PUBLICIDAD

«La píldora anticonceptiva me provocó una embolia pulmonar»

|

Felicitas-Rohrer-reclama-Bayer-perjuicios_LNCIMA20151215_0052_28 Una joven alemana demanda a la farmacéutica Bayer. «El diagnóstico descartó otra causa que no fuera la píldora», asegura. Felicitas Rohrer se enfrentó a la muerte tras sufrir una trombosis, embolia pulmonar y paro cardíaco. Cuando llegó al hospital trasladada de urgencia el 11 de junio de 2009, estaba clínicamente muerta, según el propio relato de la joven residente en el municipio alemán de Willstätt. El suceso se produjo después de que esta joven alemana tomara a los 25 años la píldora anticonceptiva Yasminelle, de la farmacéutica Bayer. «Tomé la píldora porque tenía la confianza de que nada me podía pasar, no porque fuera ingenua, sino porque no cumplía ninguno de los factores de riesgo que se indicaban», cuenta Rohrer en declaraciones a la prensa alemana. «Los médicos no se creían que una mujer de 25 años pudiese sufrir de repente una embolia pulmonar», continúa su relato la joven. Una vez que los médicos analizaron las causas del ingreso, según señala Rohrer,  «el diagnóstico descartó otra causa que no fuera la píldora». La joven no fumaba, no sufría de obesidad ni tenía trastornos relacionados con la coagulación, factores de riesgo de los que se advierte al tomar la píldora Yasminelle. Sin embargo, a pesar de no padecer este tipo de problemas de salud, Rohrer podría haber muerto de no haber sido por la rápida intervención de los médicos que la atendieron de urgencia. «El hecho de que esté viva en realidad es un milagro», asegura la joven que ha decidido ahora demandar a la farmacéutica Bayer por daños y perjuicios por no alertar convenientemente de que «Yasminelle tiene un mayor riesgo de trombosis» que otras píldoras anticonceptivas. Pide 200.000 euros de indemnización a causa de los estragos que denuncia que la píldora ha causado en su salud. A pesar de pedir una indemnización, la demandante señala que su deseo es que la píldora se retire del mercado: «El dinero no puede reparar lo que yo y otras mujeres hemos vivido, lo que deseo realmente es justicia». El juicio comenzó el pasado 17 de diciembre en el tribunal de distrito de Waldshut am Hochrhein. Felicitas Rohrer es la primera afectada por la píldora Yasminelle en Alemania que se ha atrevido a acudir a los tribunales contra Bayer. En Estados Unidos, la farmacéutica se ha visto obligada a pagar casi dos mil millones de dólares para no acudir a los tribunales. En su informe financiero para accionistas del segundo trimestre de 2014, la empresa farmacéutica reconoce que “para el 9 de julio, Bayer ha llegado a acuerdos, sin admisión de responsabilidad, para resolver las demandas de aproximadamente 8,900 demandantes en los Estados Unidos, por un monto total de 1,8 mil millones de dólares”. «Si lo hubiera sabido, nunca habría tomado esta pastilla» La píldora Yasminelle es un anticonceptivo combinado que contiene drospirenona, una hormona femenina que combinada con etinilestradiol provoca un aumento en los niveles de potasio de la sangre y el riesgo de generar problemas cardíacos. Asimismo, la drospirenona se ha relacionado con un mayor riesgo de trombosis. En el prospecto de la píldora se indica que aunque «los anticonceptivos hormonales combinados» como Yasminelle «aumentan ligeramente el riesgo de sufrir un coágulo de sangre» también se señala que «en raras ocasiones un coágulo de sangre puede bloquear los vasos sanguíneos y provocar problemas graves». Además, el prospecto asegura que el riesgo de tener un coágulo por tomar esta píldora es realmente «pequeño». Sin embargo, Rohrer denuncia que en los últimos años Bayer ha cambiado el texto del prospecto, ya que cuando ella tomaba la píldora daba la impresión que el riesgo de trombosis y problemas cardíacos solo afectaba a personas mayores, enfermos con diabetes o con diagnóstico de sobrepeso, problemas de salud que ella no padecía. Tras sufrir una embolia pulmonar, Rohrer tiene que vivir con múltiples problemas de salud. Se ha visto obligada a abandonar su trabajo de veterinaria y ahora se dedica al periodismo que no le requiere ningún esfuerzo físico. Tiene problemas del corazón y le resulta difícil respirar, además de tener que tomar anticoagulante para evitar otra trombosis. «Si lo hubiera sabido, nunca habría tomado esta pastilla», confiesa Rohrer, que se ha convertido de la noche a la mañana en una paciente de riesgo. Desde la farmacéutica la acusan de «no haber tomado en serio las señales de advertencia», ya que después de seis meses tomando la píldora notaba que se quedaba sin aliento, sufría dolor de espalda y disnea.

1 comentarios en “«La píldora anticonceptiva me provocó una embolia pulmonar»
  1. Y a mi el chorizo me cayó fatal…
    No necesitamos razones prácticas para seguir la ley de Dios, es cosa de principios, humildad y obediencia.
    La Santidad es el camino, y la vida eterna el premio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles