PUBLICIDAD

El regalo de Livieres que siempre lleva el Papa en el bolsillo

|

El Vía Crucis que siempre lleva el Papa en el bolsillo, un regalo de Livieres. El difunto obispo de Ciudad del Este pidió antes de morir que su Vía Crucis fuera entregado al Papa Francisco. Francisco lo enseñó en África, junto con un rosario: «Siempre llevo las dos cosas en el bolsillo», declaró. Según ha podido saber INFOVATICANA, el Vía crucis que lleva el Papa Francisco fue un regalo de Rogelio Livieres, quien fuera primer numerario del Paraguay y posteriormente obispo de Ciudad del Este. Durante el viaje del Papa a Hispanoamérica el pasado mes de julio, Livieres, enfermo en Argentina, y poco antes de morir, pidió al Vicario Regional del Opus Dei para Argentina, Paraguay y Bolivia que le hiciera llegar el objeto a Francisco. Víctor Urrestarazu, atendiendo al deseo del enfermo, se lo entregó al Papa en la nunciatura de Paraguay con una carta de Mons. Rogelio Livieres. Se trata de un Vía Crucis de cuero con las 14 estaciones en plata. Es el que muestra el Papa Francisco en África en el vídeo adjunto.

El propio Urrestarazu visitó a Livieres en el hospital Austral junto con varios obispos del Paraguay, después del viaje del Papa a su país. El 14 de agosto Livieres fallecía en Argentina.

0 comentarios en “El regalo de Livieres que siempre lleva el Papa en el bolsillo
  1. Bergoglio: “Siempre llevo las dos cosas en el bolsillo”

    Siempre, no.
    Al menos el via crucis no empezó a llevarlo hasta que se lo entregó Víctor Urrestarazu

  2. De todas maneras y muy seguramente Livieres ya está en el Cielo, clamando con los santos por Justicia. No hemos nosotros olvidado – y menos el Cielo- la carta que el crucificado Livieres escribió al cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos en la que denunciaba todas las irregularidades de su defenestración, de la que decía, «que el Papa tendrá que dar cuentas a Dios, ya que no a mí.»

    Por supuesto, no se refiere al Santo Padre Benedicto XVI, sino a Bergoglio, que ya le perseguía desde antes de llegar a Roma.

    » Escucha tú desde el cielo, desde el lugar donde habitas, esa oración y esa súplica y hazles justicia» 1 Reyes 8, 49

    «¿Hasta cuándo, Señor santo y verdadero, tardarás en hacer justicia y en vengar nuestra sangre sobre los habitantes de la tierra?» Apocalipsis 6, 10

  3. Yo también opino que Livieres fue un gran Obispo que revolucionó a mejor la diócesis de Ciudad del Este dónde yo me casé. Dónde florecieron vocaciones, parroquias y vida religiosa.

    Ahora bien, ha tenido declaraciones que desde mi punto de vista no son nada cristianas, por ejemplo esta:
    https://www.youtube.com/watch?v=QI6wMALdI7w
    Hablando sobre el ex-obispo Lugo y en el minuto 6:30 claramente manifestando la homosexualidad de un obispo. Creo sin lugar a dudas que estas afirmaciones no corresponden a lo que debería ser un Apóstol, sea o no sea cierto, la necesidad de abrirse como dice al principio, no permite que eso implique declarar publicamente los pecados de otros (aunque sea un secreto a voces)

  4. La justicia y la verdad deben salir a la luz, para eso seria necesario que el vaticano publicara el informe que Santos Abril realizo y entrego al Papa y las explicaciones que en su caso pudo dar Livieres si es que pudo. No se pueden poner puertas al campo. Esta claro que Livieres tenia el seminario lleno de vocaciones al sacerdocio y otros no. Esta claro que Livieres llevaba una vida intachable, rezaba, creia, trabajaba,defendia al projimo y otros no. La Misericordia y la Justicia van unidas, no es posible la una sin la otra a ver si nos enteramos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles