El obispo de Astorga saluda al Papa con la situación de Vallejo Balda envuelta en misterio

|

Juan Antonio Menéndez saluda al Papa en el besamanos de la Audiencia General mientras la situación de su sacerdote, Ángel Vallejo Balda, sigue siendo una incógnita. 

El obispo de Astorga viaja al Vaticano por segunda vez en seis meses. A pesar de lo histórico de la ciudad, y de que su espectacular palacio episcopal fue diseñado por Gaudí, lo cierto es que el nombre de Astorga en la Santa Sede todavía hoy lleva la memoria hacia un nombre: Ángel Vallejo Balda, el sacerdote que se convirtió durante 2015 y 2016 en el único preso pontificio durante el año de la misericordia. Aunque riojano, Vallejo está incardinado en la diócesis de Astorga.

Pocas son las noticias que han salido sobre el sacerdote desde que el pasado mes de diciembre terminara su confinamiento en una cárcel en la Ciudad del Vaticano. No hay fotos de él, ni se sabe dónde está desarrollando su actividad pastoral y sacerdotal.

Según ha podido saber InfoVaticana, el sacerdote, prelado de Su Santidad, ha pasado una temporada en un convento de franciscanos, con los que ya convivió durante el tiempo de semilibertad en el Vaticano, y a los que les cedió algunos de sus bienes en Roma. Además, Vallejo Balda se ha dejado ver recientemente en algunos actos públicos, aunque no hay fotos. Por ejemplo, asistió el pasado 24 de mayo en la Facultad de Teología de Burgos a la presentación del último libro de d. Manuel Guerra, donde coincidió con el arzobispo de la ciudad, Fidel Herráez.

Mientras se desvela la incógnita del futuro del sacerdote, el obispo de Astorga visita el Vaticano y saluda al Papa en la Audiencia, una audiencia general en la que Francisco recordó a los asistentes que «ninguno de nosotros puede vivir sin amor».

 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
3 comentarios en “El obispo de Astorga saluda al Papa con la situación de Vallejo Balda envuelta en misterio
  1. Pues la Iglesia en España no es que esté saturada de sacerdotes. León y Astorga no son la excepción. No se puede permitir el lujo de tenerlo en dique seco. Su obispo tiene que darle un encargo pastoral ya, para que pueda ejercer el ministerio sacerdotal para el que se ordenó en su día; de otro modo se le va a olvidar

  2. Si a los Cardenales los quiere controlar hasta donde duermen y que piensan, no creo que a Mons Vallejo lo dejen suelto, a mi todo esto me suena muy muy raro….. Este sabe demasiado…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles