Clinton: ‘La persona no nacida no tiene derechos constitucionales’

AGX01 - NUEVA YORK (EE.UU.)
|

AGX01 - NUEVA YORK (EE.UU.), 31/3/2016.- La precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton habla hoy, jueves 31 de marzo de 2016, durante un evento de campaña en el Purchase College at State University en Nueva York (EE.UU.). EFE/ ANDREW GOMBERT

La ex secretaria de Estado vuelve a defender el aborto la campaña y sólo reconoce el «derecho de la mujer a decidir». 

La precandidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha ido un paso más allá en su defensa del aborto y ha afirmado en el programa de televisión Meet the Press de la cadena NBC que los no nacidos no tienen derechos constitucionales.

Durante una entrevista en este programa, Clinton aseguró que «una persona por nacer no tiene derechos constitucionales». Al ser interrogada por el entrevistador sobre los derechos de los no nacidos, la candidata demócrata sostuvo que «es algo que no existe».

La ex secretaria de Estado manifestó que su postura frente al aborto es la misma que la expresada por el Tribunal Supremo en el caso Roe v. Wade, que permitió legalizar el aborto en Estados Unidos.

Para Clinton, no existe el derecho de los no nacidos a la vida, sino el «derecho constitucional» de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo y en el ámbito de su vida privada. Este sería el único derecho a tener en cuenta a la hora de legislar el aborto, según la opinión de la candidata.

Sin embargo, en algunos sectores de la opinión pública estadounidense ha sorprendido que Clinton utilizara el término «persona» para referirse a los no nacidos, ya que es bien conocido el empeño de los abortistas por intentar negar la humanidad del feto.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “Clinton: ‘La persona no nacida no tiene derechos constitucionales’
  1. Está diciendo que “una persona por nacer no tiene derechos constitucionales”, que se la puede matar impunemente, y se queda tan ancha. ¿Acaso hay alguna diferencia entre un nacido prematuro de seis meses y un no nacido de la misma edad? Eso se llama ASESINAR.

  2. Eso en los Estados Unidos de Norteamérica, por supuesto.
    .
    En el resto del mundo distinguimos todavía entre individuo y especimen. Esa es la diferencia por la que un ser humano no mata a otro inocente si antes no ha rebajado su condición a la de ejemplar.
    .
    No es casualidad que esa sea la fuerza que justifica y da alas al terrorismo asesino de multitudes anónimas caracterizadas por pertenecer a una clase o grupo. Primero se les niega su esencial individuación, su filiación, y después se les renombra peyorativa o técnicamente por lo accidental, embrión, feto, etc.
    .
    Un individuo es la persona perteneciente a una clase o grupo, considerada independientemente de las demás. Un especimen la muestra, modelo o ejemplar que tiene las cualidades o características de su especie muy bien definidas.
    .
    Teniendo esto claro el primer supuesto queda invalidado.

  3. Llegados a un punto, los abortistas dan pena. Dan pena por su cerrazón, por su fanatismo ideológico que no aciertan a justificar. Porque no nos engañemos, no es más que eso. Son sepulcros blanqueados, saben que están muertos por dentro porque matan, saben que se deshacen de sus hijos. Pero quieren hacerlo con apariencia de gente de bien. Quieren matar y ser políticamente correctos. Es la tragedia del ateísmo, quieren parecer buenos, pero, sin trascendencia y sólo con materialismo, no atinan a «justificar» «su» «moral». La ley moral no emana de la materia, la materia en sí misma no es buena ni mala. Sólo los actos de las personas libres pueden ser buenos o malos. La ley moral emana de Dios.

  4. Sin más retóricas . Es persona pero no tiene derechos.Y punto. Algo se ha ganado: Verdad en el lenguaje.

    La Clinton no cambiará. Es alumna aventajada de su calamitosa generación, la de la revolución del 68.

  5. Los derechos se fundan en la realidad del sujeto de derecho. Si el no nacido es individuo de naturaleza humana desde la concepción, entonces es sujeto de derechos humanos, de los cuales el derecho a la vida es el más básico. Por otro lado, es falso que el no nacido sea un órgano del cuerpo de su madre (parece mentira que se use tal argumento absolutamente anticientífico) y también es falso que la madre tenga derecho absoluto sobre su cuerpo: no existe, por ejemplo, el derecho a mutilarse, a quitarse un ojo etc. Cualquier manipulación del cuerpo ha de tener un fin terapéutico o de mejora del mismo.

  6. Se empeña usted señora Gonzalez en apostar por Trump.
    Ya se que no le gusta la Señá Hilaria pero el otro no es trigo limpio

  7. Pobres americanos, elegir entre el impresentable de Donald Trump y la asesina niños Hilaria Clinton. Lo tienen verdaderamente dificil, menudis ejemplares. ¿Es que no hay gente decente en los Estados Unidos?. Visto lo visto con la marioneta Obama….esperemos cualquier cosa.

  8. Bueno señora Hillary puesto a decir estupideces yo también podría decir que no tienen derechos constitucionales las mujeres o, por lo menos, las culonas cornudas consentidoras.

  9. Está claro que Clinton no puede hablar de biología. Simplemente la niega: la embriología es una masiva demostración de que el embrión existe y que todos hemos empezado por ahí.
    Sra. Clinton he conocido a personas de EEUU equilibradas, gentes buenas y generosas con los demás, y le aseguro que no piensan como Ud.

    Hay frases que Ud. suelta ( con sorprendente falta de de profundidad ) que me parecen lamentables y Ud. sabra a que intereses responden. Hoy, el debate sobre el aborto ya no es racional, porque la ceguera hacia el embrión del feminismo radical impide debatir racionalmente el asunto: un diálogo con un sordo.

    En el fondo, me parece que este asunto es jurídico: los legisladores hacen las leyes y, trágicamente, las malas leyes, tanto o más eficaces que las buenas de tejas abajo, influyen en la realidad social y envenenan las almas humanas.

    Sólo le voy a apuntar un detalle: cuando se debatió en las Naciones Unidas la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en los borradores (de Maritain y Malik, por ejemplo, buenos cristianos y, en gran medida, promotores de los derechos humanos desde la perspectiva del derecho natural) se incluía al no-nacido, desde la concepción, como titular de esos derechos. Sin embargo, la presión de los países comunistas (son ellos los primeros promotores del aborto como cosa inocente) fue terrible, una especie de chantaje: o se eliminan los derechos del no-nacido o no hay Declaración Universal. Era una opinión minoritaria, pero salvajemente ficaz. Desde ese momento, en las Naciones Unidas los no-nacidos no existen como sujetos de derecho. En cierto modo, fue como el comienzo de la Guerra fría.

    En resumen: la idea no nació del feminismo radical de los años 60, sino de la mentalidad marxista-stalinista de los 40. No creo que le importe a Hillary que le recuerden esa negra ascendencia de sus ideas radicales, pero la historia es la historia.

    Puede que los más inocentes e indefensos de los seres humanos no los considere Ud. dignos de respeto, y haya apoyos economicos a esas sociedades que practican el aborto y no a las madres , siendo la realidad que los trocean y hasta venden partes de sus pobres cuerpos a terceros ( a mayor bestialidad creo que no se puede llegar ). Añada Ud., que no les dejan a las mujeres – no importa su edad – , que cuando vayan a abortar, puedan ver en la pantalla a sus queridos hijos moviendose, y sabe porque » porque muchas se marcharian de esos mortuorios sin pensarselo ni un segundo ), es que hasta esta prohibido que les dejen escuchar el latido de sus pobres criaturas indefensas, todo ello es simple y llanamente una canallada. Admiten esas clinicas abortistas que hay hacer un minimo de abortos para que resulte rentable el negocio, por que realmente el aborto es » eso «: un negocio.

    En uno de sus estado obligan a anestesiar a los no nacidos , para que no sufran antes de empezar a descuartizarlos, y creo que mayor maldad ya no cabe en la mente humana. Todo lo que esta pasando me parece una pelicula de terror.

    Mire, cuando una persona se muere, pero cuando le corresponde y por ley natural se llevan el bien y el mal que han hecho en esta vida, y siendo la muerte un acto privado, por mucha gente que rodee al moribundo, todos nos vamos a enfrentar personalmente a nuestros actos.

  10. ¡Y se queda tan ancha!
    Oiga, ¿las personas no tienen derecho, y los animales si? porque como se te ocurra romper un huevo de lagarto…
    Pero la culpa nos es de ella, la culpa es de los que van a escucharla y de los que luego votan a este personaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles