El Ayuntamiento de Santiago niega las ayudas a madres sin recursos

|

El consistorio no renovará el convenio con Red Madre y Asociación Centinelas por «estar vinculadas al movimiento provida y ser antiabortistas». El Ayuntamiento de Santiago de Compostela ha decidido dar la espalda a las mujeres que necesitan ayuda económica para sacar adelante a sus hijos o llevar a término su embarazo. El gobierno de Compostela Aberta, marca blanca de Podemos en la región, no cree que las mujeres que han decidido no abortar a sus hijos y atraviesan dificultades económicas merezcan la ayuda de la administración pública, y ha decidido no prestarles apoyo económico. La decisión fue anunciada el pasado miércoles por la concejal de Políticas Sociales, Concha Fernández, quien explicó que el nuevo gobierno municipal no renovará los convenios de colaboración con las asociaciones Red Madre y Asociación Centinelas, que ayudan principalmente a madres en riesgo de exclusión social. Sí se renovarán, sin embargo, los acuerdos con otras 26 entidades sociales más acordes con la línea ideológica de Compostela Aberta. El motivo que ha alegado la concejal de Compostela Aberta para justificar su decisión es que dichas asociaciones «están vinculadas al movimiento provida y defienden ideas antiabortistas» y que este ideario «cruza una línea roja política e ideológica» que choca en el tema del aborto con los «compromisos políticos y programáticos» de Compostela Aberta. Esto es precisamente lo que denuncia Ana Robles, presidenta de la Asociación Centinelas, quien declara que «es un error político y poco democrático retirar una subvención alegando motivos ideológicos».  Robles cuenta, además, cómo se enteraron de que no se renovaría el convenio por la prensa y que al reunirse con la concejal de Políticas Sociales, ésta les reconoció «que no se había leído los estatutos de la organización ni el programa presentado para conseguir la ayuda económica, pero que a ella le sonaba de su época de militancia feminista que esa asociación era antiabortista». «Es increíble que nos anulen el convenio, no porque el programa que presentamos no sea viable, sino porque a la concejala se le ha metido entre ceja y ceja que somos antiabortistas«, denuncia la presidenta de una asociación que declara no tener ningún tipo de ideología, pero que aún así perderá la ayuda de 3.000 euros para dar formación a madres con dificultades económicas para que puedan salir de su situación de vulnerabilidad social. «Están condenando a mujeres que les faltan las habilidades sociales más básicas para salir adelante», asegura Robles, quien también declara que no entiendo por qué el nuevo gobierno municipal considera que «ser antiabortista es como ser un yihadista». La asociación Red Madre también se ha visto afectada por la imposición ideológica del nuevo gobierno de Santiago y en noviembre de 2016 deberá abandonar el piso que les cedió el consistorio compostelano -entonces gobernado por el PP- en 2012, además de perder la ayuda económica de 3.000 euros. «El Ayuntamiento ha demostrado su falta de solidaridad hacia las madres embarazadas y hacia la maternidad», ha denunciado Susana Lozano, presidenta de Red Madre Coruña.  «Tenemos a 12 mujeres embarazadas a punto de dar a luz que se quedarán sin ayuda por parte de la administración», asegura Lozano, que preside en la región una asociación que actualmente atiende a 165 madres sólo en Santiago de Compostela. «Lo que hacemos no es ideología», sostiene, «repartimos pañales, cochecitos y damos a las madres la oportunidad de ser libres para seguir adelante con su embarazo». Desde el Ayuntamiento de Santiago de Compostela han apoyado las declaraciones de la edil de Políticas Sociales. «Nosotros no asumimos el compromiso del anterior gobierno del PP con una asociación antiabortista», ha declarado el jefe de gabinete del nuevo gobierno municipal, que ha añadido que no ve «tan grave el problema» ya que «los gobiernos cambian de color y por tanto también sus políticas». Compostela Aberta defiende que «fuimos la lista más votada y debemos mantenernos fieles a nuestro compromiso electoral, también en el tema del aborto». El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha considerado «legítimo» que el Ayuntamiento priorice la subvención a «otras entidades más adecuadas a las necesidades sociales» y ha manifestado que «sería inaudito que una candidatura de unidad popular siguiese financiando a grupos antiabortistas vinculados al Opus Dei». Esta medida pone de manifiesto que los recortes en el Gobierno podemita de Santiago de Compostela se establecen por razones puramente ideológicas y de nada han servido los intentos de Red Madre y Asociación Centinelas de aclarar que sus asociaciones ni están vinculadas al Opus Dei ni defienden ninguna ideología. La izquierda radical de Santiago de Compostela, que alardea de sus políticas sociales, parece no considerar que se deba apoyar a las mujeres en riesgo de exclusión social o que atraviesan dificultades económicas para que puedan tener los recursos que les permiten elegir libremente tener a sus hijos y sacarlos adelante. Las ayudas económicas que se ha negado a conceder este Consistorio gallego iban destinadas a la formación de mujeres y al reparto de pañales y las necesidades más básicas de las madres sin recursos de Santiago de Compostola.  

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El Ayuntamiento de Santiago niega las ayudas a madres sin recursos
  1. Huuuuyyyy que titular más tendenciosoooo….
    Que eliminen el convenio con unas asociaciones determinadas NO quiere decir que eliminen las ayudas a las madres sin recursos. ¿Verdad? ¿O son esas las únicas asociaciones que ayudan a madres sin recursos? ¿O no hay otras formas de ayudar a las madres sin recursos, que no sea por medio de esas asociaciones…?

  2. Estas asociaciones lo único que hacen es informar de las consecuencias negativas que tiene el aborto, demostradas científicamente, sobre todo a largo plazo; pues el conflicto de ese fracaso te acompaña de por vida. Deberíamos apoyar a éstas personas que aman tanto la vida, pues estoy convencido de que gracias a su espíritu contagioso estamos en este mundo, pese a quien pese.

  3. Que lamentable que se quite la ayuda a proyectos tan necesarios. No puedo entender como en un país que tenemos un verdadero problema con nuestra tasa de natalidad no se ayude a madres que tiene problemas económicos.
    La concejala alega que estas asociaciones le suenan de su etapa activista, pues entonces debería apoyarlas, porque lo único que hacen es defender a la mujer, que libremente ha decidido tener a su hijo. La elección de ser madres es un derecho de toda mujer, quitando ayudas como estas se conseguirá que sólo sea un derecho de quien de lo pueda permitir. ¿Es esto libertad, pluralismo o apoyo al desfavorecido? De verdad, creo que no.

  4. Existe una gran diferencia en la forma de pensar de un cristiano a otro que no lo es. Si le sumamos ideología política a ello podemos comprobar el más absoluto ridículo (eso como mínimo) que personas y grupos de este tipo de tendencias y como digo, no cristianos permanecen con cabezonería para justificar lo injustificable.
    Cada vez que intentan menospreciar y retirar apoyos a personas que son contrarias a sus pensamientos ideológicos, les sale el tiro por la culata. Sirva como ejemplo, la retirada de financiación a la Iglesia Católica por parte del estado. Resultado; ahora llega mas dinero que antes y cada vez, hay más gente marcando las X de la declaración de la renta.
    Por nuestra parte, no habrá mayor problema. Habrá que trabajar más y solicitar más ayuda a las personas que siempre estarán ahí…… La Iglesia, que no solo son los curas, tendremos que aportar mas medios y entre ellos económicos para dichas ayudas.
    Pero siempre, aunque nunca lo reconocerán, se nos distingue a los cristianos por esa generosidad que no solo ayuda y socorre a CRISTIANOS o a esas pretendidas personas seguidoras del OPUS DEI, no, también y en mayor cantidad, a personas que ni son cristianas ni supuestamente de derechas ni nada parecido. Solo se ayuda por el hecho de ser HUMANOS sea cual sea su situación y condición social. No como otros, vamos.

  5. La Iglesia ejerce la caridad sin preguntar ideología, tendencia sexual, religión, etc. El ayuntamiento de Santiago niega ayudas por ideología, o religión. Las comparaciones son odiosas, dicen. Lo dicen los que se ven descubiertos en su hipocresía al ser comparados… Comparad y veréis dónde está la verdad. Jamás en la hipocresía, en los que van de lo que no son…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles