La buena relación entre Hillary Clinton y el negocio del aborto

|

La hija de la presidenta de Planned Parenthood junto a la candidata demócrata Hillary Clinton.
La hija de la presidenta de Planned Parenthood junto a la candidata demócrata Hillary Clinton.
Medios estadounidenses han revelado que en la campaña política de la candidata demócrata, financiada por los abortistas, trabaja ni más ni menos que la hija de la presidenta de Planned Parenthood, Lily Adams.  El negocio del aborto quiere a Hillary Clinton en la Casa Blanca. Así lo demuestra el hecho de que la campaña de esta candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos haya recibidogenerosas donaciones por parte de organizaciones abortistas como Planned Parenthood. De hecho, Clinton ha recibido de Planned Parenthood un apoyo económico mucho mayor que el resto de candidatos demócratas, tal y como han revelado varios medios estadounidenses, y todo parece indicar que a los que se lucran con el aborto les interesa que llegue al poder. El hecho de que el negocio del aborto financie su campaña ha llevado a Hillary Clinton a convertirse en una de las grandes defensoras de Planned Parenthood, incluso cuando estamultinacional abortista está acusada de traficar con órganos humanos. La publicación de unos vídeos con cámara oculta que demuestran que Planned Parenthood vende los órganos de los fetos abortados en sus clínicas, no ha hecho cambiar de opinión a Clinton, que ha defendido públicamente al gigante del aborto. «Planned Parenthood realiza servicios fundamentales para las mujeres», fueron las declaraciones de la candidata demócrata tras el escándalo, obviando la polémica y el hecho de que la organización estuviera acusada de lucrarse con los restos de los bebés abortados en sus clínicas. Es más, se atrevió a declarar que era «lamentable» que la multinacional abortista fuese víctima de «un ataque concertado durante tantos años por los pro-vida», responsables de la grabación de los vídeos y de sacar a la luz el siniestro negocio de Planned Parenthood. La relación de Clinton con Planned Parenthood también llega al ámbito personal, tal y como demuestra el hecho de que la candidata demócrata es íntima amiga de la presidenta de la multinacional abortista, Cecile Richards, e incluso ha dado trabajo a la hija de ésta en su campaña a la presidencia. Lily Adams, hija de Cecile Richards, se unió a la campaña de Clinton en la primavera pasada como secretaria de prensa en el estado de Iowa, después de haber trabajado en varias campañas en favor del aborto. La revelación de que los fetos abortados en las clínicas de Planned Parenthood son descuartizados para ser vendidos por partes a empresas de investigación científica es tan sólo «inquietante» en opinión de Clinton. Eso sí, la defensora acérrima del negocio del aborto se ha visto obligada a confesar que ella no ha visto los vídeos en los que se muestran imágenes de los cadáveres de los niños no nacidos tratados como mercancía. «Sólo he visto fotografías», ha reconocido Clinton al ser interrogada por los medios de comunicación. A pesar de que Hillary Clinton ha tratado de mirar hacia otro lado al destaparse el escándalo del tráfico de órganos de Planned Parenthood, no han hecho lo mismo un gran número de estadounidenses, que la consideran menos digna de confianza que antes de conocerse la verdad sobre la multinacional abortista. Según una reciente encuesta realizada a nivel nacional, el 57% de los encuestados declaraba que no consideraba que la ex secretaria de Estado fuera «honesta».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “La buena relación entre Hillary Clinton y el negocio del aborto
  1. Esta abortista declarada es uno de los principales apoyos políticos de la Planned abortadora americana, de la que ha recibido cuantiosas sumas en sus campañas políticas, y a su vez, ha propiciado millonarias subvenciones oficiales para que esa empresa lleve a cabo sus criminales proyectos abortivos. Y es mentira que no supiera o haya visto esos horrorosos vídeos descuartizadores de los seres humanos más indefensos, porque si dijera que sí los ha visto, su carrera política estaría ya acabada. Espero y deseo que sus proyectos políticos se frustren y acabe en el más completo de los olvidos. Es lo que se merece su cínico y despiadado apoyo a esa criminal clínica abortista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles