El acoso del lobby gay a quienes optan por la heterosexualidad

|

Organizaciones provida y defensores de la familia en Estados Unidos -entre las que se encuentran Family Watch International y American College of Pediatricians, entre otras-, han presentado una demanda federal contra las organizaciones LGTBI que «han difundido mentiras sobre las terapias dirigidas a eliminar la atracción no deseada hacia el mismo sexo».

El pasado mes de julio, los cuatro grupos representados en la Asamblea de Madrid aprobaron por unanimidad la conocida como Ley de Protección Integral contra la Discriminación por Diversidad Sexual y de Género. Dicha normativa -propuesta por el Partido Popular de Cristina Cifuentes-, incluye, entre otras medidas, la prohibición de las terapias de conversión de orientación sexual e identidad de género, y determina que estas terapias no deben ser «aplicadas en ningún caso».

En este sentido, la ley establece que se penalizará «toda intervención médica, psiquiátrica, psicológica, religiosa o de cualquier otra índole que persiga la modificación de la orientación sexual o de la identidad de género de una persona».

A pesar de que en Estados Unidos todavía no se han prohibido, asociaciones del colectivo LGTBI -como el Southern Poverty Law Center o el National Center for Lesbian Rights-, han emprendido desde hace años una campaña en contra de aquellos médicos y centros que ofrecen este tipo de terapias.

Por ello, ocho organizaciones provida y defensoras de la familia de Estados Unidos -entre las que se encuentran Family Watch International, American College of Pediatricians y Center for Family and Human Rights, entre otras-, han presentado una demanda federal contra las organizaciones LGTBI que, según la demanda, «han difundido mentiras sobre las terapias dirigidas a eliminar la atracción no deseada hacia el mismo sexo».

Las organizaciones que luchan contra la imposición de la ideología de género tienen el objetivo de «detener la información errónea y engañosa» que el colectivo LGTBI ha difundido en «campañas perjudiciales, peligrosas, falsas y engañosas para mentir y confundir», con el objetivo de «acabar con los terapeutas que están ayudando a pacientes angustiados por la atracción no deseada del mismo sexo y la confusión de la identidad de género».

La denuncia -que cuenta con el apoyo de 20.000 médicos y especialistas, miles de ciudadanos y las principales organizaciones provida del país-, insta a la Comisión Federal de Comercio -una agencia independiente del gobierno de los Estados Unidos que promueve los derechos de los consumidores y la eliminación y prevención de prácticas que atentan contra la libre competencia- a que «revise las campañas de odio del colectivo LGTB» y les prohíba seguir difamando el trabajo de quien ofrece estas terapias.

En el documento presentado ante la Comisión Federal de Comercio, esta coalición de asociaciones desmonta los argumentos defendidos por el colectivo LGTB con numerosos estudios científicos. Desde un punto de vista médico, estas organizaciones luchan en contra las falsas acusaciones que “perpetúan la falsa y engañosa impresión de que la orientación sexual es inmutable como el color de la piel» al tiempo que defienden que “las personas que experimentan la atracción al mismo sexo y la variación de género tienen derecho a saber la verdad sobre el cambio».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
6 comentarios en “El acoso del lobby gay a quienes optan por la heterosexualidad
  1. Es oportuno que hoy sea 1 de junio de 2017. Algunas personas que somos transexuales u homosexuales, decimos que nos apartamos del Lobby Gay, porque defendemos nuestra razón biológica de ser transexual u homosexual, no seguimos sus motivos políticos.

    El Lobby Gay está siendo coherente con la Ideología de Género, vinculada a uno de los movimientos feministas, no a todos, ni siquiera radicales. Yo no soy coherente con la Ideología de Género, yo le soy seriamente contraria. Esta política se funda en que el sexo no sea relevante en la vida humana, su base biológica, y que sólo sea su base un género cultural, educativo y variable voluntariamente.

    Su base está en el constructivismo sexual, una fantasía de 1955, generada por el Doctor John Money, que llevó a un trágico error que llevó a su abandono médico, pero que siguió manteniéndose en lo social.

    Yo sé que nuestra transexualidad y nuestra homosexualidad se funda en una variedad de nuestra naturaleza, como la intersexualidad, es decir, es una variante de nuestra sexualidad, es innata. No es una opción. No es un género inventado. No es cultural, no es educativa, no es variable como un juego.

    Ser transexual, ser homosexual, es una realidad seria, como lo es la intersexualidad con que nacen algunos niños, como nosotros nacemos. No se sabía que esta variante relacionada con el sexo corporal es la del sexo cerebral, no visible hasta ahora.

    Su atención requiere la reflexión, admite matices, tiende a la integración normalizada, puesto que es socialmente minoritaria y está consiguiendo sus objetivos gracias a una serena aceptación social , distinta de la actitud polemizadora y universalista en la que hoy cae el llamado Lobby Gay y la Ideología de Género.

  2. Por lo que he leído, poque yo no soy especialista en estos temas: aproximadamente el 85% de los niños con confusión de genero (transexuales) aceptan su sexo biológico al llegar la adolescencia, es decir sólo el 15% mantienen la discrepancia en su edad adulta. En cuanto a la homosexualidad parece que no són pocos los que han dejado atrás ese comportamiento, ya sea espotáneamente o con psicoterapia (aquí no tengo estadísticas – a lo mejor en el enlace del artículo las haya) …………..Quizás haya casos y casos……..Los intersexuales es otra cosa, puesto que se trata de una malformación y por tanto sí que indudablemente es algo congénito (són casos uy raros).
    En cuanto al lobby gay, a mí no me cae especialmente simpático, pero que duda cabe de que con sus presiones ha conseguido mucho para el colectivo LGBT, incluso cosas tan absurdas y socialmente nocivas como la equiparación jurídica de las «uniones» homosexuales con el matrimonio natural heterosexual, o ahora el adoctrinamiento LGBT obligatorio en las escuelas……….Pero aquí para mí el problema es más de los políticos que acríticamente, y por moda, les hacen caso sin pensar en las repercusiones sociales………..

  3. Uno no opta por la heterosexualidad como no opta por la homosexualidad.
    Uno es heterosexual o es homosexual.
    La identidad sexual no es un catálogo de identidades que va uno eligiendo.
    Por lo tanto discriminar a un homosexual por el mero hecho de serlo (exactamente igual que discriminar a un homosexual) es no solo malvado sino estúpido.
    menos mal que tenemos a Francisco para marcarnos el camino: No Juzgar.
    Dejar que sea Dios quien lo haga

  4. Somos juzgados por las leyes naturales, morales y de Dios.
    Si, a groso modo, a cada zona o parte del cerebro le corresponde su parte o zona del cuerpo y viceversa. Me pueden decir las lgtb que parte del esfinter anal le corresponde con la zona sexual del cerebro.

  5. Felipe: Son todavía más los que abandonan ese virus, transmitido de generación en generación, que llamamos religión. Un virus que provocó, desde la quema de la Biblioteca de Alejandría, las peores pesadillas de la humanidad. Desde las guerras santas, pasando por la Inquisición, y llegando hasta nuestros días, con terroristas suicidas y asesinos de todo tipo (por ejemplo: https://es.wikipedia.org/wiki/John_Britton).

    A la religión le debemos miles de años de atrasos. Lo de Galileo fue sólo una anecdota: https://www.youtube.com/watch?v=Fl1nJC3lvFs

    Los católicos están empeñados en diferenciarse del Islam, cuando son exactamente lo mismo (tanto los católicos como los musulmanes son religiones abrahamicas, que derivan de la original, la religión judía), con una capa un poco más gruesa de educación y civilización. ¿Dónde estaríamos hoy si todas esas supersticiones y sinsentidos no hubieran frenado la ciencia que los egipcios y los griegos pusieron en marcha? ¿Dónde estaríamos hoy si Al Ghazali no hubiera declarado la guerra a las matemáticas (que venían según él del demonio)?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles