Blázquez pide perdón a las víctimas de abusos por un sacerdote en La Bañeza

|

El Cardenal Ricardo Blázquez, Arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), ha pedido perdón a las víctimas el caso de abusos sexuales que habría cometido el sacerdote José Manuel Ramos Gordón.

Aciprensa.- El Cardenal Ricardo Blázquez, Arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), ha pedido perdón a las víctimas el caso de abusos sexuales que habría cometido el sacerdote José Manuel Ramos Gordón contra varios alumnos del seminario menor a finales de los años 90.

El presidente de la CEE poco antes de la presentación de su libro ‘Memoria y gratitud’, pidió perdón a las víctimas y ofreció una colaboración total a las autoridades para “clarificar lo que hubiera que clarificar”. También ha pedido que se acompañe al sacerdote en cuestión “para que pueda superar esta situación oscura de su vida”, según recoge Europa Press.

Mons. Juan Antonio Menéndez, Obispo de Astorga, diócesis a la que pertenece León y el seminario menor de La Bañeza, donde supuestamente ocurrieron los abusos pidió “humildemente perdón” el pasado 30 de enero por estos hechos a través de un comunicado publicado en su web.

En esa nota el Prelado subrayaba que “la Iglesia diocesana lamenta profundamente estos hechos tan deplorables, moralmente inaceptables y reprobables, que han repercutido de manera negativa en la imagen de la Iglesia”.

El abuso se conoció después de que uno de los afectados escribiera al Papa Francisco contando su caso que tuvo lugar hace unos 28 años. En el comunicado se explica que cuando el Obispo tuvo conocimiento de los hechos se “siguieron todos los protocolos establecidos para estos casos”.

El supuesto abusador es el sacerdote José Manuel Ramos, que a finales de los años 80 era profesor en el seminario menor de La Bañeza, en León, (España). Las víctimas serían, al menos dos hermanos que entonces eran menores de edad.

Uno de ellos escribió al Santo Padre en noviembre de 2014 y la Congregación para la Doctrina de la Fe abrió una investigación al respecto.

Actualmente el sacerdote se encuentra apartado de sus funciones desde el pasado 1 de julio de 2016, tras ser investigado por los abusos sexuales a estos hermanos en 1989.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
4 comentarios en “Blázquez pide perdón a las víctimas de abusos por un sacerdote en La Bañeza
  1. Estupendo que se tomen medidas contra la pederastia sexual, pero hay otra pederastia mucho más grave, la doctrinal, contra la que la actual jerarquía no quiere tomar medida alguna y es que la que propicia la sexual, la comunión sacrílega en pecado mortal y el divorcio católico, entre otras aberraciones. Estamos al borde del abismo y seguimos mirando para otro lado.

  2. Menos pedir perdón y más actuar . Estamos hartos de buenas palabras . Si las condenas po pedofilia en la iglesia son estas es que bendice esta actuación . Hechos y estar con las victimas. Decir que hay corrupción y dormir tranquilo cuando es el único que puede hacer algo es ser cómplice . Esa afirmación en un político causaría su cese inmediato . En la iglesia se duerme , será por eso que nadie los cree . Felices sueños

  3. Por su interés, reproduzco aquí la respuesta dada al il.mo Sr. Repentino en este otro post:
    https://infovaticana.com/2017/02/11/7-los-sacerdotes-catolicos-australia-acusados-abusar-menores/

    Sr. Repentino:

    Confieso que mi primera intención era el no responderle, por aquello de DFTT, pero un día es un día, dai.

    Ud. proporciona una deliciosa aserción, indicando la fuente:

    1) Repentino (RP): «En los años 70 hubo por encima de 800 casos al año de sacerdotes acusados de pedofilia (figura 1.1, página 8).»
    Alejandro Galván (AG) Si, es cierto, la década del 70 muestra una media de más de 800 casos de denuncia de abuso. Este dato es real, PERO:
    1.1 Me extraña (bueno, no pero ya se sabe, las mentiras sociales…) que no haya notado el primer párrafo de la p. 9: «If the abuse took place in more than one year, for example, between June of 1976 and March of 1977, it is counted as an incident in 1976 and in 1977.» Esto significa que un mismo caso puede aparecer DOS veces en la gráfica. No me parece un dato estadístico indiferente.
    1.2 Ud ha elegido, curiosamente (es un decir) el intervalo más alto de la gráfica, con MUCHA diferencia. Claramente el concepto de mediana estadística era contemplado en los cursos de post-graduación, verdad?

    2) RP:»En 10 años serían 8000″
    AG: en la década de los 70 sí, PERO:
    2.1. Como ya indiqué en el punto 1.1 y 1.2, ha elegido un intervalo especialmente desviado de la media (curiosamente).

    3) RP: «, y en 50 años de vida de un sacerdote habría tantos casos de pederastia como compañeros sacerdotes en los EEUU (40 mil). Tremendo: ¡¡¡Un caso de pedofilia por cada sacerdote!!!”
    AG: Alehop, un conejo sale graciosamente de la chistera!!! Sr. Repentino, es ud. un genio. Atribuye la media de cada año a todos los años del estudio (de una década anómalamente elevada), divide este total arbitrario entre el número de sacerdotes que ud. considera adecuado, y le da una media del 100% de sacerdotes implicados en abusos. Clap, clap, clap, jenial (sic, con jota. Son los actos geniales de categoría superior).
    3.1. Me parece superfluo hacer notar que, en la propia gráfica que ud. indica como fuente está muy claro que no tiene sentido atribuir a cada año la media de 800 casos. Se vé claramente, es ocioso intentar explicarlo.
    3.2. Con este método estadístico-creativo, ud. obtiene un total de 40.000 casos totales en el intervalo arbitrario de 50 años de vida. Lo dice ud. y es ley (estadística);
    3.3. Divide este número entre 40.000 sacerdotes. Ignoro de dónde ud. saca esta cifra. Curiosamente (de nuevo, soy benévolo) ud. ignora que el propio estudio proporciona la cifra total de de sacerdotes que deberían ser considerados en el estudio: 109,694 (p. 8, columna izquierda penúltima línea antes del gráfico por ud. referenciado). Realmente notable y singular esta dolencia suya: únicamente focaliza un dato particular, y se abstrae del conjunto circundante. Debe de ser la «visión de tunel», estimo.
    3.4. Después de retorcer de manera magistral los datos, le sale una media del 100 % de sacerdotes implicados:»¡¡¡Un caso de pedofilia por cada sacerdote!!!». Nuevamente ignora la conclusión que provee el propio estudio citado por ud (p. 8: The results of the Nature and Scope study indicated that the total number of priests with allegations from 1950 through 2002 was 4,392 out of a total of 109,694 priests who served in ministry at some point during that time. The number of accused priests is equivalent to 4 percent of priests in ministry.)
    El estudio dice que en 52 años fueron 4,392 casos, ud. los estima arbitrariamente en 40.000. El estudio da como conclusión un 4% de sacerdotes acusados (eso, acusados, no los condenados los, ud. denuncia el 100%. Me abstengo de calificar su proyección estadística.
    Espero con este breve comentario haber explicado la razón por la cual le considero a ud colega de formación del conocido genetista Trofim Lysenko.
    P.S. Aunque esto no entra en el trecho evaluado, no puedo dejar de remarcar que este 4% estimado en el estudio incluye tanto los prepuberescentes como los adolescentes (fig. 1.4, p. 11).
    Ahora bien, la definición clínica de pedofilia se limita a los prepubescentes: 10-11 años para niñas, 11-12 para niños.
    Y en esta gráfica vemos que para niñas hay 685 casos de 1-10 años y 1239 de 11-14 años. 685 casos de pedofilia, un 35.6% de los casos estudiados; el otro 64.4% no se puede calificar de pedofilia, clínicamente hablando.
    Para los niños son 1195 casos para niños de 1-10 años, 2892 casos para niños de 15-17 años, y 4282 casos de 11-14 años, una edad «de frontera». Para evitar suspicacias, divido esta cifra al 50%, con lo que quedarían 3336 casos de 10-12 años, 5033 para 13-14 años: por lo tanto un total de 39.8% de casos de pedofilia, 60.2% de casos DE NIÑOS que, clínicamente, no son pedofilia. Ahora, si este 60.2% de casos de abusos no se pueden calificar clínicamente de pedofilia, no se parece y MUCHO a la …. ? Si, a eso.
    Bueno, no pretendo ser exhaustivo, ahí quedan estos datos para la reflexión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles