PUBLICIDAD

Así ha sido la persecución al colegio Juan Pablo II

|

Repasamos la persecución, liderada por Cristina Cifuentes, al director del Colegio Juan Pablo II, la primera víctima de la ley contra la LGTBIfobia aprobada el pasado mes de julio en la Asamblea de Madrid.

El pasado 9 de septiembre, una carta enviada por la dirección del colegio católico concertado Juan Pablo II de Alcorcón a las familias advertía del dogmatismo que supone acusar de discriminación a quien piensa diferente.

Las palabras del director

El director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón envió una carta a las familias del centro en la que señalaba que “nuestros políticos se entretienen en generar problemas inexistentes y complicar las cosas” y en lugar de “defender la familia y nuestras raíces cristianas”, se ocupan en desarrollar “legislaciones tan absurdas como la Ley de Ideología de Género aprobada en la Asamblea de Madrid”.

En la carta se denunciaba la “barbaridad” que supone “prescindir de la verdad natural del hombre y del derecho inalienable de los padres a la educación de los hijos“. Asimismo, se afirmaba que la ideología de género es una maquinación condenada a la disolución y al fracaso.

También se calificó de “despropósito” pretender imponer una ideología a fuerza de sanciones y señaló que “el parecido con el fanatismo terrorista es inquietante”. Se celebraba, asimismo, que existan “obispos valientes que tienen clara su función pastoral de educadores y testigos de la verdad” en referencia a los obispos de Alcalá de Henares y Getafe, que condenaron el “ataque a la libertad religiosa y de conciencia” que suponen las leyes LGTB aprobadas en los últimos meses en la Comunidad de Madrid.

Comienza la persecución

Nada más conocer la publicación de la carta del director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón , la Consejería de Educación activó su maquinaria para estudiar si lo que decía la misiva podría infringir la Ley.

El Gobierno madrileño encargó al Servicio de Inspección Educativa un informe con el objetivo de comprobar si el contenido de esa misiva vulneraba la normativa vigente sobre conciertos educativos.

Tras la denuncia de la asociación LGTB Arcópoli, la Consejería de Educación ordenó una inspección al colegio. Además, según informó la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, la Consejería de Políticas Sociales abrió una investigación reservada para ver si el contenido de la carta podía conculcar la ley contra la “LGTBfobia” aprobada en la Asamblea de Madrid el pasado mes de julio.

La Comunidad de Madrid también envió a la Fiscalía la carta del colegio Juan Pablo II para que investigara si el contenido podía incurrir en posible delito. El traslado de la carta a la Fiscalía fue un paso más en la persecución a este centro, que comenzó con la denuncia de la asociación LGTB Arcópoli, que exigió a la Comunidad de Madrid la revisión del concierto educativo que tiene con el colegio Juan Pablo II.

Cifuentes amenaza con retirar el concierto al colegio

A este asunto se refirió incluso la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, “este tipo de afirmaciones son de un gran radicalidad que incluyen afirmaciones que desde luego no es lo que recoge el espíritu de nuestra Constitución y de nuestra legislación, y desde luego, de la legislación de la Comunidad de Madrid que hay que cumplir”.

Según la presidenta madrileña, “discrepamos absolutamente” con esas palabras, y de ahí, que “hayamos enviado al centro a los inspectores, para ver qué actuaciones puede realizar la Comunidad de Madrid [contra este colegio] puesto que se trata de un centro sostenido con fondos públicos”.

No se retira el concierto

“La carta del colegio Juan Pablo II de Alcorcón en la que se advertía acerca de la ideología de género y de la Ley contra la LGTBfobia aprobada en la Comunidad de Madrid no vulnera la normativa que rige los conciertos, la LODE, la LOE, ni el decreto que regula los procesos administrativos de autorización, apertura ni funcionamiento de centros docentes privados”.

PUBLICIDAD

Esta fue la conclusión de la Inspección Educativa de la Comunidad de Madrid tal y como expresó el consejero de Educación, Juventud y Deportes, Rafael van Grieken, en el pleno de la Asamblea de Madrid.

“Ese envío, por desafortunado que resulte, no es motivo de revocación de ningún concierto educativo”, señaló el consejero de Educación.

La inspección educativa acudió al centro el 29 de septiembre y habló con el director, el jefe de estudios y las familias. El pasado mes de septiembre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes declaró que se investigaría si las actuaciones del director del centro educativa suponían “alguna forma de presión” a alumnos y padres.

Sin embargo, la inspección concluyó que las familias consultadas han afirmado estar “muy contentas” con la educación que sus hijos reciben en este centro de ideario católico.

El consejero de Educación ha respondió de esta manera a la pregunta de la parlamentaria de Podemos Cecilia Salazar que ha pedido “retirar de forma inmediata los conciertos a todos los centros de la Fundación Educatio Servanda”, entre los que se encuentra el colegio Juan Pablo II de Alcorcón.

Más de 5.000 personas piden a Cifuentes que retire la denuncia

Más de 5.200 personas firmaron en la campaña que la Asociación Enraizados inició en Change.org pidiendo a la presidenta popular de la Comunidad de Madrid que retirara la denuncia contra el colegio.

“Si finalmente el colegio tiene que pagar una multa por esta misiva, Cifuentes estará consiguiendo que se coarte la libertad de expresión de todos”, explicó José Castro Velarde, presidente de Enraizados.

“Este tema no afecta solo a los madrileños, sino a todos; ya que esta multa podría crear un precedente en el que cada vez que se discrepe de la ideología de género, habrá que pagar la sanción correspondiente”, señaló Castro.

“Esperamos que la presidenta de la Comunidad de Madrid recapacite y no imponga una sanción solo por pensar diferente, intentando así restringir un derecho humano básico como es la libertad de expresión”, concluye el presidente de Enraizados.

Cifuentes multa al director del colegio católico Juan Pablo II

Con la ley de LGTBIfobia en la mano, la Comunidad de Madrid ha sancionado este jueves al director del Colegio Juan Pablo II de Alcorcón.

El director del colegio católico Juan Pablo II de Alcorcón se ha convertido en la primera víctima de la ley contra la LGTBIfobia aprobada el pasado mes de julio en la Asamblea de Madrid.

La Comunidad de Madrid, gobernada por la popular Cristina Cifuentes, ha sancionado al director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón, por la carta que envió a los alumnos y familias del centro en la que advertía acerca de los peligros de la ideología de género.

Según informa la cadena SER, la Consejería de Políticas Sociales ha impuesto al director de este centro católico una multa de mil euros al considerar que ha cometido una infracción leve de la ley contra la LGTBIfobia.

Se trata de la primera vez que se aplica la ley contra la LGTBifobia, aprobada hace unos meses en la Asamblea de Madrid.

 

5 comentarios en “Así ha sido la persecución al colegio Juan Pablo II
  1. Artículo 20.1 de la Constitución española:

    Se reconoce el derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

    Artº 542 del C.P.- Incurrirá en la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de uno a cuatro años la autoridad o el funcionario público que, a sabiendas, impida a una persona el ejercicio de otros derechos cívicos reconocidos por la Constitución y las Leyes.

  2. imagino que todos recordamos si tenemos cierta edad,en las ferias el tren de la bruja piruja, esta mujercita llamada CIfuentes…es la perfección representativa de la BRUJA PIRUJA, el problema es que juega con NIÑOS; quizá su accidente en la moto la afecto al CEREbelo.. pero no para de dar ESCOBAZOS1 que como diría Kierkeegaard inspiran temor y temblor!

  3. Aquí, por muchos argumentos que expongamos, por defender la familia. El relativismo ciego, no lo va a ver, porque no hay peor ciego que el que no quiere ver.
    Hay que actuar unidos y que los hechos hablen por las palabras.Si queremos que esto revierta a lo natural, hay que manifestar: información,divulgación y presencia ciudadana con constancia y paciencia en una plataforma,sea infovaticana u otra que cordine y actúe.Todos los hombres de buena voluntad,unidos venceremos. La unidad hace la fuerza y todo político que vaya en contra del bien común, hay que sacarlo de la política y decirle que se marche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles