San León IX

|

san leon ixFue un gran Papa que además de ser un santo, sacó a la Iglesia del periodo de decadencia en el que se encontraba. Su pontificado empezó en el año 1048 acabándose con su muerte, acaecida en 1054.


Su nombre era Bruno y fue hijo de los condes de Alsacia, naciendo en el año 1002. De joven tuvo una enfermedad grave de la que se curó, atribuyendo el milagro a San Benito. Estudió en la escuela episcopal de Toul.

Ya desde joven tuvo muy buena fama y se le empezó a conocer como ‘el buen Bruno’. Siendo pariente del emperador Conrado II, pronto se le asignó un importante cargo eclesiástico en la corte imperial. Pero él encontraba su alegría con los trabajos humildes y con una Iglesia pobre.

Fue nombrado obispo de Toul en el año 1026, con 24 años, algo relativamente normal en la época. La aceptó por ser una diócesis pobre. Durante su ‘gobierno’ en Toul, celebró varios sínodos diocesanos y fue un decidido impulsor de la reforma eclesiástica, favoreciendo las órdenes monásticas.

En el año 1048, una vez terminado el cisma que ensombrecía a la Iglesia, se eligió al arzobispo de Lyon como sucesor. Este se negó y en la Dieta de Worms se realizó una nueva elección, siendo Bruno de Toul el escogido. Pidió tres días para dar una respuesta definitiva. Y con una condición: que la elección fuera ratificada por el clero y el pueblo de Roma, cosa que sucedió. Eligió el nombre de León IX.

León fue un verdadero reformador y supo rodearse de buenos y válidos colaboradores que le ayudaron en la tarea. Empieza a realizar peregrinaciones por Francia, Italia y Alemania. Luchó decididamente contra la simonía, el abuso de los laicos con los cargos eclesiásticos y con los bienes, y el espinoso asunto del concubinato clerical.

Desgraciadamente, en lo relativo a los asuntos temporales no fue muy afortunado. Bajo su pontificado se llevó a cabo la culminación de la separación de la Iglesia oriental. Sus legados no supieron tratar con el Patriarca de Constantinopla, que se declaró independiente de Roma tres meses después de la muerte de León.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles