PUBLICIDAD

Millones

|

Danny Boyle es un director versátil. En su filmografía destacan títulos como Trainspotting, 28 días después, Slumdog Millionaire o 127 horas. Sus cintas hablan sobre la búsqueda de la felicidad por parte del hombre y sobre cómo esta no se halla en las cosas materiales, sino en el amor a los demás. En esta misma línea, pues, se encuentra la película que nos ocupa.

Damian y Anthony son unos niños ingleses que han perdido recientemente a su madre. Ya que el primero es el menor y el que más unido estaba a ella, la añora de manera especial. Tanto es así que pretende adivinar si ya ha alcanzado el cielo. Con este propósito, mantiene diversas charlas con los santos que se encuentran en él, a quienes, por otro lado, les revela su intención de ser como ellos y de hacer siempre el bien.

Cierto día, mientras ambos hermanos pasean, una bolsa repleta de dinero cae junto a ellos. Anthony, que muestra una inesperada habilidad para las finanzas, intenta aprovechar la súbita riqueza para disfrutar de ella. Damian, por el contrario, pretende hacerlo a favor de los demás, como tantas veces les ha manifestado a los santos.

PUBLICIDAD

Curiosamente, no es la primera vez que este cineasta encara un guion de esta índole. En efecto, años antes nos había deleitado con la excepcional Una historia diferente, en la que también planteaba la dicotomía entre la felicidad terrenal y la divina. Para ello, igual que en Millones, rodeaba a los protagonistas de seres espirituales que los iban encaminando hacia la verdadera dicha. En este caso, sin embargo, los actores principales son unos niños, que encarnan la inocencia que debe caracterizar a todo cristiano.

Tal vez resulte sorprendente que Boyle asuma una historia cargada de elementos sobrenaturales y cristianos. No obstante, él ha reconocido muchas veces que su familia es católica, pese a que él se declare ateo. Asimismo, afirma que su visión del mundo se corresponde con la que posee la fe cristiana. Por este motivo, nos regaló este estupendo largometraje, en el que podemos gozar de la alegría cristiana, que se halla en el servicio a los demás.

1 comentarios en “Millones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Editar preferencias

Obligatorias

Cookies estrictamente necesarias para prestar un servicio o contenido solicitado por el usuario. Éstas se encargan de aspectos técnicos como identificar registros y gestionar preferencias de herramientas en el uso, interacción y localización del acceso a los contenidos.

gdpr, wordpress_test_cookie, trc_cookie_storage

Publicidad

Estas cookies obtienen información de la navegación del usuario para gestionar espacios publicitarios y ofrecer un contenido más relevante y de calidad para él a partir de sus gustos.

_ga, eid, uid, zdi, DSID, IDE, __gads, cto_lwid
_ga, eid, uid, zdi
IDE, DSID
jpxsession, 21541_180885, 21541_180886, jpxuuid, jpxumaster, OX_u, jpcleaner2
VP-DMP, pid, _gid, PHPSESSID, _ga
SERVERID
stpt, taboola_usg, t_vpub, t_gid, taboola_session_id, JSESSIONID, taboola_upci
AFFICHE_W, _xttrk
audience, cenv, user-0,
__cfduid, _uid, cpt
__qca, csfq, csync, d, dyncdn, iab, mc, pbw, pdomid, pid, sasd, sasd2, vs, TestIfCookie, TestifCookieP, Trk0

Estadísticas

Estas cookies recogen información relativa al uso de la página como la permanencia en página y los contenidos visitados por los lectores para medir su rendimiento y mejorar la navegación.

_ga, _gat_UA-64304533-1, _gid, usersync, anj, icu. uuid2
UID, UIDR
fr
NID, CONSENT, 1PJAR, NID

Funcionales

Las cookies funcionales dan al usuario información que enriquece la experiencia de navegación como, por ejemplo, almacena la IP del usuario al realizar un voto en un post.

__cfduid
__cfduid