Venezuela pide a Maduro la entrada de alimentos a través de Cáritas

|

venezuela

Por medio de una carta remitida al presidente de Venezuela, la Conferencia Episcopal venezolana ha pedido al gobierno que permita la entrada de alimentos y medicinas a través de Cáritas y otras organizaciones para satisfacer las urgentes necesidades de la población.

La Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) ha enviado una carta a Nicolás Maduro para trasladarle su preocupación por la situación en la que se encuentra el país debido a la escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos.

En el escrito, los obispos piden al gobierno de Nicolás Maduro que permita a la Iglesia –a través de Cáritas y otras organizaciones privadas- “traer alimentos, medicinas y otros insumos necesarios para poder satisfacer las urgentes necesidades de la población”.

Desde hace más de dos años, la creciente crisis económica que impera en el país venezolano ha provocado, entre otras cosas, que en los supermercados ya no haya alimentos, que la violencia e inseguridad haya aumentado considerablemente o que en varias partes del país se recorte el servicio eléctrico durante cuatro horas al día.

‘Nunca antes Venezuela había sufrido así’

Los obispos también advierten que “nunca antes Venezuela había sufrido la extrema carencia de bienes y productos básicos para la alimentación y la salud”, así como el “recrudecimiento de la delincuencia asesina e inhumana, el racionamiento inestable de la luz y el agua, la profunda corrupción en todos los niveles del Gobierno y la sociedad y la ideologización y el pragmatismo manipulador que agudizan esta situación”.

La Conferencia Episcopal de Venezuela también ha querido, a través de la carta enviada a Nicolás Maduro, recordar al gobierno su deber de “favorecer todas las formas de ayuda a los ciudadanos”, y por ello defienden que  “es apremiante la autorización a instituciones privadas del país, como Cáritas y otros programas de diferentes confesiones religiosas, para que podamos traer alimentos, medicinas y otros insumos necesarios, provenientes de ayudas nacionales e internacionales, y organizar redes de distribución a fin de satisfacer las urgentes necesidades de la gente”.

Asimismo, han hecho referencia “a todos los que se aprovechan de la situación de escasez y carestía por la que atravesamos los venezolanos”, especulando con los precios, o quienes “abusando de su autoridad, exigen pagos que no les corresponden”.

‘No debemos ser ciudadanos pasivos y conformistas’

Por último, los obispos venezolanos han recordado la ley de amnistía aprobada por la Asamblea Nacional –rechazada por Nicolás Maduro- y han defendido que se trata de “un clamor nacional e internacional y una contribución a la distensión social. Desconocer a la Asamblea Nacional es desconocer y pisotear la voluntad de la mayoría del pueblo”.

“Tanto los líderes del oficialismo como los de la oposición deben expresar su seria preocupación por todo el pueblo, sin dejarse llevar por intereses partidistas y particulares. Es hora de demostrar que se está en una actitud de defensa del bien común y de los verdaderos intereses de cada uno de los ciudadanos de Venezuela”, han añadido.

“Nunca debemos ser ciudadanos pasivos y conformistas, sino sujetos conscientes de nuestra propia y calamitosa realidad; sujetos pacíficos, pero activos y, en consecuencia, actuar como protagonistas de las transformaciones de nuestra historia y nuestra cultura”, concluyen.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles