África vuelve a liderar el aumento de católicos en el mundo

|

Los católicos bautizados representan el 17,7 % de la población, aunque desciende su número en Europa. El continente africano se consolida como la esperanza de la Iglesia católica. 

El número de católicos bautizados ha aumentado a nivel mundial, pasando de 1.272 millones en 2014 a 1.285 millones en 2015, según los datos del último anuario pontificio que recoge las estadísticas de la Iglesia católica y las tendencias que afectan a su desarrollo.

Los católicos bautizados representan el 17,7 % de la población, aunque desciende su número en Europa.
El mayor crecimiento de católicos se registró en África, donde aumentaron un 19,4 % en 2015 respecto al año anterior, alcanzando los 222 millones.

En Europa, sin embargo, los católicos bautizados eran 286 millones en 2015, lo que supone 1,3 millones menos que en 2014. En América y Asia continuó el aumento de católicos en 2015, siempre con relación a 2014, con un 6,7 % y 9,1 % más, respectivamente, mientras que en Oceanía no hubo variaciones.

Brasil sigue siendo el país con más católicos del mundo, con 172,2 millones, lo que supone el 26,4 % del total; seguido por México, con 110,9 millones; Filipinas 83,6 millones; Estados Unidos 72,3; Italia 58 ; Francia 48,3; Colombia 45,3; España 43,3; República Democrática del Congo 43,2 y Argentina, con 40,8 millones. Estos diez países suman el 55,9 % de los católicos de todo el mundo.

Asimismo, en 2015 se registró una bajada del número de sacerdotes, lo que supuso un cambio de la tendencia al alza de los últimos 14 años. El descenso de las vocaciones se produjo sobre todo en Europa, con 2.502 sacerdotes menos en 2015 respecto al año anterior, mientras que en África aumentaron en 1.133.

«Particularmente crítica» es la situación en América donde, aseguran en el análisis del anuario difundido hoy por el Vaticano, por cada 5.000 habitantes hay solo un sacerdote.

El grupo de religiosos profesos no sacerdotes constituye un grupo a nivel planetario en declive: estaba compuesto por 54.665 unidades en 2010 y se han convertido en 54.229 en 2015. También se registró un descenso del número de religiosas, que pasaron de 721.935 en 2010 a 670.320 en 2015, un 7,1 % menos en cinco años. Sin embargo, en África se produjo un incremento del 7,8% en el número de religiosas, pasando de 66.375 en 2010 a 71.567 en 2015.

El informe con los datos del Anuario Pontificio 2017 y del Annuarium Statisticum Ecclesiae 2015 difundido por la Santa Sede concluye: «La única excepción es África que no parece por el momento afectada por la crisis de vocaciones y se confirma como la zona geográfica con el mayor potencial».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
8 comentarios en “África vuelve a liderar el aumento de católicos en el mundo
  1. En América la teología de la liberación y los protestantes han sido y son nefastas para los catolicos, siendo el papa Francisco un defensor misericordioso e inclusivo de ambos movimientos. Esperemos que su discernimiento misericordioso e inclusivo no llegue a África, representada apostólicamente por el cardenal Sarah.

  2. Lógicamente. La relación entre subdesarrollo y religión es bien conocida. En los países desarrollados, la cultura y la educación actúa de escudo contra las creencias en lo paranormal, brujería, etc.

    Es bien conocida la relación entre coeficiente intelectual y ateismo: A más inteligente, más ateo. Es bien conocida la relación entre nivel educativo (EGB, Bachillerato, universidad, etc…) y el ateismo. Claro que hay profesores creyentes, y científicos creyentes, pero son muy poquitos.

    Hace siglos casi todos los científicos eran creyentes. Hoy casi todos son ateos. El conocimiento va arrinconando a la religión. Hoy sabemos cómo puede surgir la vida de lo que no tiene vida (se llama teoría de la evolución), y sabemos cómo puede surgir algo de la nada (se llama Física Cuántica). Quien quiera una explicación científica de todo lo que le rodea, la tiene al alcance (hasta límites mucho más detallados de sus propios intereses).

    Según el último CIS, publicado hoy, el número de católicos desciende un 10% cada diez años (90% por encima de 65, 80% sobre los 55, 70% en 45, 60% en 35, 50% por encima de 25 y 40% para menores de 25 años). Y de estos jóvenes católicos por debajo de los 35 años, el 80% NUNCA va a misa. El futuro de la Iglesia Católica es desaparecer, por mucho que temporalmente crezca en países subdesarrollados.

  3. Población mundial en 2015 7 310 679 524 y en 2016 7 397 776 362. Ha crecido por tanto 87 millones; los católicos tan sólo 13, en un porcentaje por debajo del de crecimiento de la población. Si a eso añadimos el descenso mundial de primeras comuniones, confirmaciones, ordenaciones, matrimonios y funerales, el descenso es alarmante. El efecto Bergoglio es negativo, pero en Roma no quieren pensar en ello, se conforman con creer que cualquier religión es aceptable, hasta el ateísmo si te descuidas. Además Jesús se ha hecho diablo, según la última homilía santamartiana. ¡ Pobre Santa Marta, lo que tiene que aguantar !

  4. Falta una estadísitica que para el Vaticano debería ser sencilla de hacer. La del número de cargos del Vaticano que tiene cada institución religiosa, tantos jesuitas, tantos franciscanos, etc. Se vería una descomunal prevalencia de socios del Opus. Que luego echan a otros la culpa de la situación de la Iglesia.

  5. El 2015 marca un descenso en el número de sacerdotes respecto al año anterior, invirtiendo así la tendencia al alza que caracterizó los años de 2000 a 2014. La disminución entre 2014 y 2015 es de 136 unidades. ¿ No le preocupa a Francisco este dato alarmante ? La nuevo iglesia de la confusión genera confusión en la vocación y que la confusión se resuelva por el no, salvo en ámbitos de claridad doctrinal, no propiciados por Francisco, sino perseguidos.

  6. Demanda, hasta la fecha el ateísmo no ha hecho ningún esfuerzo por demostrarnos la inexistencia de Dios y la no divinidad de jesucristo. Se limita a pedir que creamos en ello. Yo, puestos a creer, prefiero creer en Dios y en Jesucristo, que me aseguran la vida eterna y es mucho más razonable, y no en un nihilismo desalentador, al que hay que echarle mucha fe, pero muchísima más. Creer en la casualidad de la sinfonía de Bethoven y no en la creación eso sí que tiene mérito.

  7. Demanda. «Hace siglos casi todos los científicos eran creyentes. Hoy casi todos son ateos. El conocimiento va arrinconando a la religión. Hoy sabemos cómo puede surgir la vida de lo que no tiene vida (se llama teoría de la evolución), y sabemos cómo puede surgir algo de la nada (se llama Física Cuántica). Quien quiera una explicación científica de todo lo que le rodea, la tiene al alcance (hasta límites mucho más detallados de sus propios intereses).»
    Tu excesiva fe en la razón, como buen fanático racionalista y ateo, te hace decir generalidades, mentiras o medias verdades. Se desconoce la forma concreta del paso de la materia inorgánica a la orgánica y de la nada a la materia. Es más, el universo, la materia, existe porque estas vivo, una vez muerto deja de existir. La mayoría de científicos son agnósticos, dudan, no niegan a Dios.
    Mi reino no es de este mundo. Esa descripción de Jesús Cristo es el lugar que todos aspiramos llegar. Para ello es necesario argumentar más con la razón de la fe.

  8. Estas estadísticas siempre están muy infladas y las cifras reales son muy inferiores. No hay más que ver lo datos que dan para España ¡43,3 millones de católicos!. Si vemos las encuestas del CIS, menos del 70% de declaran católicos, es decir que estaríamos en 32 millones. Y eso sin entrar si son practicantes o sólo católicos culturales, porque de ese 70%, el 60% declara no asistir casi nunca a oficios religiosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles