El arzobispo de Granada dice que ‘consultará al Vaticano’

|

el-arzobispo-de-granada-con-el-papa Javier Martínez sostiene que es la Congregación para la Doctrina de la Fe la que tiene que autorizar el traslado de la documentación que solicita el juez a la instancia civil.  El Arzobispado de Granada está estudiando el último auto del juez que instruye los supuestos abusos sexuales de sacerdotes contra menores y consultará al Vaticano para ver cómo puede «conjugar» en este caso los ámbitos judicial y eclesiástico. Así responde monseñor Javier Martínez al ultimátum del juez Antonio Moreno, quien ayer dio un plazo de tres días al prelado para que le aportara toda la documentación de la investigación interna que realizó la Iglesia cuando tuvo noticia de la denuncia de abusos sexuales. El Arzobispado se ha remitido, asimismo, al último comunicado público que emitió sobre el caso, en el que ya informó de que había respondido a un requerimiento anterior que le hizo el juez que la investigación canónica completa, iniciada a raíz de la denuncia de los hechos, dependía de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano. El Arzobispado, según las citadas fuentes, insiste por tanto en que esa investigación canónica está «en manos de la Santa Sede», ha recordado que ya se ofreció para ejercer de «intermediario» ante el Vaticano y ha subrayado que está estudiando el auto y que tendrá que consultar «a sus superiores». Antes de que el instructor diera el ultimátum al arzobispo, este último ya aclaró al juez que, de acuerdo con la legislación canónica aplicable, la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano era «única instancia y tribunal eclesial competente» para el conocimiento de las posibles responsabilidades canónicas. Dicha congregación del Vaticano es por tanto, según el prelado, la que sigue el procedimiento propio para el esclarecimiento de los hechos, la que posee la documentación requerida y la que podría autorizar su traslado a una instancia civil y la «eventual divulgación» de aquellas informaciones hechas «en el ámbito de la conciencia». Esta postura del Arzobispado contrasta con la del juez que, en su auto de ayer, advirtió de que solicitar las declaraciones y los interrogatorios escritos de los sacerdotes sobre los que se inició expediente eclesiástico es «lícito y pertinente». El instructor señaló asimismo al prelado que, después de más de seis meses, «escudarse» en la competencia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que tiene funciones de juzgar canónicamente pero no siempre de instruir, supondría «indiciariamente una evidente negativa a cumplir y colaborar con las autoridades civiles, o de ocultación». En la causa, cuya investigación comenzó en octubre de 2014, fueron imputados diez sacerdotes y dos seglares, aunque el principal imputado y considerado el cabecilla de «Los Romanones», el padre Román, es el único contra el que actualmente continúan las actuaciones judiciales.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El arzobispo de Granada dice que ‘consultará al Vaticano’
  1. Así ayuda la Iglesia Católica a la justicia contra los pederastas. Así aplica la «tolerancia cero». ¿A qué narices esperan para darle a la justicia TODO lo que pidan? Tenían que haberlo hecho EL MISMO DÍA que tuvieron conocimiento. Tenía el mismo OBISPO que haber dejado TODO lo que en ese momento tuviera entre manos, y salir corriendo con los papeles a DENUNCIAR los hechos ante la justicia. Sin esperar un segundo.

    ¿Y qué hacen en lugar de eso, que hubiera hecho cualquier hijo de vecino? Esconder los papeles, ponerle pegas a la justicia, alargar el proceso, buscar excusas, etc, etc…

    No me quiero ni imaginar lo que esconden esos papeles para que el obispo haga SEMEJANTE PAPELÓN.

    Vergüenza. Asco. Podredumbre… no llegan las palabras para describirlo.

  2. A ver si el juez le manda a la policía a registrar el arzobispado… iba a molar todavía más que ver a la policía entrar en la sede del PP… ¡¡¡Menuda tropa!!! ¡Lo que contarán esos papeles…! Los papeles de Bárcenas se van a quedar en nada.

  3. ¡Qué gran error el del Arzobispo! ¡Pretende no sujetarse a la autoridad de un juez!
    Que falta de luces, de estar en la realidad. En este país -y en el resto- cada autoridad tiene una competencia de la que es responsable. La autoridad de una diócesis, que eso es el Sr. Arzobispo, es competente sólo para lo estrictamente espiritual y litúrgico de quienes sean miembros de su diócesis. Pero la autoridad civil judicial es competente para la investigación de cualquier delito, averiguación de hechos y de responsables, que haya sucedido en su partido judicial (sea miembro de la diócesis, o de cualquier confesión o ateo). El Sr. Arzobispo está POR DEBAJO del Juez en lo que compete al Juez, y debe sujetarse a obediencia en la materia que compete al Juez. Pero en vez de eso, pretende eludir la debida obediencia a un Juez.

    Me quedo alucinado, un arzobispo que pretende estar por encima de la autoridad de un Juez o soslayarla, para no atenderla, ¿Pero en que siglo vive este Arzobispo?

  4. Lo que el Juez pide son las declaraciones de los acusados ante las autoridades religiosas.
    Creo que el Arzobispo no debe entregarle al Juez las declaraciones que hayan podido hacer los acusados: que los interrogue el propio Juez. ¿Por qué tiene que hacer la Iglesia el trabajo que le corresponde al Estado?
    Además, en la Justicia civil se permite al acusado declarar en presencia de su abogado, o no declarar. ¿Tenían los acusados abogado cuando declararon en el Obispado? ¿Se les informó de que esas declaraciones se harían públicas o se trasladarían a los jueces civiles? ¿No hay que respetar los derechos de los acusados?

  5. Pablo tiene razón. De hecho, el juicio canónico es distinto que el juicio civil, el juicio civil no puede utilizar las investigaciones y los interrogatorios eclesiásticos, pues detrás de ellos hay fuero interno y conciencia en la que no puede entrar el poder civil.

    En segundo lugar, el delito de pedrastia lo investiga y lo juzga la Congregación de la Doctrina de la Fe, es uno de los delicta graviora.

    Basta de meteros con un Obispo que ha hecho lo que tiene que hacer!

  6. Claro y rotundo:
    Ni el Obispo es un escurridizo, ni pone obstáculos a la Justicia, ni quiere expandir humo al caso.
    El Sr.Obispo hace perfectamente en no entregar esas declaraciones hechas en un ámbito eclesiástico que se rige pir normas distintas al ámbito cuvil.
    El Juez pretende saltarse esto y obtener una información que haría saltar en pedazos la jurisdicción eclesiástico, que lejos de ocultar sencillamente es la salvaguarda de la conciencia.
    Si el Juez desea saber, esclarecer ou obtener datos que interrogue a los imputados.

  7. Pablo y Javier:

    El obispo se enteró de alguna forma de las denuncias. Cuando llama al sacerdote a contarle su versión, no tiene por qué hacerlo como si fuera un «secreto de confesión». De hecho, ni siquiera debería llamar al sacerdote. Debería irse AL INSTANTE a denunciar los hechos ante un juez. Y, después, una vez denunciado, que investigue lo que quiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles