Asesinado a cuhilladas un sacerdote en Sevilla

|

vicario-asesinado-sevilla.jpg--644x362 La víctima es el tío de la mujer del presunto agresor, detenido en la avenida de Santa Cecilia. Carlos Martínez Pérez, de 76 años, vicario parroquial de San Isidoro y San Ildefonso ha sido asesinado en la noche del jueves 16 de julio. El presunto asesino es José Eugenio Alcarazo Fernández, marido de una sobrina, el cual esperaba al sacerdote momentos después de celebrar misa en el convento de San Leandro, muy cercano a su domicilio. Al entrar en el portal, el detenido lo estaba esperando donde le ha asestado hasta siete puñaladas mortales. Al parecer la sobrina de la víctima sufría malos tratos, motivo por el cual el sacerdote había mediado en la relación y hecho desencadenante del terrible suceso, ya que el presunto asesino culpaba al religioso de la ruptura del matrimonio. El agresor detenido momentos después, podría sufrir un desequilibrio mental, algunas fuentes señalan que incluso se había fugado de la unidad psiquiátrica del hospital de San Juan de Dios en Bormujos. La rápida actuación policial evitó una tragedia mayor, ya que el tras el asesinato del sacerdote, el presunto asesino se dirigió al lugar donde viven sus mujer y sus hijos con la intención de acabar con la vida de su mujer, según señalan fuentes policiales. [cite]La rápida actuación policial evitó una tragedia mayor, el presunto asesino se dirigia al lugar donde viven sus mujer y sus hijos [/cite] Nada más conocerse la terrible noticia, la hermandad de Nuestra Señora de los Reyes emitió un comunicado en el que lamentaba «profundamente esta irreparable pérdida» destacando la gran devoción que profesaba a la Virgen «desde que era niño». Carlos Martínez Pérez fue ordenado sacerdote en 1972, era licenciado en Historia, en Económicas y en Geografía e Historia, y hablaba varios idiomas. Desde hace dos años era director espiritual de la Hermandad de los Sastres. Su hermano mayor, Miguel Andréu, aún conmocionado por la noticia, destacaba ayer que «Era un hombre del barrio, decidido a abrir la hermandad a la gente».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
4 comentarios en “Asesinado a cuhilladas un sacerdote en Sevilla
  1. Horrible dolor. No se puede hablar de «martirio», pero eso de ser asesinado un momento después de celebrar la Misa es… impresionante. En lo sobrenatural, cabe el consuelo de que seguramente se habrá ido directo a la gloria, sin más. En lo humano, qué hartos estamos de los «desequilibrados» y casi otro tanto de los «psiquiatras». Menos mal que se han evitado más víctimas

  2. Carlos era mi amigo: un hombre de Dios, enamorado de su sacerdocio. Profundamente comprometido con todo lo que hacia. Doy gracias a Dios por haberlo conocido y pido por su alma y a él que interceda por nosotros y su familia, pues debe estar ya con el Padre.

  3. Mi amigo e intermediario entre Dios y yo mismo, era la mejor persona y mejor sacerdote que he conocido en mi vida, por supuesto que era un hombre de Dios y enamorado de su sacerdocio pero además tenía el don de la generosidad y entrega a los más necesitados, lejos de los bienes materiales, sencillo y austero y multimillonario en bondad y amor por los demás.
    Jamás lo olvidaré y trataré de imitarle dentro de mis limitaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles