PUBLICIDAD

Una testigo del asesinato del sacerdote: ‘Le obligaron a ponerse de rodillas’

|

Una de las religiosas presentes durante el ataque a una iglesia en Normandía relata cómo los yihadistas se grabaron y dieron un sermón en árabe antes de degollar al sacerdote de 84 años. 

Este martes a primera hora de la mañana dos yihadistas han atacado la iglesia de St.-Etienne-du-Rouvray. En su interior se encontraban un sacerdote, dos monjas y varios fieles que asistían a la celebración de la Santa Misa.

Los terroristas tomaron como rehenes a los presentes en la iglesia y degollaron al sacerdote Jacques Hamel de 84 años antes de ser abatidos por la Policía. El Estado Islámico ha reivindicado y celebrado el ataque.

Una de las religiosas que fue testigo del ataque ha asegurado en declaraciones a la televisión BFM que el sacerdote fue obligado a arrodillarse antes de ser asesinado mientras los presentes en la iglesia gritaban y suplicaban por su vida.

«Le obligaron a ponerse de rodillas. Quería defenderse. Y fue entonces cuando sucedió la tragedia,» ha relatado la religiosa, identificada como la hermana Danielle.

«Ellos se grabaron a sí mismos. Hicieron una especie de sermón alrededor del altar, en árabe. Fue horrible», ha asegurado. Del sacerdote asesinado por ISIS, la hermana Danielle ha afirmado: «Era un gran sacerdote».

Esta religiosa pudo huir de la iglesia y advertir a un vehículo que pasaba cerca de la iglesia de lo que estaba sucediendo en el interior del templo.

Según otros testigos de los hechos citados por medios franceses, los yihadistas gritaron «Alahu akbar» («Dios es el más grande») durante el ataque antes de ser neutralizados por las fuerzas de seguridad.

A través de un comunicado de la agencia de noticias Amaq relacionada con el ISIS, este grupo ha reivindicado que el ataque se llevó a cabo por «dos soldados del Estado Islámico».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles