Los obispos de Cataluña orientan a sus fieles sobre las elecciones del 27-S

|

Nota de los obispos de Cataluña ante las elecciones al Parlamento autonómico que tendrán lugar el próximo 27-S.

1. Teniendo presente que las próximas elecciones al Parlamento de Cataluña pueden tener una notable importancia histórica, como discípulos de Jesucristo y pastores de la Iglesia Católica, arraigada desde los primeros tiempos del cristianismo en nuestra tierra, queremos contribuir a la reflexión de los ciudadanos de Cataluña, con la luz que nos viene del Evangelio de Jesucristo, conscientes de que están en juego cuestiones decisivas a nivel institucional, político y social. En el marco democrático, creemos que también nuestra voz, expuesta con espíritu de servicio, puede enriquecer el debate actual sobre el presente y el futuro de nuestro país. 2. Continúa teniendo vigencia lo que afirmamos sobre la identidad nacional de Cataluña en el documento «Raíces cristianas de Cataluña» de 1985, y que recogimos en 2011 en nuestro Documento titulado «Al servicio de nuestro pueblo». Por eso manifestamos nuestro amor a la Patria catalana, que la Iglesia ha querido servir desde sus inicios, y nuestro respeto por la legítima diversidad de opciones que se someterán a votación. 3. Constatamos que, con el paso del tiempo, se ha hecho todavía más patente y ha tomado mayor intensidad lo que dijimos antes de las elecciones al Parlamento de Cataluña del 2012. En estos últimos años se han manifestado nuevos retos y nuevas aspiraciones que afectan la forma concreta en la que el pueblo de Cataluña debe articularse y cómo se quiere relacionar con los pueblos hermanos de España, en el contexto europeo. No le toca a la Iglesia proponer una opción concreta, pero sí que defendemos la legitimidad moral de todas las opciones políticas que se basen en el respeto a la dignidad inalienable de las personas y de los pueblos, y que busquen con constancia la paz y la justicia. 4. Recordamos el deber de todos los ciudadanos a participar activamente en las elecciones como una manera de ejercer la propia responsabilidad en la búsqueda del bien común, y mucho más en un momento crucial como el que estamos viviendo, que puede tener consecuencias de larga duración. Por eso, es necesario que cada uno exprese por medio del voto las propias opciones, teniendo presente los grandes valores que deben estructurar la sociedad, como son el respeto a los derechos de las personas, de las familias y las instituciones, así como la honestidad y la transparencia de la gestión pública; y la regeneración de la política, pensada en una visión amplia, y que priorice la justicia y la atención a los más débiles y a los que sufren el peso de la crisis económica. 5. Entre todos tendremos que continuar potenciando la convivencia de la sociedad catalana dentro de la pluralidad de ideas, convicciones, opciones y sentimientos, que quiere decir animar la construcción de una sociedad democrática, solidaria, acogedora con los emigrantes, respetuosa con todas las sensibilidades y defensora de las libertades. Habrá que continuar trabajando para erradicar los efectos perniciosos de la crisis económica, buscando caminos que permitan mejorar la situación de tantas personas que viven en el paro, en la estrechez, en la pobreza o en la marginación. 6. Pedimos a Nuestra Señora de Montserrat, patrona de Cataluña, que interceda para que nuestro pueblo sepa discernir bien sus opciones y encuentre caminos para construir un futuro más justo y más fraterno, abierto solidariamente a la realidad de los otros pueblos del mundo. Tarragona, 7 de septiembre de 2015

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “Los obispos de Cataluña orientan a sus fieles sobre las elecciones del 27-S
  1. ¿Pero no escribiáis hace cuatro días un artículo sobre los «estertores del nacionalismo eclesiástico», con censura incluida?
    Os lo escribí entonces y os lo repito ahora: no os enteráis de nada de lo de Cataluña. Y quiero pensar que sólo es eso, que no os enteráis de nada.
    En Cataluña no existe España salvo como entidad enemiga del catalán, de Cristo y de la humanidad. ¿Exagero? ¡Y unas narices! Los pelos como escarpias se os pondrían si en el día a día de un instituto (público o «religioso») o escuela de primaria estuvierais y respirarais el odio a España que se transmite a los alumnos.
    Pero bueno, la Corona de España con el asesoramiento de TODOS los gobiernos de la «democracia» y el mirar para otra parte de la jerarquía eclesiástica, es la que, no sóloha permitido el desmembramiento de España, sino que además lo ha financiado. ¿Ahora los pirómanos se presentan como bomberos o pacificadores?…

  2. Esta peña de desnortados asume en su innecesaria pastoral conjunta dos mentiras (mentir es pecado, hasta en Cataluña): Que existe el pueblo catalán y que es obligación grave votar. Existe el pueblo español, constitucionalmente; el pueblo catalán es un invento de los mandamases catalanes para arrastrar a la plebe (el laos real) a una secesión absurda que a todos nos arruinará. Votar no es un deber; sí lo es actuar responsablemente ante el voto y en este caso votar es asumir que la convocatoria es legal y legítima, dos mentiras. Y una consecuencia adicional: ¿Para qué escribís pastorales conjuntas, capullitos, si no hay ya fieles catalanes a los que pastorear? ¿O pretendeis congraciaros con los jefecillos de la rebelión, como hiciestis con Franco a su debido tiempo? Entonces sí, entonces tiene sentido vuestra salida de pata de banco.

  3. Los Obispos estan desorientándo al pueblo catalan.
    Los Obispos de Cataluña siguen mintiendo ahora, como mintieron en «Arrels» y en el 2012.
    Cataluña no es nación desde ningún punto de vista.
    La mentira continuada desde hace muchos años se ha vertido en Cataluña, mientras los Obispos no solo la han apludido o incluso posicionado, sino que jamás han corregido la estupidez de nación.
    La mentira guia a Cataluña. Detras de la mentira ya sabemos quien está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles