El Tribunal de Oklahoma ordena la retirada del monumento a los Diez Mandamientos

|

a5c40eb92b407941ca0de1fcd55348db_300x226 Después de que el Gobernador del Estado de California, Jerry Browm, asegurase que la estatua del Beato Fray Junípero Serra permanecerá en el Capitolio de Estados Unidos “hasta el fin de los tiempos” y en plena polémica por la escabrosa estatua dedicada a Satán en la ciudad de Detroit, el Tribunal Supremo de Oklahoma ha ratificado, con siete votos a favor y dos en contra, que el monumento a los Diez Mandamientos erigido en el Capitolio estatal en la ciudad de Oklahoma City, debe ser retirado. El fallo reafirma una decisión tomada por estos mismos magistrados a principios de mes y apelada por las autoridades políticas estatales. Según los jueces, el monumento, que mide casi dos metros, es un símbolo de fe y, por lo tanto, “viola la prohibición vigente en el estado de usar propiedades públicas en provecho de la religión”. «El monumento a los Diez Mandamientos explicita unas ideas que hacen referencia directa al judaísmo y al cristianismo«, explicó en el fallo el presidente del tribunal, John Reif. Según Brady Henderson, presidente de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles de Oklahoma, quien interpuso la demanda, el Supremo estatal trasladará la petición al juez del distrito correspondiente quien, a su vez, deberá emitir la orden para que se retire el monumento. Esta decisión vuelve a probar la persecución a la que se están viendo sometidos todos los símbolos religiosos en el país americano, desmarcándose así de la historia, pues la mayoría de los estados fueron fundados por misioneros cristianos, los cuales tuvieron un papel fundamental a la hora de erradicación de la esclavitud.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El Tribunal de Oklahoma ordena la retirada del monumento a los Diez Mandamientos
  1. EEUU va cuesta abajo y sin frenos, el desarme moral y el ataque a todo lo que huela a católico que están sufriendo pasará factura.

  2. A este ritmo en menos de dos generaciones Estados Unidos será un país de gente sin dirección, sin moral ninguna. Un país totalmente dividido, donde cada uno creerá en nada, en fin, dejará de ser un país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles