Una empresa alemana crea un cinturón de castidad para impedir ataques sexuales

|

Este nuevo «cinturón de seguridad» ve la luz después de un año 2016 en el que las violaciones perpetradas por musulmanes han proliferado en Alemania.

La Gaceta.- Una compañía de la ciudad alemana de Oberhausen ha comenzado a producir, este mes de diciembre, unos “pantalones de seguridad” encaminados a proteger de ataques sexuales a las mujeres que los vistan. Para cumplir del mejor modo posible su función, esta especie de cinturón de castidad está hecho de una tela muy dura, resistente a las rasgaduras y presenta un mecanismo que emite un sonido bastante fuerte cuando la mujer es asaltada.

La creadora de este cinturón de castidad, Sarah Seilz, ha asegurado al periódico digital Sputnik que fue una experiencia personal lo que le llevó a inventar este “pantalón corto de seguridad”. Así, según ella misma ha relatado, hace unos meses un trío de hombres la detuvo, mientras ella estaba haciendo ejercicio por la calle, y trató de bajarle los pantalones, lo que revela la exigua seguridad existente en las calles alemanas.

Además de su experiencia personal, las masivas agresiones sexuales que tuvieron lugar en Colonia la pasada Nochevieja (2015-2016), que fueron ocultadas en la medida de lo posible por las autoridades germanas, también habrían impelido a Seilz a emprender su proyecto.

Los ataques sexuales, a la orden del día

Desde que, en septiembre del año 2015, Merkel tomase la decisión de acoger a más de un millón de refugiados en Alemania, la inseguridad se ha tornado norma general en el país. Especial mención requieren los hechos acaecidos la Nochevieja de 2015 en Colonia: entonces, cientos de inmigrantes musulmanes – muchos de ellos, refugiados – abusaron de mujeres en los alrededores de la estación del tren. Las autoridades pusieron todo su empeño en que la verdad no saliese a la luz, pero la investigación de los medios de comunicación nos reveló la desoladora gravedad de los hechos: más de mil denuncias por abusos sexuales en apenas unas horas.

Empero, el de Colonia no es un caso aislado. Durante el pasado año 2016, las agresiones sexuales a mujeres perpetradas por inmigrantes musulmanes fueron habituales. Así, Colonia, por ejemplo, volvió a vivir una noche de terror, en Carnaval, en la que se notificaron hasta veintidós denuncias por ataques sexuales. Asimismo, en el festival de música de Essen – Essen Original – se interpusieron diez denuncias por ataques sexuales; denuncias que finalmente supusieron el encarcelamiento de siete musulmanes.

Especialmente sonado – y estremecedor – fue el caso de Maria Landenburger, una estudiante de Medicina de diecinueve años que fue violada y asesinada el 19 de octubre por un refugiado afgano. Lo más trágico es que ella misma, hija de un alto cargo de la Unión Europea, había trabajado como voluntaria en un centro de ayuda a refugiados.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
1 comentarios en “Una empresa alemana crea un cinturón de castidad para impedir ataques sexuales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles