PUBLICIDAD

El obispo castrense de Australia, declarado inocente de las acusaciones de abusos

Bishop Max Davis on his way into the Central Law Courts to face sex offences. Pic Michael O'Brien - The West Australian - 25th July 2014 - FAIRFAX and FIN REVIEW OUT
|

MaxDavis_Military.Catholic.Org.Au_010316   Después de casi dos años siendo el objetivo de las acusaciones de abusos sexuales a menores, el obispo castrense de Australia, Max Leroy Davis, ha sido declarado inocente por la Corte del Distrito de Australia Occidental, según informa Aciprensa. Así lo ha confirmado la diócesis católica de la Fuerza de Defensa Australiana a través de un comunicado: «El obispo Max Davis, obispo de la diócesis católica de la Fuerza de Defensa Australiana, ha sido encontrado inocente de todas las acusaciones». El calvario del obispo castrense comenzó en junio de 2014, cuando fue acusado por la policía local de haber abusado sexualmente de un menor de 13 años en la escuela St. Benedict en 1969, dos años antes de su ordenación sacerdotal. Asimismo, fue acusado de estar involucrado en casos de abusos sexuales a alumnos de St. Benedict en 1972. Casi dos años más tarde, entre el 8 y el 15 de febrero de 2016, se ha celebrado el juicio por las acusaciones de abusos. A pesar de renunciar a su cargo de obispo el mismo mes en el que se produjeron las acusaciones, Davis siempre ha defendido su inocencia y durante el juicio se descubrió que en la época en la que se produjeron los abusos en St. Benedict, él mismo presentó una denuncia ante la dirección del centro tras recibir las quejas de los estudiantes.   Ahora la Justicia ha confirmado la inocencia de Davis frente a las terribles acusaciones de haber abusado sexualmente de menores e incluso se ha demostrado que él intentó defender a los alumnos frente a los ataques.

0 comentarios en “El obispo castrense de Australia, declarado inocente de las acusaciones de abusos
  1. Que el Señor le premie por el calvario que le han hecho pasar. Creo que nos deberíamos replantear -todos- casos cómo este. ¿Cómo proteger a las víctimas reales de abusos y proteger el honor de los acusados acusados injustamente? En un tema como éste me temo que es casi imposible reparar el error y el daño cometido al acusado injustamente. Le pasó lo mismo a un profesor de secundaria en mi ciudad, fue acusado injustamente por una chica que luego confesó a su madre que lo había hecho por rencor hacia el profesor y retiraron la denuncia, pero los daños hechos a esta persona fueron enormes e irrecuperables. ¿Como hacer?

  2. No hay calvario que un cristiano pueda pasar que no acabe en una resurrección gloriosa. La que tiene el problema, ahora, es la chica cuya felicidad y tranquilidad de conciencia quedará supeditada para el resto de sus días a la del que fue acusado injustamente . El Amor de Dios se derrama sobre la víctima y, si ésta lo acepta, sobreabunda en la persona que falsamente le denunció. Para el acusado injustamente, la abundancia, para la que pecó el resto. Dios tenga misericordia de ella porque no se trata de una persona cualquiera sino de un obispo. Y no, no es lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles