El Consejo de Cardenales estudia consultar a religiosos y laicos sobre los candidatos a obispos

|

Las sesiones de trabajo del C9 han estado dedicadas a profundizar en la forma en que la Curia Romana puede servir mejor a las Iglesias locales, por ejemplo, con una consulta más amplia sobre los candidatos propuestos para ser nombrados obispos.

El Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, ha informado sobre la XX reunión de los cardenales consejeros con el Papa Francisco.

El Consejo de Cardenales se ha reunido con el Papa durante tres días, del 12 al 14 de junio. En la reunión, estuvieron presentes todos los miembros del Consejo, excepto el cardenal Sean O’Malley de Boston.

Las sesiones de trabajo han estado dedicadas a profundizar en la forma en que la Curia Romana puede servir mejor a las Iglesias locales. Por ejemplo, con una consulta más amplia, compuesta también por miembros de la vida consagrada y de laicos, sobre los candidatos propuestos para ser nombrados obispos.

Entre otras propuestas, se ha analizado la posibilidad de transferir algunos poderes de los dicasterios romanos a los obispos locales o a las conferencias episcopales, con un espíritu de descentralización saludable.

Por ejemplo, la transferencia del Dicasterio para el Clero a la conferencia episcopal para el examen y la aprobación de: ordenar sacerdote a un diácono permanente no casado; nuevo matrimonio de un diácono permanente viudo; demanda de acceso a la ordenación sacerdotal de un diácono permanente viudo.

Los cardenales han efectuado ulteriores observaciones sobre los distintos dicasterios de la Curia, en particular, sobre la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

Han estudiado y releído los textos propuestos para ser presentados al Papa relativos al Dicasterio para el Diálogo Interreligioso, al Dicasterio para las Iglesias Orientales; al Dicasterio para los Textos Legislativos y a los tres tribunales: la Penitenciaría Apostólica, el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica y el Tribunal de la Rota Romana.

El cardenal George Pell ha facilitado una actualización sobre el trabajo de la Secretaría para la Economía, de la que es presidente. Se ha prestado una especial atención a los progresos realizados en el proceso de planificación de los recursos económicos y en el monitoreo de los planes financieros para el primer trimestre de 2017 que han confirmado, sustancialmente, con pocas excepciones, los datos del presupuesto. Dentro de poco comenzarán el proceso de presupuesto para el año 2018 y el de monitoreo del segundo trimestre de 2017.

El Prefecto de la Secretaría para la Comunicación, Mons. Dario Edoardo Viganò, ha presentado un informe sobre el estado de la reforma del sistema de comunicación de la Santa Sede. A continuación, ha explicado los proyectos en fase de realización del nuevo sistema de comunicación, en sintonía con lo especificado por el Santo Padre en su reciente discurso con motivo de la primera asamblea plenaria de ese dicasterio.

La próxima reunión del Consejo de Cardenales se llevará a cabo los días 11, 12 y 13 de septiembre de 2017.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
3 comentarios en “El Consejo de Cardenales estudia consultar a religiosos y laicos sobre los candidatos a obispos
  1. Pero si esto ha venido haciéndose desde hace muchos años. Por eso, por regla general, los mejores candidatos no son los finalmente elegidos.

  2. ¿ Preguntar a los laicos que conocen en el trato diario a los pastores elegibles? Desastroso, Acabarían sabiendo que los que promocionan los carreristas -hoy por mí, mañana por tí- los elegidos por aduladores, los de ideología afín a los informadores -bajo secreto pontificio, claro- los buenos para nada, quizá no deberían ser pastores en grado supremo. Los laicos informando de lo que pcurre realmente… ¡intolerable! Y además el politiqueo por medio. Porque ya se sabe que los consultados por la nunciatura -bajo secreto pontificio naturalmente- siempre pensarán en el bien de los cristianos que van a recibir alborozados a un pastor impuesto por el bien de todos, agradecidísimos por haber sido correctamente interpretados sin haberles consultado nada. Porque los consultados -casos conocemos desgraciadamente- nunca actúan por envidia, venganza, despecho o seguidismo del inquilino de Roma. Son puros. Ambrosio, Calixto, sois una anomalía; lo bueno es lo de los últimos dos siglos, ahora pendiente de reforzamiento. ¡Qué gente, Señor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles