PUBLICIDAD

Podemos impone su laicismo radical en Castilla-La Mancha

|

page Pone como condición a García-Page para prestarle su apoyo: “la supresión  de cualesquiera honores civiles u homenajes públicos a imágenes religiosas, advocaciones, santos o cualquier otro símbolo religioso”. El pacto entre Podemos y el PSOE en Castilla La Mancha abriría la puerta al laicismo más radical en la comunidad. La imagen de Emiliano García-Page en la celebración del Corpus, tal y como se le pudo ver el pasado jueves, no volvería a repetirse si Podemos consigue imponer sus condiciones de eliminar cualquier símbolo religioso del ámbito público. Durante las negociaciones entre García-Page, líder del PSOE y más que posible futuro presidente de la Junta, y José García Molina, líder de Podemos en Castilla La Mancha y quien posee la llave de la gobernabilidad de la región, se puso sobre la mesa la exigencia de que la laicidad sea uno de los signos por los que se reconozca a la comunidad.  La formación de un frente popular en Castilla La Mancha supondría que el programa laicista de Podemos se llevaría a la práctica. De tal forma que ninguna autoridad política, y menos el presidente de la Junta, podría acudir a una ceremonia religiosa o actos de carácter confesional, ni siquiera a una celebración tan arraiga en la cultura manchega como la festividad del Corpus. La alergia de Podemos a cualquier manifestación religiosa también le ha llevado a exigir la “supresión de cualesquiera honores civiles u homenajes públicos (condecoraciones, votos o nombramientos civiles) de la Junta de Comunidades a imágenes religiosas, advocaciones, santos o cualquier otro símbolo religioso”.   

4 comentarios en “Podemos impone su laicismo radical en Castilla-La Mancha
  1. ¿Laicidad? No. Laicismo. Laicidad es tanto como el respeto y reconocimiento a cualquier confesión religiosa. Laicismo, por el contrario, es el apartamiento y negación de cualquier manifestación pública de la fe. Esto último es lo que han pactado PSOE y PODEMOS en Castilla-La Mancha. De otro modo: el PSOE se ha echado en manos de los comunistas radicales de PODEMOS.

  2. Pues es mejor así. Me ofende profundamente ver a unos asesinos (por abortitas) y getuza que ataca continuamente día tras día los Diez Mandamientos y de manera pública y riéndose, jactándose de todo esto; en una procesión de semana santa o del Corpus o en la Santa Misa y, encima, comulgando sacrílegamente, y el sacerdote u obispo dándoles la sagrada forma y, por lo tanto, también él cometiendo sacrilegio. Estas gentuzas no tendrían que pisar suelo sagrado ni permitírselo.

  3. ¡¡¡Qué manía de querer IMPONERNOS vuestra religión…!!! ¿Por qué motivo tiene que haber representación institucional en un acto católico y no en uno judío o musulmán? ¿O esperamos que alcaldes y presidentes vayan a todos los actos de todas las religiones?
    Acepten de una puñetera vez que la religión tiene que independizarse de la política. Que las cruces no pintan nada en una escuela o un ayuntamiento o consejería. Que un musulmán o judío, que también paga sus impuestos, va a sentir su sensibilidad herida si en las instituciones que ayuda a mantener sólo aparecen símbolos de una única religión, que no es la suya.

  4. ¿Por qué laicismo radical? Sería laicismo radical si quisiesen prohibir los actos religiosos, pero no es el caso. A mí me parece una decisión perfectamente normal. No entiendo que un político que ni cree en Dios ni pisa normalmente una iglesia vaya a una procesión, por muy representante público que sea. El que quiera ir, que lo haga a título personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles