profiti y Massimo Spina, ex tesoreros del hospital, fueron sometidos a una investigación del Vaticano en relación con el caso de financiación. En noviembre de 2015, el cardenal Parolin presentó un nuevo consejo de asesores en la Fundación Bambino Gesù con un nuevo conjunto de estatutos destinados a mejorar la transparencia del organismo de recaudación de fondos.

En diciembre de 2015, el Papa Francisco estableció una comisión pontificia especial para estudiar entidades que operan en nombre de la Iglesia Católica en el campo de la atención de la salud. El cuerpo, bajo la dirección del cardenal Parolin, que también nombró a Enoc como uno de sus miembros, tiene como objetivo estudiar y proponer maneras de aumentar la eficiencia, mejorar la gobernanza y la colaboración y proteger la misión religiosa y los carismas de las clínicas, hospitales o institutos.

Cuando el Papa Francisco se reunió con el personal y los pacientes del hospital Bambino Gesù el 15 de diciembre de 2016, enfatizó cómo todos aquellos que trabajan en el campo de la salud deben ayudar a sus pacientes y estar en guardia contra la corrupción que comienza con favores especiales, propinas y sobornos. “El peor cáncer en un hospital como este es la corrupción”, dijo. “En este mundo donde hay tanto negocio involucrado en el cuidado de la salud, tantas personas son engañadas por la industria de la enfermedad, el hospital Bambino Gesù debe aprender a decir que no. Sí, todos somos pecadores. Corruptos. nunca”.

INFOVATICANA


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: