Infovaticana
Diez cosas que todo cristiano debe saber del Corpus Christi
Noticias

Diez cosas que todo cristiano debe saber del Corpus Christi

INFOVATICANA
18 junio, 2017

A lo largo de los siglos la Iglesia y los santos han animado a los fieles a amar la Eucaristía, e incluso hay quienes han dado su vida por protegerla. En la Solemnidad del “Corpus Christi” te presentamos 10 cosas que todo cristiano de saber en torno a este gran milagro:

1. Jesús instituyó la Eucaristía

Jesús reunido con sus apóstoles en la última cena instituyó el sacramento de la Eucaristía: “Tomen y coman; esto es mi cuerpo…” (Mt, 26, 26-28). De esta manera hizo partícipes de su sacerdocio a los apóstoles y les mandó que hicieran lo mismo en memoria suya.

2. Eucaristía significa “Acción de gracias”

La palabra Eucaristía, derivada del griego ε?χαριστ?α (eucharistía), significa “Acción de gracias” y se aplica a este sacramento porque nuestro Señor dio gracias a su Padre cuando la instituyó. Además, porque el Santo Sacrificio de la Misa es el mejor medio de dar gracias a Dios por sus beneficios.

3. Cristo se encuentra de forma íntegra en el Sacramento del Altar

El Concilio de Trento (siglo XVI) define claramente: “En el Santísimo Sacramento de la Eucaristía se contiene verdadera, real y sustancialmente el Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo, juntamente con su Alma y Divinidad. En realidad Cristo íntegramente”. Asimismo, en el Derecho Canónico de la Iglesia ninguna otra festividad recibe tanta atención como la Solemnidad del Corpus Christi.

4. Los sucesores de los apóstoles convierten el pan y el vino en Cuerpo y Sangre de Cristo

En la Santa Misa, los obispos y sacerdotes convierten realmente el pan y el vino en el Cuerpo y Sangre de Cristo durante la consagración; el proceso es llamado Transubstanciación. La Solemnidad del Corpus Christi es una de las cinco ocasiones en el año en que un Obispo no puede estar fuera de su diócesis, salvo por una urgente y grave razón.

5. Se debe recibir la Eucaristía al menos una vez al año

La Comunión es recibir a Jesucristo sacramentado en la Eucaristía. La Iglesia manda comulgar al menos una vez al año, en estado de gracia, y recomienda la comunión frecuente. Es muy importante recibir la Primera Comunión cuando se llega al uso de razón, con la debida preparación.

6. Para comulgar se necesita del ayuno eucarístico y confesarse

El ayuno eucarístico consiste en abstenerse de tomar cualquier alimento o bebida, al menos desde una hora antes de la Sagrada Comunión, a excepción del agua y las medicinas. Los enfermos y sus asistentes pueden comulgar aunque hayan tomado algo en la hora inmediatamente anterior. El que comulga en pecado mortal comete un grave pecado llamado sacrilegio. El que desea comulgar y está en pecado mortal no puede recibir la Comunión sin haber acudido antes al sacramento de la Penitencia, pues no basta el acto de contrición.

7. Es Mandamiento de la Iglesia asistir a Misa domingos y días de precepto

Frecuentar la Santa Misa es un acto de amor a Dios que debe brotar naturalmente de cada cristiano. Es también obligatorio asistir los domingos y feriados religiosos de precepto, a menos que se esté impedido por una causa grave.

8. La Eucaristía es alimento espiritual para enfermos y agonizantes

La Eucaristía en el Sagrario es un signo por el cual Nuestro Señor está constantemente presente en medio de su pueblo y es alimento espiritual para enfermos y moribundos. Se le debe agradecimiento, adoración y devoción a la real presencia de Cristo reservado en el Santísimo Sacramento.

9. La fiesta del Corpus Christi se celebra el jueves posterior al domingo de la Santísima Trinidad

La Solemnidad del Corpus Christi fue establecida en 1246 por el Obispo Roberto de Thorete y a sugerencia de Santa Juliana de Mont Cornillon. Después del milagro eucarístico de Bolsena, a mediados del Siglo XIII, el Papa Urbano IV expandió esta celebración a toda la Iglesia Universal en 1264 con la bula “Transiturus”, fijándola para el jueves posterior al domingo de la Santísima Trinidad. El Pontífice encomendó a Santo Tomás de Aquino que compusiera un oficio litúrgico propio e himnos que se entonan hasta nuestros días.

10. También es posible celebrarla el domingo posterior a la Santísima Trinidad 

En el Vaticano, el Corpus Christi se celebra el jueves después de la Solemnidad de la Santísima Trinidad. Mientras que en varias diócesis se traslada al domingo posterior a la Santísima Trinidad por una cuestión pastoral. El Papa San Juan Pablo II fue quien llevó la procesión anual del Corpus Christi de la Plaza de San Pedro a las calles de Roma.

INFOVATICANA


7 COMMENTS ON THIS POST To “Diez cosas que todo cristiano debe saber del Corpus Christi”

  1. ricardo dice:

    Un testimonio conmovedor es la Sagrada Forma del Monasterio de El Escorial.

  2. Teresa dice:

    El Papa Francisco elimino la fiesta del Jueves de Corpus con esa hermosisima procesion e Roma… acaba de hacerlo y aunque diga que la fiesta se traslada al Domingo estoy segura que sin procesion.

  3. Oscar Garjón Zamborán dice:

    Comulga:
    Cada mes mejor que cada año.
    Cada semana mejor que cada mes.
    Cada día mejor que cada semana.

    Cuenta la historia que en Irlanda había un líder de su pueblo oprimido y su nombre era O’Connell. Rezaba y comulgaba mucho. Cierto día, saliendo de comulgar se topó con unos conocidos que eran protestantes y le dijeron:
    -O’Connell, te hemos visto rezando ante el altar.
    – Bien ¿y qué?- les contestó sacamente el caudillo irlandés.
    -Y hemos visto también que te acercabas a comulgar.
    -Bien ¿y qué?
    -¿Pero es posible que tú creas también que Jesucristo está en esas Hostias que decís consagradas? ¿Es posible que tú te puedas imaginar que comes el Cuerpo de Cristo y bebes su Sangre?.
    O’Connell calló unos momentos, miró de arriba abajo a sus interlocutores y, al fin, les dijo fríamente:
    -Contestadme a esta pregunta: ¿Jesucristo es Dios?.
    – Evidente- contestaron los protestantes.
    – Luego…¿Jesucristo puede engañarnos?.
    -No- respondieron los protestantes.
    – Pues entonces -replicó O’Connell- no hay duda ninguna: Jesucristo está en la Hostia consagrada, porque Él mismo dijo que esto era su Cuerpo. Y tampoco hay ninguna duda de que cuando comulgo recibo el Cuerpo de Cristo, pues el Mismo dijo: “El que come mi Carne y bebe mi Sangre tendrá vida eterna” Y añadió con entereza: “No me repliquéis, porque a vosotros no os creo. Yo creo a Jesucristo”.

  4. Carlos dice:

    Gran afluencia de fieles a la procesión de hoy en Pamplona, y muy digno el acompañamiento musical del Colegio Irabia.

  5. María R dice:

    El Milagro de Lanciano (Italia) ocurrió en el año 700, cuando un monje de la Orden de S. Basilio de la Iglesia de los Santos Longinos y Domiciano, dotado de una gran cultura mundana, pero vacilante en la fe, tenía enormes dudas sobre la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, en una época dónde esta herejía era frecuente; pero rezaba constantemente pidiéndole a Dios que le librara de esta duda, por miedo a perder su vocación. Un día diciendo Misa, de espaldas a los fieles,como era normal en áquella época, vió como tras pronuciar las palabras de la Consagración, el pan y el vino se transformaban en un círculo de carne y en sangre visible. Se puso a temblar y a continuación lloró de modo incontrolado, de gozo y agradecimiento. Tras permanecer un largo rato absorto, se volvió y dijo a los fieles “¡Oh, afortunados testigos a quienes el Santísimo Dios, para destruir mi falta de fe, ha querido revelárseles, Él mismo, en este Bendito Sacramento, y hacerse visible ante nuestros ojos!. Vengan, hermanos y maravíllense ante nuestro Dios tan cerca de nosotros. Contemplen la Carne y la Sangre de Nuestro Amado Cristo”. Todos los fieles al acercarse pudieron contemplar el milagro acaecido. En 1970, los frailes menores conventuales a cuyo cargo está la Iglesia hoy llamada de S. Francisco, encargaron la realización de un análisis científico de las Reliquias a dos médicos, un eminente científico Profesor de Anatomia Patológica, Histología, Química y Microscpopía electrónica y Jefe de Servicio de los Hospitales reunidos de Arezzo, el Dr. Odoardo Linoli, y al profesor emérito de Anatomia Humana de la Universidad de Siena. Dr. Ruggero Bertellín. El informe emitido por ellos, dice: 1.-“La Carne es verdadera carne y la Sangre es verdadera sangre”.-2.- “La Carne y la Sangre pertenecen a la especie humana”.-3.- “La Carne está constituida por el tejido muscular del corazón (miocardio) y en una sección al corte puede verse el endocardio, el miocardio y el nervio vago, y por el relevante espesor del miocardio, el ventrículo cardiaco izquierdo”.-4.-“La carne es un CORAZÓN completo en su estructura esencial”.-5.-“La Sangre pertenece al grupo sanguíneo AB” (el mismo al que pertenece la sangre de la Sábana Santa).-6 “En la sangre se encontraron las proteínas normalmentre fraccionadas , siendo los porcentajes de las fracciones proteícas los correspondientes al cuadro sero-proteíco de la sangre fresca normal”.-7.-“En la sangre también se encontraron los siguientes minerales : Cloruro, Fósforo, Magnesio, Sodio, Potasio y Calcio”.-8.-“La conservación de la Carne y de la Sangre dejadas al estado natural (sin conservantes, ni ninguna sustancia química), por espacio de 12 siglos y expuestas a acción de agentes atmosféricos y biológicos, es de por sí un fenómeno extraordinario”. Tras realizar el análisis, los científicos dijeron a los monjes “Es el Verbo hecho Carne”. Se pueden ver más detalles sobre este milagro en http://www.corazones.org. Se repitieron los análisis en el año 1991, con idénticos resultados.

  6. Arturo dice:

    No cuestiono la presencia de Cristo en la hostia. Pero me llama la atención que se hagan procesiones con la custodia, que es un sol, claramente un sol, y dentro la hostia consagrada. ¿Tiene esto algo que ver con la antigua adoración pagana al sol? ¿La iglesia ha adaptado el paganismo al cristianismo? ¿o es una casualidad? ¿o es que el paganismo nunca se fue? Por favor, espero que nadie se moleste por esto, pero siempre que llega esta día me surge esta cuestión. Es simplemente curiosidad. Saludos y feliz día.

  7. Oscar Garjón Zamborán dice:

    Sr. Arturo:

    La Custodia no está representando al sol, sino que representa los rayos de luz que emanan de la Hostia Consagrada. Es -mejor dicho- la “aureola” que radia el esplendor del SANTÍSIMO CUERPO DE CRISTO. “Yo Soy la Luz del mundo” (San Juan 8, 12). La forma de la Custodia, efectivamente, parece la del sol, porque el sol es una estrella, sin embargo no tiene “”dibujo” alguno que parezca la representación del sol, sino de algo del cual emana luz. Toda Custodia, la imagen de la misma, es una “escenificación” de una emanación de luz desde un Centro que lo motiva, en este caso Jesucristo, Luz de nuestra vida.

Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: