‘No voy a pedir perdón por ser católico, no podemos renunciar a nuestra libertad’

|

Enrique-Cabrera

Enrique Cabrera, párroco de Nuestra Señora del Enebral en Collado Villalba, se enfrenta a la persecución de PSOE, Podemos e Izquierda Unida por defender la doctrina católica y condenar la ideología de género. Estas formaciones presentarán una moción en el pleno del ayuntamiento para reprobar sus palabras. 

La libertad de expresión de los católicos está siendo atacada de forma sistemática por quienes pretenden imponer un pensamiento único. Así lo demuestra la moción que PSOE, Podemos e Izquierda Unida presentarán esta tarde en el pleno del ayuntamiento de la localidad madrileña de Collado Villalba contra el párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Enebral, Enrique Cabrera.

Estas formaciones pretenden que el Ayuntamiento de Collado Villalba repruebe a este sacerdote por recordar durante una homilía el pasado 13 de junio las enseñanzas de la Iglesia sobre la homosexualidad y la transexualidad y por atreverse a cuestionar la ley de transexualidad aprobada hace unos meses por la Asamblea de Madrid.

Sus palabras de condena a la ideología de género le han costado a este sacerdote -igual que les sucediera al cardenal Antonio Cañizares y a los obispos de Getafe y Alcalá de Henares- una auténtica persecución mediática que ahora ha llegado hasta el pleno del ayuntamiento de la localidad en la que ejerce como párroco.

‘No podemos renunciar a nuestra libertad’

En conversación con INFOVATICANA, Enrique Cabrera ha asegurado que mantiene la alegría y la paz a pesar de los ataques recibidos y ha recordado que todo lo que dijo en su homilía se adhiere a las enseñanzas de la Iglesia y las declaraciones realizadas por los obispos de Alcalá de Henares, Getafe y San Sebastián.

Respecto a una posible rectificación de sus palabras, este sacerdote señala que puede pedir perdón por sus propias faltas o pecados pero nunca por decir lo que enseña la Iglesia. «No voy a pedir perdón por ser católico, yo soy un sacerdote católico que enseña la doctrina católica», ha declarado, al tiempo que ha defendido que su público no es la dictadura del relativismo sino «Jesucristo, que dio su vida para que anunciemos la verdad que hemos recibido».

«No podemos perder ni renunciar a nuestra libertad, no podemos plegarnos ni arrodillarnos ante el paganismo ni ante la dictadura del relativismo», ha afirmado el párroco Nuestra Señora del Enebral, que no ha dudado en poner de manifiesto la persecución que sufren los que se atreven a cuestionar los postulados de la ideología de género.

‘Quieren convertir en delito la libertad de expresión’

En su homilía durante las fiestas de San Antonio, este sacerdote señaló que las personas no tienen género, sino sexo, y criticó por esta razón el artículo 4 de la ley de transexualidad madrileña que afirma: «Toda persona tiene derecho a construir para sí una autodefinición con respecto a su cuerpo, sexo, género y orientación sexual».

También advirtió sobre el peligro de «dedicarse a un bricolaje anatómico imposible» -en relación a la transexualidad- y recordó que «el hombre no se crea a sí mismo» y que la voluntad humana no crea la realidad. «Cuando el hombre juega a ser como Dios, se destruye, se autodestruye, de forma inexorable», afirmó.

«Al poder de turno, cualquiera, no le interesan las familias sanas y fuertes, sino las personas solitarias y desvinculadas, frágiles y vulnerables, es decir: fácilmente domesticables», puso de manifiesto Cabrera, que también advirtió sobre la intención de convertir en un delito el ejercicio de la libertad de opinión y de expresión cuando no coincida con el pensamiento relativista.

A continuación, un fragmento de la homilía del párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Enebral en la fiesta de San Antonio:

Desde esta atención a la actualidad, quería comentar una Ley, aprobada hace muy poco por la Asamblea de la Comunidad de Madrid, este 17 de marzo de 2016. La llamada “Ley de Identidad y Expresión de Género”, también llamada Ley de Transexualidad. Que parece como si este fuera el gran problema social que padecemos en estos momentos, y que esta fuera la tremenda demanda social en que vivimos.

El primer detalle es recordar que las personas no tenemos género, género tienen las palabras, pero las personas no tenemos género, tenemos sexo, que puede ser masculino o femenino.

Bien, pues dice esta nueva ley en su artículo 4: “Toda persona tiene derecho a construir para sí una autodefinición con respecto a su cuerpo, sexo, género y su orientación sexual.  La orientación, sexualidad e identidad de género que cada persona defina para sí, constituye uno de los aspectos que forman su dignidad y libertad”. Es la frase clave de esta Ley.

Ley que está expresando la llamada Ideología de Género, que afirma que cada uno se puede fabricar la realidad a su medida, como si fuese un chicle: yo no recibo el ser hombre o no recibo el ser mujer de parte del Dios Creador, ni dentro del proyecto bueno que Dios tiene para mí, sino que yo elijo ser hombre, o yo elijo ser mujer, a mí medida y según me apetezca. 

Pero esta nueva ley se olvida de que el hombre no es sólo una libertad que él se crea por sí solo, el hombre no se crea a sí mismo; es espíritu y voluntad sí, pero también es naturaleza.  Y yo no me creo a mí mismo.

Lo que hay detrás es el presunto derecho a que yo me defina a mí mismo, y que yo defina mi sexo, si quiero ser hombre o mujer.

Pero el cuerpo no es algo de quita y pon, soy yo, yo soy cuerpo y soy alma integrados. Aquí hay una concepción unitaria integrada, en la que no se separa el cuerpo del espíritu.  Pero estos piensan que yo con mi cuerpo, puedo prescindir de él, y lo puedo cambiar o moldear a mi voluntad.

Y por desgracia, una parte de la medicina deja de ser terapéutica, y en lugar de dedicarse a investigar la enfermedad, e investigar nuestras enfermedades para curarnos, así pierde recursos y pierde tiempo, para dedicarse a un bricolaje anatómico imposible, para dedicarse a un tuneado anatómico imposible, porque yo, por ejemplo, por mucho que entre en un quirófano, nunca llegaré a ser madre…..

En nuestra concepción cristiana, cuerpo y el alma están integrados, referidos uno al otro. Pero por el contrario, dice esta nueva Ley: “Todo ser humano tiene derecho a definirse a sí mismo como hombre o como mujer..” ¿Pero cómo vas a tener un derecho contra tu cuerpo? Un cuerpo que no puedes anular ni ignorar.

Detrás de esta ley hay una absolutización de la voluntad del hombre. Pero, ¿mi voluntad crea la realidad? Pues no es cierto. Mi voluntad no crea la realidad, la realidad estaba antes que mi voluntad.

Y si mi voluntad decide que ahora es de noche, ¿acaso por eso lo sería? ¿Y si mi voluntad decide que ahora es invierno?  ¿Desde cuándo mi voluntad establece la realidad, desde cuándo mi deseo establece la realidad?

Y es que uno de nuestros peores engaños es la autosuficiencia. Creer que yo puedo construir mi vida desde mí mismo. Estamos jugando al “ser como dioses”. Junto a la Ideología de Género, por la que yo decido desde mi voluntad si quiero construir mi vida como hombre o como mujer, está la Ideología del deseo, del “seréis como dioses”: lo que yo quiero y deseo se convierte en la medida de la verdad y de la realidad. Pero ante todo esto, cuando el hombre juega a ser como Dios, se destruye, se autodestruye, de forma inexorable.

Para estas leyes, una persona, negando su anatomía, su naturaleza y su biología, puede decidir, autodefinir, su sexo, con la consecuente destrucción de la familia, del sentido del Don de Dios que has recibido en tu naturaleza masculina o femenina, y que te sitúa en el Plan que Dios tiene para ti, esta pretensión de querer uno mismo autodefinirse al margen de nuestra naturaleza, es una consecuencia de una sociedad enferma y decadente, que ha perdido el sentido de la realidad.

Y así uno ya no se entiende como padre, o ya no se entiende como madre, que te da una misión concreta, y te da un sentido para vivir, dentro de una familia fuerte, sino desde la autoelección: yo de forma caprichosa elijo el sexo y género que quiero ser.

Y es que con frecuencia, al poder de turno, cualquiera, no le interesan las familias sanas y fuertes, sino las personas solitarias y desvinculadas, frágiles y vulnerables, es decir: fácilmente domesticables.

Pero naturaleza y biología se nos impone desde el realismo, y como cristianos, desde el designio bueno, desde el plan y el proyecto bueno de Dios para con nosotros, en la mayoría de vuestros casos: como padres y madres, como constructores de familia y sociedad, de cultura y de vida.

Y también, para nosotros cristianos, la diferencia de sexos no es lucha ni antagonismo, sino que es riqueza, es posibilidad, oportunidad, llamada a la comunión, no a la rivalidad, sino a la unidad, a una unidad complementaria, en la que en el matrimonio engendra la nueva vida humana, surge y nace la nueva vida humana, llena de belleza y dignidad innegociable.

Nosotros los cristianos hablamos de igualdad en la diversidad, entre el varón y la mujer, identidad e igualdad en cuanto a la dignidad del varón y de la mujer, pero diversidad entre ellos en cuanto a su misión y tarea. Incluso me atrevería a decir, en cuanto a esa igualdad en la dignidad, que podemos pensar que la dignidad de la mujer podría ser un peldaño más alta incluso que la del varón, desde ser solo la mujer la cuna de la vida, desde el don sagrado de su maternidad.

Por eso, frente a esta Ideología de Género, la realidad es testaruda, la realidad es lo más testarudo que existe. De forma que si yo voy en un avión, y resulta que ese avión se estrella, y solamente encuentran de mi la uña de un pie, al analizarla, sin ningún margen de error, podrán decir: esta uña pertenece a un ser humano, y un ser humano de sexo varón, o de sexo mujer. Estamos hechos así.

Mención aparte merece la entrada de estas nuevas Leyes en el Sistema Escolar y educativo, la perversión de la Ideología de Género, para transmitir a los niños el mensaje de que: “El sexo no se tiene, sino que el sexo se escoge”. Y de que por tanto, los niños tienen que probar, probar, y ver cual les gusta más, y escoger el que quieran.

Esto es exactamente lo que les faltaba ya a nuestros adolescentes y jóvenes, como no les tenemos poco desorientados, desorientarlos más todavía…

Por un lado, esta pretensión se pone en su sitio simplemente cuando uno está en una cafetería, un cine, un aeropuerto o cualquier espacio público, y tiene que entrar en el cuarto de baño. En función de su biología, naturaleza y anatomía sabe muy bien en que cuarto de baño tiene que entrar, y no en función de su voluntad ni deseo.

Por otro lado, ante este avance legal de la ideología de Género, que destruye la familia y el sentido de familia, y que por lo tanto, la familia, como célula fundamental de la sociedad que es; pues estas leyes lo que hacen entre otras cosas es debilitar y erosionar nuestra sociedad.  Y si yo fuera un islamista radical, que haberlos haylos, y no muy lejos de aquí, ante estas nuevas leyes me estaría partiendo el esternón de risa, y frotándome las manos mientras pienso: “Ya queda menos para que estos vuelvan a ser nuestros”.

A veces otras culturas no nos tienen ningún respeto, cuando les mostramos el carácter enfermo y decadente de nuestra sociedad. Y lo peor de todo es que a veces tienen bastante razón. No solamente las personas pueden enfermar y suicidarse, también lo pueden hacer las culturas y las civilizaciones como la nuestra.

¿Cuál es en nuestro país el lugar más peligroso para la vida de un niño, y con diferencia?  ¿Cuál es el lugar más peligroso para la supervivencia de un niño? Pues estadísticamente y sin ninguna comparación, el lugar más peligroso para un niño es el vientre de su madre. Y esto además, esta estadística, por segmentos de edades, se puede disparar.

Aquí también nuestra sociedad muestra su cara más decadente y enfermiza, cuando piensa que un niño es una amenaza para mi comodidad, es una amenaza para mi egoísmo. Y así estamos en los 100 mil abortos por año.

Y es que está claro que el aborto no es de izquierdas ni de derechas, prueba de ello es que muchas personas de izquierda están en contra de él.

Ideología de Género y Aborto son dos de las más importantes expresiones del Relativismo social y cultural en el que nos encontramos, dos de los mayores signos de la Cultura de la Muerte en que vivimos.

Acontecimientos que no salen gratis, y que nos están abocando al Invierno demográfico, a la catástrofe demográfica en que nos encontramos. Y que es la expresión de una cultura Sin Esperanza. Porque un mundo sin Dios, es un mundo sin esperanza.

Y es que se comienza por el olvido de Dios, por darle la espalda a Dios, pues en Dios se encuentra toda la razón de nuestra vida, de nuestro origen y de nuestro destino. Se sigue por el Desarraigo Existencial, pues una vida sin origen ni finalidad, entra en una angustiosa crisis de sentido, y se entra en la crisis del sentido último, y se desemboca con el Desarraigo Moral, que acaba en el individualismo egoísta, en el egoísmo existencial, en la mera búsqueda del placer egoísta, y en ver a los otros como cosas de usar y tirar, igual que los klineex.

¿Qué será necesario para que descubramos a Dios nuevamente y que Dios no me llama para que mi vida sea menos, sino para que sea más?

Y es que la imagen de una persona relativista, es la imagen de una persona sentada en la rama de un árbol, que está con una sierra, cortando la rama sobre la que se encuentra sentada sobre el vacío.

Pero todavía es peor cuando del relativismo, pasamos a la dictadura del relativismo. Cuando se quiere convertir en un delito el ejercicio de la libertad de opinión y de expresión, cuando no coincida con el pensamiento relativista.

No estoy hablando de músicas celestiales, la semana pasada el cardenal de Valencia, Antonio Cañizares, que le conozco bien, porque fue profesor mío, hizo referencia al peligro del relativismo y de la ideología de género. He hizo una llamada a la Objeción de Conciencia. Un elemento básico de la democracia. Ni ejercerla ni reclamarla puede ser considerada un delito, o algo contrario a la libertad.

El cardenal no ha hecho más que esto, denunciar en función de su derecho de ciudadano libre, a expresarse públicamente, y a la vez en su derecho y obligación de pastor, de iluminar las conciencias de sus fieles, siendo totalmente coherente con la enseñanza de la Iglesia. Y le han dado palos como para hacer un fuerte.  Como que ha sido denunciado por unas cuantas asociaciones civiles, y partidos políticos del Parlamento regional valenciano, dónde ha sido insultado, y donde se ha querido votar una moción de censura y reprobación contra él, además del linchamiento mediático.

Pero ahora, eso sí, aquí hay dos varas de medir. Cuando un cardenal lo dice le machacan, pero la alcaldesa de Barcelona, ha dicho públicamente que “hay que desobedecer leyes que a ella le parecen injustas”, y no la ha pasado nada.

Estos son dos varas de medir, parece que la libertad de expresión es solo para unos, y que los derechos son solo para unos, y que para los demás son solo las obligaciones. Como dijo un obispo de Estados Unidos: si la cosa sigue así, yo posiblemente muera en mi casa, mi sucesor posiblemente muera en la cárcel. Y su sucesor, posiblemente morirá martirizado.

Occidente, nuestra cultura occidental, se ha construido sobre dos pilares desde hace dos mil años:  La fe y la razón unidas de forma inseparable. Debilitada la fe, la razón no permanece inalterable, sino que es arrastrada y dañada por el debilitamiento de la Fe. Como vemos por estas nuevas leyes, que no es que vayan en contra de la Fe, es que van en contra de la razón.

Dios tiene caminos que para nosotros hoy son insospechados. Y Dios es mucho más grande que nuestras pequeñas medidas. Pero también Dios quiere elevar al hombre contando siempre con el hombre, y para eso Dios llama y sigue llamando, para que seamos constructores del Reino de Dios y de la civilización del amor.

Solamente allí donde Dios es reconocido como Dios, allí el hombre es también valorado y reconocido en toda su grandeza y dignidad innegociable. Este será siempre el mejor negocio de nuestra vida: Buscar a Dios, encontrar a Dios, que se ha hecho hombre como nosotros en Jesucristo, y vivir en esa vida nueva y esa plenitud a la que Jesucristo nos invita. Este es el secreto de los santos. Este fue el secreto de San Antonio de Padua.  

 

 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
19 comentarios en “‘No voy a pedir perdón por ser católico, no podemos renunciar a nuestra libertad’
  1. Soy feliz de vivir las normativas que vienen implícitas en mi nacimiento y se ajustan a las directrices de ser cristiana. Respeto a tod@s y sólo deseo paz y libertad de expresión. Pero exijo que se nos respete también.

  2. La ideología de género incluye ideas de diferentes corrientes de pensamiento filosófico y psicológico armonizadas o, mejor dicho, forzadas a armonizarse en una propuesta que busca destruir el concepto de familia tal como lo conocemos actualmente. Postula que la misma es fruto de la sociedad decadente de nuestros tiempos y del devenir histórico que asegura la desigualdad del hombre con la mujer. Por ende, para lograr la igualdad definitiva entre hombre y mujer es necesario:

    • Cambiar todos los roles masculinos y femeninos existentes.
    • Considerar la familia actual como algo deprimido.
    • Estructurar un nuevo tipo de unión “familiar”.
    • Permitir diferentes formas de contacto sexual como parte de la igualdad.
    • Negar la identidad biológica-psíquica-espiritual del “ser mujer” y del “ser hombre”.
    • Eliminar el lenguaje actual en lo referido a temas masculinos femeninos.
    • Cambiar todos los términos que incluyen tácitamente/excluyen a la mujer dentro del hombre. Por ejemplo: “los alumnos de esa escuela” por “los alumnos y alumnas de esta escuela”.
    • Anular la proposición “de” en la determinación del nombre de casada de la mujer.
    • Androginizar el lenguaje. Puesto que no existe forma de describir lo que no es masculino o femenino que deben tender a unirse.

    Por ello esta doctrina nazi integrista y fundamentalista de género no busca la igualdad de derechos o de deberes entre hombre y mujer sino la destrucción de la familia normal de hoy para reconstruir un concepto de familia distinto, mas no solo distinto: nuevo.

  3. Hay que leer»Manifiesto Comunista» de Marzo donde Marx propone la destrucción de la familia, por ser burguesa, y verás de dónde salen todas esas presiones destructivas de la dignidad humana, nos quieren despersonalizado y obedientes por no ser parte de una familia.

  4. Dios lo bendiga padre cuente con las oraciones de las monjas. Nos alienta escuchar a los pastores, pues parece que hay pocos con su valentía.

  5. A los católicos del siglo XXI nos han tocado vivir tiempor dificiles, pero siempre ha sido así: en el siglo XVI los protestantes, en el XVII los racionalistas, en el siglo XVIII los ilustrados, en el siglo XIX fueron los liberales, y en el siglo XX los comunistas, nazis y fascistas. Todos ellos decian defender la libertad, el progreso y prometian un paraiso en la tierra, que termino convirtiendose en un infierno en muchos casos. Ahora no toca lidiar con la ideologia de genero, el nuevo totalitarismo para el siglo XXI en Occidente, que quiere subvertir el orden natural y, como todo totalitarismo, acabar con la libertad de expresión, de pensamiento…, con la complicidad de algunos miembros de la Iglesia tan cegados por el falso progreso, que desearian pervertir el dogma católico a fin de adecuarlo a ese «paraiso en la tierra», a esa Arcadia feliz que la Dictadura del Relativismo esta prometiendo a quienes a ella se doblegan. Este caso es un ejemplo de lo que se avecina, pero tambien del desamparo en el que viven los prelados, sacerdotes y fieles que, fieles a la Verdad, no se doblegan ante el Pensamiento Unico.

  6. Te apoyo en todo Quique, hay quien quiere que pensemos todos igual. Nos quieren prohibir pensar y hablar, pero no callaremos.
    ESTOY CONTRA EL PENSAMIENTO ÚNICO DE LA EXTREMA IZQUIERDA.

  7. Todo mi apoyo al padre,hay que ser valiente ,el Cristianismo siempre ha ido acompañado con la persecución porque no se amolda al mundo.

  8. Buenas tardes padre estoy de acuerdo con usted en todo mas alto se puede hablar pero mas claro no
    Perseveremos en la fe y pidamos a la Virgen Santisima que nos proteja de todo mal
    Dios le bendiga

  9. Me encantaron sus palabras padre, al ser madre te das cuenta, te desdibujas por criar a tus hijos con valores y principios, no se puede criar desde la relatividad. Bien nos hace recordar quienes somos y no creernos Dios.

  10. Completamente de acuerdo con el P. Enrique Cabrera, como decía S. Juan Crióstomo en su homilía: COMO SAL Y COMO LUZ:
    …No penséis—dice el Señor a sus discípulos—que os lanzo a combates sin importancia, y que os encomiendo negocios de poca monta. No. Vosotros sois la sal de la tierra. Entonces, ¿curaron los Apóstoles lo que estaba podrido? De ninguna manera. Lo que el Señor renovaba y a ellos entregaba, lo que El libraba del mal olor de la podredumbre, eso salaban ellos, conservándolo y manteniéndolo en la novedad que del Señor había recibido. Porque librar de la podredumbre de los pecados fue hazaña exclusiva de Cristo; mas hacer que los hombres no volvieran a pecar fue ya obra del celo y del trabajo de sus Apóstoles. ¿Veis cómo poco a poco el Señor les va haciendo ver que son superiores a los profetas? Porque no les llama maestros de sola Palestina, sino de la tierra entera; y no sólo los hace maestros, sino temibles.
    Ahí está la maravilla: que los Apóstoles no se hicieron amables a todo el mundo porque adulasen y halagaran a todos, sino escociendo vivamente como la sal.

    Quizá esto es lo que ha faltado en nuestros «apostoles», salar para mantener en el ardor de la fe, y eso precisamente es lo que están haciendo algunos sacerdotes, porqué si la sal se vuelve sosa…

  11. La valentía del R.P. Enrique Cabrera nos debe servir de ejemplo a todas las personas de buena voluntad. Su ejemplo merece ser seguido por todos los amantes comunicantes, para defender, sin miedo, lo que está en la naturaleza humana de forma indeleble.
    Las investigaciones científicas, que viene haciendo el equipo del Doctor Francisco Vizoso, con células madres uterinas, para el tratamiento del cáncer, están revolucionando la Ciencia. Unos estudios con células de mujer, que es quien tiene útero. El hombre, aunque lo intente, no podrá aportar células uterinas.
    Debemos defender la Naturaleza humana. …y defender la familia, con hijos e hijas y con un padre y una madre, de sexo diferente,….sin manipulaciones aberrantes.

  12. Vaya mi apoyo por su valentia padre, la verdad es que en el mundo que vivimos hay que ir contra corriente. por todas las aberraciones que estan ocurriendo y que solo los llamados de Dios, se dan cuenta los demas tienen una venda en los ojos. Que Dios lo bendiga y proteja siempre.

  13. Magnifica homilía, que el Señor le bendiga y proteja San Miguel , ante la jauría de colaboradores de satanás que se han echado ya a la calle descaradamente, puede que ganen batallas y muchos muramos en ellas pero la guerra la tienen perdida y los fieles el cielo ganado. Que la Virgen Santísima y San José le ayuden en su misión de buen pastor y el Espíritu Santo le siga conduciendo. Muchas gracias.

  14. Gracias padre Enrique Cabrera; es Vd., un auténtico ejemplo. Lo respeto y lo admiro. Me pregunto si sus compañeros sacerdotes del resto del mundo, tomarían ejemplo de su honestidad y valentía, para llamar al pan, pan y al vino, vino, sin más, y en las homilías, en todas las celebraciones, se informara a los fieles con claridad y transparencia de lo que está ocurriendo. Muchos, muchos, muchos aún no se han enterado, o piensan que no va con ellos. Mas allá, me pregunto dónde están nuestros políticos que se dicen cristianos? Cuál es su actitud ante esta terrible persecución destructiva y sin sentido que estamos sufriendo? Donde estamos los millones de personas que nos consideramos creyentes y que nos parapetamos detrás de la ignorancia y el miedo para que así, no se note nuestra presencia y podamos ser reprendidos? Gracias padre. Yo creo que es hora de plantar cara y decir BASTA. Actuar unidos a líderes, como Vd., y usar todos los medios a nuestro alcance, por supuesto pacíficos, para defender nuestro pensamiento y nuestros valores. Yo confió en Jesús totalmente, pero siento que El también quiere que nosotros hagamos nuestra parte. Que Dios lo Bendiga padre!!

  15. Estoy contigo querido Padre Quique,
    La valentia que demuestras sera recompensada y ya sabes que la verdad os hara libres.
    Eres un Gran apostol para mi.
    Mi oracion x ti y todos las k no pudieron comprender tu mensaje.
    Un abrazo fraterno Paula

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles