Colombia legaliza la ‘trieja’, el ‘matrimonio’ formado por tres hombres

|

Se trata de la primera «trieja poliamorosa» de Colombia, y la segunda del mundo, algo que ha generado gran polémica en el país sudamericano, donde hace apenas un año la Corte Constitucional aprobó la unión de parejas del mismo sexo.

Los colombianos Manuel Bermúdez, Alejandro Rodríguez y Víctor Hugo Prada han constituido un «régimen de patrimonio especial de trieja» oficializado en la ciudad Medellín, que en términos jurídicos supone una sociedad patrimonial acordada por tres personas.

Los tres hombres han formado la primera «trieja poliamorosa» de Colombia, y la segunda del mundo, algo que ha generado gran polémica en el país sudamericano, donde hace apenas un año la Corte Constitucional de Colombia aprobó la unión de parejas del mismo sexo.

«Esta unión es muy diferente a un matrimonio, desde la misma constitución del contrato es muy diferente, se trata sólo de una declaración de voluntad de las partes», han explicado a Efe fuentes de la notaría.

Por su parte, Prada, uno de los protagonistas de esta «unión triple», ha explicado a los medios locales que con este paso constituyen «su triángulo sentimental en una familia poliamorosa».

«Algo que me impulsó a mí primero a realizar esto fue la propuesta de matrimonio inicial que les hice en un teatro en 2012», agregó el joven, que se unió al matrimonio ya conformado entre Bermúdez y Rodríguez en el año 2000, cuando se constituyeron como «pareja legal».

Esta unión entre los tres hombres, amparada legalmente podría haber llegado a contar con cuatro integrantes, si no fuera porque el cuarto de ellos, Alex Esnéider Zabala, falleció de cáncer de estómago en 2012.

‘Es muy lamentable la decencia moral’

Una de las principales defensoras de la institución de la familia en Colombia, la diputada Ángela Hernández, ha lamentado esta situación y defendido que «la institucionalidad de la familia tiene sentencia de muerte, por eso cada día recibe atentados como este».

«Es muy lamentable la decadencia moral a la que hemos llegado, al paso que vamos las relaciones de pedofilia y zoofilia serán normales. Los defensores de la familia estamos convocados, es tiempo de alzar la voz», concluyó la diputada.

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, en defensa de los principios no negociables y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana y la libertad de la Iglesia. No es fácil sostener un medio de comunicación que defienda libremente estos principios. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos defendiendo tu Fe. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
17 comentarios en “Colombia legaliza la ‘trieja’, el ‘matrimonio’ formado por tres hombres
  1. Ya llo dije hace años: si el estado no es quien para establecer la diferencia de sexo de los contrayentes, tampoco lo es para establecer el número o la especie zoológica de los que se casan.

  2. Ya lo dije hace años: si el estado no es quien para establecer la diferencia de sexo de los contrayentes, tampoco lo es para establecer el número o la especie zoológica de los que se casan.

  3. Natural, si se pueden casar dos personas del mismo sexo y adoptar criaturas ¿Por qué no tres y cinco y la comunidad de vecinos entera?

  4. Como dice la diputada Angel Hernández la institución de la familia tiene sentencia de muerte: Luego se legalizará la poligamia, es decir un hombre casado con varias mujeres, la poliandria, es decir una mujer casada con varios hombres, que es legal en Nepal siempre que los hombres sean hermanos, los trios y politrios heterosexuales y se acabará legalizando la pedofilia, de hecho en Irak se ha rebajado la edad de la mujer para casarse a los 9 años, y la zoofilia que ya el Tribunal Supremo de Canadá ha legalizado en parte y que también está permitida en 16 estados de EEUU y en Dinamarca, dónde al parecer existe turismo con estos fines. Es un ataque brutal a la dignidad del hombre y principalmente al segundo santuario en que el hombre se desarrolla, la familia, especialmente la familia cristiana, porque saben que es ahí dónde se inculcan los valores cristianos, dónde se transmite la fe, y dónde se adquiere el sentido transcendente de la vida. Ya dijo el Cardenal Caffarra que veía signos apocalípticos y que Lucía le había dicho que la última batalla entre Dios y Satanás se daría en el terreno de la familia.

  5. (…) Estamos en una época deplorable, en la que no hay ya más refugio contra el mal: una densa nube de pecado pesa sobre el mundo entero y veo a los hombres hacer las cosas más abominables con una tranquilidad y una indiferencia completas (…)» Beata Anne Catherine Emmerik

  6. No se trata de oponernos a cualquier iniciativa «novedosa» que les de la gana de legalizar a un grupo de «iluminados», se trata de defender la esencia de la existencia humana, sus principios biológicos-morales básicos, mas allá de cualquier religión practicada (o del mismo ateísmo).

    Recordemos que hay gente a quienes le parece una excelente idea tener relaciones sexuales con niñ@s, con animales, con cualquier elemento que pueda ser objeto de fornicación, cuando esta gente sea mayoría y empieza con rebuscados argumentos a plantear proyectos de leyes inclusivos para ellos, apelando a la «libertad» y al «amor» y a la «comprensión» y a los «nuevos tiempos», organizando grandes marchas con un buen financiamiento privado, ¿aprobaremos aquello? ¿aplicaremos el «que me importa lo que hagan y a nadie le debería importar»? ¿como permanecer inermes ante la destrucción moral de la humanidad y peor aun como aprobar barbaridades cada vez mas descaradas? cuando la ciencia haga posible transplantar la cabeza de un humano cuadrapléjico en el cuerpo agil de un mono, ¿debo aplaudirlo y aprobarlo?

    No se trata de que soy religioso y por eso me opongo, se trata de que soy un ser humano y debo oponerme a aquello que atentan con la misma esencia de la humanidad, aunque lo proponga la misma Iglesia a la que pertenezco.

  7. Todo esto tiene la lógica diabólica de que cuqando se abre la puerta ya es imparable pues no hay argumentos en la sociedad y en la política

  8. En todo caso, en tiempos de Cristo también se daban entre los romanos desviaciones bien vistas por sus practicantes, se deben rechazar enérgicamente como Cristo y la comunidad cristiana desde sus inicios lo hizo, pero no hay que dejarse turbar en el animo con provocaciones de quienes impenitentes, defienden estas desviaciones antinaturales, no debemos permitir que la ira, la impotencia, el desaliento hagan presa de nosotros (hablo de los creyentes), ya sabemos que la abominacion sera cada vez mas comun y nos va a tocar tiempos dificiles de pruebas pero con la ayuda de Dios seguiremos adelante, con ese dolor propio de quien quiere un bien para alguien que se niega a recibirlo pero con la alegria de ser fieles hij@s del Señor, a Él todo juicio porque solo Él juzga con justicia y misericordia.

  9. Yo me pregunto ¿tan difícil es debatir sobre un determinado tema exponiendo los argumentos y razones que uno desea expresar o rebatiendo áquellas ideas con lo que uno discrepa, sin tener que recurrir al insulto y a la descalificación personal? ¿Tan difícil es?

  10. El propio notario dice «Esta unión es muy diferente a un matrimonio, desde la misma constitución del contrato es muy diferente, se trata sólo de una declaración de voluntad de las partes»; en cualquier caso se trata de la legalización de una unión triple entre tres hombres, que inicialmente iba a ser cuádruple, pero uno de ellos ha muerto de cáncer, es decir de la legalización de una aberración moral. No hace falta que una persona se case con su animal para que exista zoofilia y tampoco que una persona se case con un niño para que exista pedofilia. Basta con que estas relaciones aberrantes se despenalicen o incluso se legalicen como ya está sucediendo por ejemplo en Irak, al haber rebajado la edad femenina para casarse a los 9 años, lo que se considera en muchos ámbitos una legalización de la pedofilia, pues con esta edad se es una niña, no una mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles