Dos millones de personas toman las calles de Roma para defender la familia natural

|

circo massimo Italia se rebela contra la invasión del género. Una gran fiesta por la familia natural, fomentada por parte del episcopado italiano, ha sacado a la calle a 2 millones de italianos contra la ideología de género y las imposiciones del lobby homosexualista. El mítico Circo Máximo, situado en el centro de Roma y en el que cientos de cristianos fueron martirizados en el pasado, ha servido de escenario para dar cabida a la mayor manifestación que se ha celebrado en Italia a favor de la familia y en contra de la “ley Cirinna” que quiere imponer el Gobierno de Matteo Renzi.

El Senado debatirá finalmente esta semana, tras haber sido pospuesto, esta ley que abrirá la puerta al llamado matrimonio homosexual y a la adopción mediante distintas argucias legales. Y a pesar de la oposición que muestra la ciudadanía en las encuestas, el Ejecutivo pretende imponer el rodillo parlamentario.

Este sábado Matteo Renzi se ha encontrado con la respuesta de la sociedad civil. Una concentración sin parangón en el país. Los grupos profamilia se han unido a los pujantes movimientos de la Iglesia y con el apoyo de la Conferencia Episcopal Italiana han conseguido sacar a dos millones de personas a la calle sólo en Roma.

Exultante desde el escenario uno de los organizadores, Massimo Gandolfini, afirmaba que“somos muchos, muchos más de los que pensábamos. Esta movilización no es contra nadie, sino a favor de la familia”.

Un escenario que, para la ocasión, mostró una pancarta con este mensaje: “Prohibido desguazar a la familia”. Gandolfini se mostró a favor del respeto a los valores tradicionales y pidió que no se reconozca el derecho de adopción del hijo de la pareja.

Con información de Religión en Libertad.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “Dos millones de personas toman las calles de Roma para defender la familia natural
  1. Me gustaría saber qué narices significa «defender la familia natural». Yo soy el padre de una de esas «familias naturales» y NO NECESITO QUE NADIE ME DEFIENDA. Tengo trabajo, mi mujer también, entre ambos cuidamos de nuestro hijo, que crece feliz y contento. Punto. No necesitamos NINGUNA DEFENSA.
    .
    Cuando hablan de «defender» a la familia natural, en realidad se refieren a «atacar» a otros tipos de familia. Hablan de atacar a quienes tiene hijos por fecundación artificial, a quienes adoptan, a quienes no pudieron mantener su matrimonio y se divorcian, etc, etc… y sobre todo atacan a las familias homosexuales. ¿Por qué le llaman defender cuando en realidad quieren decir atacar?
    .
    ¿Por qué este ataque continuo y descarado? Déjenles en paz. Están en su derecho de criar a sus hijos, cambiar pañales, pagar libros del cole, etc, etc… como los demás sin que ustedes sigan con la tabarra, erre que erre, del ano y el ano, y para qué sirve el ano y bla bla bla… DÉJENLOS EN PAZ DE UNA PUÑETERA VEZ. Vivan su vida. Recen mucho para ganarse ese cielo en el que creen, y dejen en paz al resto del mundo que no piensa como ustedes.

  2. Por cierto, las lesbianas también son homosexuales, ¿Saben ustedes? Y no tienen ningún interés especial en el ano que no tengan todos ustedes…

  3. Señor «…enfants»: enhorabuena por su familia. Pero los políticos no tienen derecho a inventar un matrimonio que no existe y tampoco tienen derecho a tocar a nuestros hijos con sus ideologías.

  4. Los políticos no se inventaron un matrimonio que no existe. Cuando Zapatero legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo ya había muchas muchas parejas de lesbianas viviendo en pareja, más estables que muchos matrimonios católicos, juntas hasta la muerte, con hijos y nietos. Por otra parte, ¿Acaso no se inventó la Iglesia Católica que el matrimonio es uno de sus siete sacramentos?
    .
    Lo de «tocar» a sus hijos con sus ideologías suena como si un racista quisiera inculcarle su racismo a su hijo, o un terrorista su defensa del terrorismo… Usted quiere decirle a su hijo que esa gente son unos degenerados, ciudadanos de segunda. Está en su derecho. Pero lo siento mucho, mucha otra gente le va a decir que son gente normal, como usted y como yo.

  5. recuerda al Duque-de-si-mismo(Suarez),cuando vendía aquello de hacer normal lo que en la calle es normal
    El robo?
    El asesinato?
    El racismo?
    La pederastia?
    El bestialismo?
    Y un interminable etcétera de realidades que,por mucho que existan,no pueden ser normalizados…
    Ni cualitativa,ni cuantitativamente.
    Estos días sabemos que Caracas es la ciudad más insegura del mundo.Elevamos a rango de ley esa inseguridad?.
    No!!!No se legalizan las cosas porque existan previamente,sino por ideología subyacente.
    Mira que si hay que legalizar el fraude a Hacienda…

  6. Bravo por esos dos millones de italianos, y por los otros 3 o 4 millones que piensan igual y aceptan la voluntad de Dios como base firme de las instituciones humanas.
    Pero lamentablemente lo digo como que hace un año vivo en Milán, no hay tanta distancia entre la forma de vivir de la mayoría de los españoles, con los otros 50 y tantos millones de italianos que adoptan la manera egoísta de vivir de espaldas a Dios, sin matrimonio por iglesia o sin hijos, o que aceptan que sus hijos vivan así y que si tienen niños no los bautizan, y todos metidos de lleno en la sociedad de consumo, llenos de juguetes tecnológicos, programas de televisión y los más pudientes viajes y distracciones caras, como medio de llenar los vacíos espirituales de tanto materialismo y vidas sin sentido.
    Eso sí, la gente en general y los medios italianos no hablan tan mal de la iglesia como si he notado en mis últimos viajes a España o viendo televisión de España…

  7. «Mira que si hay que legalizar el fraude a Hacienda…»
    .
    No se trata de normalizar lo que ya existe, por el hecho de que ya existe. Se trata de normalizar lo que a usted «ni le va ni le viene». Se trata de aceptar que lo que hagan dos homosexuales en la alcoba es cosa suya. Que a usted no le incumbe. Yo no me meto en lo que hace usted en su cama, y usted no se mete en lo que hago yo en la mía. ¿No le parece una buena norma?
    .
    Matrimonio: ¿Por qué motivo considera usted que dos católicos (hombre y mujer) criarán perfectamente a un hijo y en cambio dos lesbianas no? ¿Porque son «mejores personas»? Si usted pide que los homosexuales no puedan adoptar, abre la puerta a que algún día los demás pidamos que «los católicos» no puedan adoptar. A fin de cuentas hay una alta probabilidad de que el niño criado como católico acabe siendo católico.
    .
    ¿Tiene usted algún argumento con el que defender que ser homosexual es una «enfermedad» y que ser católico «no lo es»? ¿O que los niños criados por católicos son felices y los criados por homosexuales no lo son?

  8. Y por favor, que la respuesta no sea del tipo «un niño necesita a un padre y una madre», porque los niños criados sin padre o sin madre crecen y son (o no, o más o menos…) felices igual que los demás (conozco algún caso…). Y usted no puede asegurar que dos madres no sea «todavía mejor» que un padre y una madre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles