Si quiere proteger a sus hijos, apártelos de la televisión

|

cuatro La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha dictado una resolución por la que avala las promociones que emite Cuatro en horario infantil del programa Adán y Eva, en las que aparecen imágenes de concursantes desnudos. La CNMC ha archivado una denuncia contra Mediaset presentada por el Valedor do Pobo (Defensor del pueblo gallego), en la que da traslado de la queja de un particular que estaba viendo Cuatro con su hijo a la una de la tarde y apareció un anuncio de Adán y Eva «donde salían completamente desnudos un hombre y una mujer». Para este ciudadano, los menores deberían estar protegidos de este tipo de promociones «con imágenes morbosas en horario abierto al público infantil». El organismo supervisor considera en la resolución, a la que ha tenido acceso Servimedia, que Cuatro no contraviene en este caso la Ley Audiovisual ni el Código de Autorregulación, porque la ‘promo’ se emitió en la franja horaria de protección general de menores (de 6 a 22 horas), pero fuera de los tramos denominados de ‘protección reforzada’, y señalizó en pantalla con la calificación de ‘no recomendado para menores de 16 años’. Competencia también observa que la aparición de desnudos en el referido anuncio es «fugaz», pues la duración de la pieza es de 10 segundos, y «el solo hecho de emitir desnudos explícitos no constituye por sí mismo razón suficiente para considerar la necesidad de elevar la calificación por edades, sino que debe valorarse, además, el componente sexual de los mismos»y en la ‘promo’, no se ven «referencias, imágenes o insinuaciones de carácter sexual ni se aprecia en ellos ningún tipo de componente obsceno o relativo a actos sexuales» que obligaría a elevar la calificación a «no recomendado para menores de 18 años».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
6 comentarios en “Si quiere proteger a sus hijos, apártelos de la televisión
  1. El problema no es el desnudo en sí que puede ser calificado, y así lo ha sido, como artístico a lo largo de la Historia del Arte. Lo realmente nocivo es ampararse en el relato del Génesis para mostrar unos desnudos que no tienen nada del arte y la inocencia de nuestros primeros padres. Por este motivo la nueva serie debería ser calificada como pornográfica y excluida de la programación, nunca mejor dicho, televisiva por soez y denigrante.

  2. Mi hijo no ve la televisión. Igual que come frutas, y verdura, y pescado, etc… con una dieta sana y equilibrada por la que su madre y yo nos preocupamos, en la televisión sólo ve programas educativos (dibujos, series, documentales, etc…), proporcionados por su papá, extrictamente supervisados y controlados. Mi hijo no es el dueño del mando a distancia.
    A mí no me preocupa ese desnudo (de hecho somos nudistas), sino lo soez, la vulgaridad, etc… y sobre todo la violencia continua, explícita, omnipresente en la televisión (principalmente en los dibujos).
    No entiendo cómo es posible que tengamos la televisión que tenemos. En general, pero sobre todo pensando en los niños.
    Currándoselo un poquito es fácil desenganchar a tu hijo de la tele, y las ventajas son impagables. Mi hijo es con diferencia el primero de la clase. De lejos. Y todo gracias a unos dibujos y series que hicieron de él un pequeño intelectual.

  3. Otra vuelta de tuerca en el mecanismo (diabólico) que convierte la «libertad» mal entendida en herramienta para el socavamiento moral de la sociedad. Lo siguiente será peor y así sucesivamente. Solo hay dos alternativas: que nos demos cuenta a tiempo y nos convirtamos o afrontar las consecuencias en esta vida y en la otra.

    la libertad como «hacer el bien o el mal según le apetezca a uno y además eso del bien y el mal es relativo» es el dogma del sistema politico actual. La inevitable consecuencia es el crecimiento del Mal. En cambio la libertad cristiana solo existe cuando uno obra con conocimiento de cual es el bien que perdura y con la voluntad suficiente para llevarlo a cabo. Porque si por ignorancia o falta de voluntad, en el ejercicio de la «libertad» uno se engancha a las drogas o se pone en peligro o se empobrece por un placer pasajero, que libertad le queda? cada vez menos hasta que ésta desaparece.

    Como cita Benedicto XVI: «la democracia liberal se basa en presupuestos que es incapaz de garantizar» (Bockenforde). En lenguaje llano: este sistema tiende a la destrucción. En cristiano: es diabólico.

  4. No solo hay que pedir responsabilidad hacia los medios por sus contenidos, sino responsabilidad a los padres por permitir el acceso de sus hijos a los mismos.

    Hoy, sin ir mas lejos, fui a ver Deadpool al cine con mi hermano y un primo. Vi con algo de estupefaccion como varios padres entraban con sus hijos a la sala. Una pelicula que en todos lados lleva bien marcada su calificacion de no recomendada para menores de 18 años, y que incluso la productora de la misma se ha encargado de recordar en todo momento en anuncios y videos informativos, pidiendo a los padres que no lleven a sus hijos a ver Deadpool al cine.

    Pues bien. A los diez minutos de pelicula, los padres cabreados sacaban a sus hijos de la sala pidiendo a gritos la devolucion del dinero y el libro de reclamaciones del cine. La pelicula, como ya dije, avisa en todo momento, desde el propio cartel, hasta en taquilla, y en todos lados, que es una pelicula +18, y son los padres los que le echan la culpa al estudio por hacer una pelicula asi y no respetar a sus hijos.

    Creo que, como dije, hace falta responsabilidad por las dos partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles