‘Los verdaderos amigos del Papa no son los aduladores’

|

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Gerhard Ludwig Müller, advierte del peligro de caer en una cierta ‘papolatría’ y recuerda que los verdaderos amigos del pontífice son quienes trabajan con él y con los obispos para sostener la fe.

En la presentación de su libro «Informe sobre la esperanza» en Roma, el cardenal Gerhard Ludwig Müller quiso llamar la atención acerca del hecho de que «algunos grandes enemigos de Juan Pablo II y Benedicto XVI, que han minado los fundamentos de la teología en otros periodos, ahora se han convertido a una forma de ‘papolatría’ que da un poco de miedo».

«Volvemos a la discusión del Concilio Vaticano I, con la idea de que casi todas las palabras del Papa son infalibles. Pero el Papa no es el Mesías, es el Vicario de Jesucristo, el siervo de Jesucristo», recuerda el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe en declaraciones recogidas por ACIStampa. 

Aunque «los medios ven al Papa como un personaje», el Papa Francisco recuerda siempre su deber de confirmar en la fe. Así lo defiende Müller, que subraya que «en los primeros días de su pontificado, el Papa Francisco, cuando le aplaudían decía: aplaudid a Jesús, no a mí». En opinión del purpurado, «esta es la sana perspectiva del papado.»

Müller añade que «no es bueno que la gente, leyendo algo del Papa Francisco, vayan al obispo o al párroco diciendo: ‘El Papa ha dicho….’ Porque el pastor de la parroquia es el párroco y el obispo en la diócesis, en comunión visible con el Papa.»

En este sentido, el prelado advierte de que «no se debe concentrar todo en el Papa, porque el obispo, el párroco son pastores del rebaño, no se debe caer en una cierta ‘papolatría’.»

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe también ha querido destacar que «los verdaderos amigos del Papa no son los aduladores, sino aquellos que trabajan con él, con los obispos para sostener la fe».

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, en defensa de los principios no negociables y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana y la libertad de la Iglesia. No es fácil sostener un medio de comunicación que defienda libremente estos principios. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos defendiendo tu Fe. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
5 comentarios en “‘Los verdaderos amigos del Papa no son los aduladores’
  1. Los verdaderos amigos del Papa son los enemigos de la Iglesia en realidad no pueden ser amigos
    Los colaboradores como Burkel si quieren serlo pero el Papa no quiere su ayuda.

  2. Hace tiempo que me defraudó Müller. No es de fiar. Una de cal y otra de arena, todo para seguir en su puesto. No es que no se atreva a corregir a Francisco, es que ni siquiera se atreve con el despropósito general de los jesuitas, el diablo Sosa, ni con los eutanásicos caritativos belgas ni con las monjitas abortistas irlandesas ni con la universidad católica belga que despide profesor pro vida. Es un falso. Debe marcharse ya.

  3. Me parece una explicación genial, en clara fidelidad al único magisterio de todos los tiempos. Éste es el pensamiento católico en armonía con la renovación del Vaticano II y el magisterio eclesial reciente.

  4. Aprovechando lo que bien dice el cardenal Müller, preguntas al Papa Francisco.

    ¿Ha nombrado cardenal a Omella como modo de ratificar implícitamente la infame nota de los supremacistas obispos catalanes? ¿O acaso, por pensar bien, es para darle fuerzas contra los negreros catalanes que controlan la Iglesia en Cataluña y la ponen a su servicio?

    ¿Apoya al de la Comunidad de San Egidio que explícitamente ha defendido tras su reunión con Urkullu las maléficas actuaciones de esta usando el terrorismo de estado de marca ETA para ensalzar a esta marca y robar más aún a todos los españoles? ¿El general de los jesuitas, Sosa, ha apoyado estos planes terroristas al reunirse con Urkullu?

    ¿Va a seguir el Vaticano auto destruyendo a la Iglesia en España y conspirando contra España en beneficio de Francia y las salvajes oligarquías negreras catalana y vasca, como lleva haciendo el Vaticano décadas y décadas? ¿Nos va a mandar el Vaticano a los españoles a la economía del descarte que tanto denuncia, en beneficio de los oligarcas?

    ¿Va a pedir perdón el Vaticano a las víctimas del terrorismo, como han hecho los tres obispos vascos, por lo que les han hecho tanto por omisión como por «comisión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles