‘En Siria, es Bashar al Assad o los Hermanos Musulmanes. Él o el caos’

|

Apenas una semana después del ataque químico atribuido al Gobierno, y con toda la comunidad internacional en contra de Al Assad, el presidente del Frente europeo de solidaridad con Siria en España defiende la legitimidad del presidente sirio y asegura que no hay alternativa viable. ¿Misión suicida o sólo la versión, sobre el terreno, que no cuentan los grandes medios?

Rosa Cuervas-Mons / La Gaceta– No es la primera vez que Carlos Paz viaja a Siria. No en vano, es el presidente en España del Frente europeo de solidaridad con Siria. Le acompaña en esta ocasión el periodista de SOS Cristianos en Siria [el blog de la congregación religiosa de la Hermana Guadalupe], Iván de Vargas. El objetivo del viaje era, explica Paz a La Gaceta, «profundizar y explicar cómo se están llevando a cabo los planes de reconciliación y hablar con el ministro sirio de Reconciliación Nacional, Ali Haidar (del partido de la oposición a Bashar al Assad)». Pero hay cambio de planes. Damasco atraviesa una de las peores situaciones de toda la guerra en lo que a seguridad se refiere y la región de Jobar, donde los terroristas han hecho túneles desde los que aparecer y desaparecer para cometer atentados, es un hervidero de violencia. Cuando se produce el ataque químico atribuido al Ejecutivo Assad, ellos están en pleno viaje. Un día después de su vuelta a España se produce el bombardeo estadounidense. El cambio de ruta les lleva al Líbano; recorren campos de refugiados en la frontera con Siria -los conocidos como campamentos provisionales- y visitan casas de cristianos iraquíes huidos del Estado Islámico en Beirut. También hablan con los reporteros que cubren el conflicto sirio y con diplomáticos.

Carlos, habla de un viaje para apoyar al «pueblo sirio y al gobierno legítimo de Bashar al Assad». ¿Por qué apoyar a Bashar al Assad, el ‘malo’ del guión según casi todo el mundo? 

Se puede resumir en que el Gobierno legítimo, el partido que ha confeccionado el gobierno y que consolida a Siria como un país, que es el partido Baaz, es un partido aconfesional -no laico, que muchas veces se dice mal-; es un partido aconfesional que garantiza la sociedad que conocemos de Siria. Una sociedad multiconfesional en la que conviven perfectamente, y doy fe, el cristianismo en sus múltiples variedades con el islam en sus variedades más diversas. Siria no es un país islámico; es un país multiconfesional -nada que ver con ese horror que es la multiculturalidad-. Es un país plenamente homologable con Occidente. Además, nuestras simpatías ideológicas con el partido Baaz no las voy a esconder. Me reafirmo en ellas todos los días.

¿Que son…?

Habiendo cambiado mucho desde que lo ideó Michel Aflaq, es un partido socialista de fortísimo carácter nacional y que permite en su seno diversas ideologías dentro de Siria. En el Gobierno hay oposición real, hay miembros del partido comunista, del partido socialista nacional que ha sido enemigo del Baaz y cuya máxima figura, Ali Haidar, es miembro del Gobierno de Al Assad. Se puede resumir como un partido panarabista, aconfesional y de fortísimo carácter nacional.

‘La primera víctima de la guerra es la verdad’, se dijo ya en la Primera Guerra Mundial. ¿Qué se cuenta de Siria que no es verdad? 

Lo primero, que hay una guerra civil. No hay guerra civil, y quizá este sea el único medio que no habla de guerra civil. Esta es una guerra que se ha encontrado Siria hecha con terroristas venidos de fuera. Los medios de comunicación han sido un frente de guerra más porque han mentido. El primer año se podía disculpar por desconocimiento, por la idiosincrasia de la realidad siria, pero después de seis años ya no hay disculpa. Se ha mentido y sólo es aplicable a una mala fe. En el viaje hemos hablado con periodistas que llevan muchos años en Medio Oriente, que conocen la verdad y que siguen mintiendo.

¿Mienten a sabiendas?

Alguien que lleva muchos años allí nos ha reconocido que la línea editorial de su periódico le obliga a decir determinadas cosas… o se las cambia directamente.

[Toma la palabra Iván]. Por otro lado, los medios de comunicación más importantes están acudiendo como fuente al Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Ese observatorio es, en realidad, un señor que vive en Coventry (Reino Unido), que dejó Siria en el año 2.000 y que ha recibido financiación por parte del Gobierno británico y de Estados Unidos. Es la única fuente citada en todos los medios. ¿Es lógico darle esa credibilidad? En este caso es, además, una fuente es de parte. Es altavoz de grupos terroristas como Al Qaeda, y es a quien se le está dando credibilidad. [Se refiere De Vargas a Rami Abdul Rahman, que dirige desde su propia casa esta red]. Respecto al ataque químico atribuido al Gobierno Sirio, se ha dado credibilidad a lo que decían los Cascos Blancos, la fachada humanitaria de los terroristas, que sólo actúan en zonas ocupadas por terroristas o que aparecen jugando al fútbol con la cabeza de soldados sirios… Los medios mienten porque es un arma que se utiliza para llevar a cabo las agendas de distintos países.

¿Cuál es esa agenda? O, dicho de otra manera… ¿quién y por qué tiene intereses en que no gobierne Al Assad? 

La concreción de la crisis de Siria ha sido la confluencia de actores regionales y globales. El interés de Estados Unidos, Francia e Inglaterra sumado a los intereses de Arabia y de Qatar. Y Turquía. ¿Cómo? Estados Unidos ha creado al Estado Islámico, como el propio Donald Trump dijo a Hillary Clinton. Lo creó después de la guerra de Irak con la ayuda de dinero árabe y la logística turca. Arabia quiere terminar con el modelo de estado aconfesional de Siria para exportar su ideología wahabita. Turquía quiere recuperar sus antiguos territorios otomanos. Francia tiene un interés secular de fraccionar Siria y crear miniestados. Estados Unidos quiere acabar con Siria para cercar a Rusia y aproximarse a Irán, bien para un futurible ataque, bien para consolidarse en la zona. Éste es el tablero… cuando el ejército sirio reconquista Aleppo hay asesores israelíes en un búnker de terroristas. Qué hacían ahí asesores israelíes, no se nos ha explicado. La confluencia de todos intereses es la guerra en Siria.

¿Cómo se vivía en Siria antes de la guerra? 

En la zona gubernamental, Siria era y es un país homologable con Occidente, un país donde la mujer disfruta de todos los derechos, hay diputadas, médicos… No hay códigos de vestir en Siria, como sí existen en grandes partes del orbe musulmán. En Siria no hay restricciones de alcohol, hay libertad de expresión… Claro que hay déficit democráticos en la parte gubernamental, pero como en España…

Si no fuera así yo no lo contaría, pese a que tengo una querencia absoluta hacia el régimen de Siria, pero hablando en los bares, hay gente que criticaba, que critica a Al Assad -porque claro que hay cuestiones criticables- pero que entiende grosso modo, gente joven sobre todo, que no comulga con Al Assad, entiende que él es el garante de esa sociedad que han conocido: multiconfesional, un país donde los cristianos pueden celebrar procesiones… Saben que Al Assad es el garante de su propia existencia. Los medios de comunicación occidentales dicen que se tiene que ir Bashar al Assad, pero hay que hacerles entender que no hay alternativa. Es Bashar al Assad o los Hermanos Musulmanes. Bashar al Assad o el caos.

Habla de déficit democrático… como en España. Recuerde las imágenes de la cárcel de Saydnaya [apodada por Amnistía Internacional ‘El matadero humano’], ¿cómo es el déficit democrático en Siria?

Presos de Saydnaya. Fotografía de Human Rights Watch

Bueno, decir que hay un Parlamento, una Constitución desde hace dos años y esas formalidades que nos gustan en Occidente. Dicho esto, trascendieron hace poco los horrores de la cárcel de Saydnaya, que lleva años cerrada. Pues claro que se habrán cometido horrores, seguramente… en el contexto de una guerra.

En el contexto de una guerra… ¿Estamos hablando de matar terroristas o hubo represión?

Los que estaban en Saydnaya eran terroristas; lo que no es admisible es que salga un estudiante en Estocolmo diciendo que había estado en la cárcel por decir algo contra Al Assad. No es cierto. La cárcel de Saydnaya se utilizaba para encarcelar a terroristas. ¿Ha habido horrores en esa cárcel? Seguro.

¿Cómo está Siria ahora? ¿Cuál es el escenario que habéis visto allí? 

[Habla Iván de Vargas] Aleppo ha interesado a la Comunidad Internacional cuando iba a ser liberado. Los cuatro años anteriores, cuando los terroristas se dedicaban a destruir la ciudad, dinamitar edificios o patrimonio de la Humanidad, cuando en las zonas gobernadas por terroristas la gente era sometida a un régimen de terror, cuando se asesinaba a quien intentaba llegar a zonas controladas por el Gobierno… Aleppo no interesaba a nadie. Aleppo estaba dividida en dos, la parte oriental y la parte occidental; la parte occidental, bajo el Gobierno, donde hay personas con las que hablo y trabajo a diario, tienen situaciones difíciles de falta de agua y alimentos, pero hacen su vida normal, a pesar de vivir todos los días lluvia de proyectiles. Las imágenes de Aleppo destruida, esas son las huellas de los terroristas.

[Habla Carlos Paz] La hermana Guadalupe, que ha vivido el conflicto desde hace seis años, fíjate todo lo que dice, y sin embargo los grandes medios siguen dando pábulo al Observatorio del señor de Coventry. Esto debería servir para preguntarnos por qué los grandes medios no cuentan la verdad… Que se respondan a esto: ¿Por qué a una señora religiosa que vive allí y cuenta lo que cuenta nadie la cree?

Han estado con refugiados sirios que viven ahora en El Líbano…

Son hombres y mujeres que huyen de la guerra. Son refugiados de verdad. En cada familia han perdido al menos a un ser querido y son familias que vienen de Raca, de Homs… precisamente de las zonas tomadas por el Estado Islámico.

¿Quieren volver a sus casas?

Sí. De los refugiados que llegan a Europa, el diez por ciento son sirios e iraquíes; los demás son migrantes económicos. El estatuto del refugiado señala que hay que acogerlos, ayudarles y, cuando acabe el conflicto… devolverlos a su país de origen. Bashar al Assad ya ha dicho que se puede volver. Ese maremágnum que ha venido de todas partes del mundo no son refugiados; los refugiados de verdad están allí y quieren volver a sus casas. Viven en Jordania, en Irak, o en Turquía, donde están siendo explotados y usados como moneda de cambio… Y sí, quieren volver a sus casas. La gente quiere que termine la guerra, una guerra provocada por agentes exteriores. «Quiero morir con dignidad en mi páis», nos decían. Los niños, en condiciones infrahumanas, sonríen, pero sólo han conocido sufrimiento y dolor.

¿Qué Damasco se van a encontrar si vuelven a Siria?

En Damasco hay plena vida. En las zonas cristianas hay atascos, cines, restaurantes. La mitad del país está arrasado y hay zonas que están casi indemnes.

¿Cuál es el futuro inmediato de Siria? Porque parecía que la guerra iba a terminar, que Bashar al Assad iba a ganar la guerra, y todo ha cambiado de golpe…

Te respondes tú sola. Parecía que Bashar al Assad iba a ganar y se ha recrudecido el conflicto. No es serio lo que ha pasado con las armas químicas. En 2013 pasó algo parecido en Guta y luego se supo que habían sido los terroristas. El asesor económico sirio ha mandado a la ONU ya 90 cartas denunciando que los terroristas son los únicos que tienen material químico… y la ONU no ha hecho caso. La versión que ha dado Rusia, que por ahora es la única que hay, es la del bombardeo del ejército sirio sobre depósitos de armamento químico de estos señores ‘moderados’. Hasta que se resuelva y se investigue, esto es lo que sabemos. El pasado 31 de marzo Estados Unidos dice que los sirios deben decidir su futuro y días después pasa esto…

Entonces, ¿cuál es el futuro?

Es absolutamente impredecible. Rusia se va a tener que implicar más y lo que suceda a partir de ahora es impredecible. A raíz del derribo de un avión ruso por parte de Turquía se estableció un memorando para coordinar todas las acciones bélicas en espacio aéreo sirio. Pero tras el bombardeo de Estados Unidos Rusia ha roto ese memorando y ya puede intervenir libremente. Ahora Rusia podría derribar un avión americano…

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
5 comentarios en “‘En Siria, es Bashar al Assad o los Hermanos Musulmanes. Él o el caos’
  1. Los cristianos de verdad molestamos en todas partes por una sencilla razón : Somos amigos de la Verdad y de la Luz, tan molestas para quienes maquinan en la oscuridad y utilizan la mentira en su propio beneficio.

  2. Es un buen análisis. Antonio Socci critica hoy en su páfina ufficiale di facebook al director del corriere, Mieli, por un artículo indocumentado al respecto. cada vez que intervienen los EEUU en Oriente Medio pido a la Virgen » Virgencica, que me quede como estaba «.

  3. Hoy las persecuciones ( muchas veces verbales ) entre cristianos son más escandalosas que la persecuciones de los enemigos .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles