PUBLICIDAD

‘La hipocresía no es el lenguaje de Jesús, no es el lenguaje de los cristianos’

|

(Radio Vaticano)– “La hipocresía no es el lenguaje de Jesús”, ni debe ser el de los cristianos, puesto que “el hipócrita es capaz de matar a una comunidad”. Lo afirmó el Santo Padre en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. El Pontífice reafirmó que siguiendo el ejemplo de Jesús, el lenguaje de los cristianos debe ser verdadero, y puso en guardia ante las tentaciones de la hipocresía y de la adulación.

Hipócritas”. En su reflexión, el Papa Francisco se detuvo en esta palabra que Jesús utiliza tantas veces para calificar a los Doctores de la Ley“Son hipócritas – observó – porque “hacen ver una cosa, pero piensan otra, como lo indica la misma etimología de la palabra”.

La hipocresía no es el lenguaje de Jesús, ni es el lenguaje de los cristianos

Estos Doctores de la Ley “hablan y juzgan”, pero piensan otra cosa. Ésta es la hipocresía, dijo el Obispo de Roma:

“Y la hipocresía no es el lenguaje de Jesús. La hipocresía no es el lenguaje de los cristianos. Un cristiano no puede ser hipócrita y un hipócrita no es cristiano. Esto es tan claro. Este es el adjetivo que Jesús más usa con esta gente: hipócrita. Veamos cómo proceden éstos. El hipócrita siempre es un adulador, en tono mayor o en tono menor, pero es un adulador”.

En efecto, éstos tratan de adular a Jesús – dijo Francisco –. “Los hipócritas – comentó – siempre comienzan con la adulación”. La adulación – prosiguió diciendo el Papa – también es “no decir una verdad, es exagerar, es hacer que aumente la vanidad”. Y recordó el caso de un sacerdote, “conocido hace mucho tiempo”, que “se bebía todas las adulaciones que le hacían, era su debilidad” – dijo –.

Jesús nos hace ver la realidad que es lo contrario de la hipocresía y de la ideología

La adulación – dijo también el Santo Padre – comienza “con la mala intención”. Es el caso propio de los Doctores de la Ley, de quienes se lee en el pasaje del Evangelio del día, que ponen a prueba a Jesús, a partir de la adulación y planteando después una pregunta para hacerlo caer en error: “¿Es justo pagar al César, es justo?”:

“El hipócrita tiene esta doble cara. Pero Jesús, conociendo su hipocresía, dice claramente: ‘¿Por qué quieren ponerme a prueba?, tráiganme un denario, quiero verlo’.  Jesús responde siempre a los hipócritas y a los ideólogos con la realidad. La realidad es así, todo lo demás es o hipocresía o ideología. Pero ésta es la realidad: tráiganme un denario. Y hace ver cómo es la realidad, responde con esa sabiduría del Señor: ‘Den al César lo que es del César – la realidad era que el denario tenía la imagen del César – y lo que es de Dios a Dios’”.

El tercer aspecto – añadió el Pontífice – “es que el lenguaje de la hipocresía es el lenguaje del engaño, es el mismo lenguaje de la serpiente a Eva, es lo mismo”. Comienza con la adulación para destruir después a las personas, incluso “arranca la personalidad y el alma de una persona. Mata a las comunidades”. “Cuando hay hipócritas en una comunidad – fue la admonición de Francisco – hay un gran peligro allí, hay un peligro muy malo”. Y recordó que el Señor Jesús  nos ha dicho: “Que su hablar sea: sí, sí, no, no. Lo superfluo procede del maligno”.

La hipocresía mata a las comunidades y hace tanto mal a la Iglesia

PUBLICIDAD

“Cuánto mal hace – dijo Francisco al concluir – la hipocresía a la Iglesia”:

“El hipócrita es capaz de matar a una comunidad. Está hablando dulcemente, está juzgando malamente a una persona. El hipócrita es un asesino. Recordemos esto: comienza con la adulación, sólo se responde con la realidad. No me vengan con estas historias, la realidad es ésta, como con la ideología, ésta es la realidad. Y al final, es el mismo lenguaje del diablo lo que siembra aquella lengua bífida en las comunidades para destruirlas. Pidamos al Señor que nos custodie para no caer en este vicio de la hipocresía, de camuflar la actitud, pero con malas intenciones. Que el Señor nos dé esta gracia: ‘Señor, que yo jamás sea hipócrita, que sepa decir la verdad y si no puedo decirla, estar callado, pero jamás, jamás, decir una hipocresía’”.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

10 comentarios en “‘La hipocresía no es el lenguaje de Jesús, no es el lenguaje de los cristianos’
  1. Hipocresía o doblez. Él alienta a los recasados y a las parejas gays….él los confirma en su pecado para que permanezcan en la doble moral.
    Y a los que practican con fidelidad la ley divina, inmutable y santa, los estigmatiza con el nombre de “fariseos”.
    Ay, Señor…este hombre es la misma contradicción!!!

  2. Este es el discernimiento de la sicologia inversa. Por qué el papa Francisco hace lo contrario de lo que predica y, con ello, da ejemplo a sus seguidores para que sigan su ejemplo. HAD LO QUE YO HAGA, PERO NO LO QUE YO DIGA, eso es lo que se deduce de sus palabras, escritos y hechos prácticos. Porque en realidad es un hipocrita muy sutil, como el humo del demonio que penetrante en la Iglesia.

  3. La mayor hipocresía es afirmar que la doctrina no cambia y, simultáneamente, introducir el divorcio católico por la puerta de atrás, la de la comunión a los divorciados adúlteros.

  4. Apunta, Francisco, que no paras de hablar y da pena oirte calificar mendazmente a religiones de paz y amor que no lo son, del carrerismo, que practican tus purpurados, de diálogo, cuando apoyas a tiranos y repruebas con la palabra y el gesto a los aliados de la civilización cristiana: “Porque desde el pequeño al grande, todos están ávidos de rapiña, desde el profeta al sacerdote, todos cometen fraude. Pretenden curar la desgracia de mi pueblo como cosa leve diciendo: ¡Paz, paz!, cuando no hay paz. Serán confundidos por haber obrado abominablemente. Y no se avergüenzan. Por eso caerán entre los que caigan” (Jer 6, 13-14). Y Jeremías no se equivocó al profetizar lo que acabó ocurriendo.

  5. ¡¡¡Por favor!!! Orwell jamás habría soñado con un ejemplo mejor de doblepensar. ¡¡¡Y van ustedes y se lo creen!!! Pero hombre… predicar pobreza y vivir como un rey es el pan nuestro de cada día de los católicos. Desde la ropa de los domingos, iglesias con figuras de oro, etc, etc… ¿Dónde está la pobreza y la humildad que predica la Iglesia? Si Cristo naciese hoy sería de izquierdas, radical.

    Sólo hay que oír a los católicos, expertos en adoctrinar a las pobres criaturas, quejarse cuando son otros quienes adoctrinan… En fin.

  6. Demanda. Ya basta de la idiologia del pobrismo y la teología de la liberación, defendida y promovida por el papa Francisco. Que tiene que ver el ir vestido con tus mejores prendas a la casa del Señor o vivir lo mejor posible del esfuerzo de tu trabajo, legal y honestamente para ser un católico humilde y solidario en la medida de tus posibilidades con el prójimo.
    Jesús Cristo hablaba, se reunia y curaba tanto el cuerpo como el espíritu de ricos y pobres, gentiles y plebeyos, de todos. Nunca utilizó la fuerza, ni predicó la violencia, para convertir a nadie, ni aconsejó a realizar actos en contra de la libre voluntad de nadie. Apeló a la bondad del espíritu humano. Tu afirmación final te retrata como papolatra actual del jesuita solitario, sin la compañía de Jesús Cristo.

  7. JMR: Ya basta porque lo diga usted. ¿Que qué tiene que ver? A ver, o se es humilde o no se es humilde. Lo que no puede ser es ser humilde y, a la vez, vestirte con tus mejores prendas para destacar. Lo siento, señor mío. O una cosa o la otra. Igualmente, o se es pobre o se es rico. Si eres rico, por mucho que sea a base de esfuerzo, como hay muchos, y predicas lo importante que es entrar en el reino de los cielos, y lo difícil que es que un rico entre en el reino de los cielos, pues algo falla, lo siento. Punto.

    A un amigo mío, muy creyente y devoto, y que no se pierde una misa, le negaron la entrada a la iglesia de Santa María en Pontevedra el día de una boda porque estropeaba las fotos. Lo denunció al obispado y nada, ni unas disculpas. A mi mujer, que entonces estaba embarazada de nuestro hijo, también le negaron la entrada. Mi hijo, por cierto, es ateo hasta la médula por la gracia de Dios, más que su padre que soy yo…

    Basta ver el titular de hoy de Infovaticana con lo del Popular. Fariseos todos. Hipócritas. Sepulcros blanqueados. ¿Qué hay de malo en que la Iglesia meta los dineritos en bolsa? Pues esto es lo que hay de malo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles