PUBLICIDAD

Santa Matilde

|

Era descendiente del famoso guerrero Widukind e hija del duque de Westfalia. Desde niña fue educada por las monjas del convento de Erfurt y adquirió una gran piedad y una fortísima inclinación hacia la caridad para con los pobres.

(Mercaba.org)- Muy joven se casó con Enrique, duque de Sajonia (Alemania). Su matrimonio fue excepcionalmente feliz. Sus hijos fueron: Otón primero, emperador de Alemania; Enrique, duque de Baviera; San Bruno, Arzobispo de Baviera; Gernerga, esposa de un gobernante; y Eduvigis, madre del famoso rey francés, Hugo Capeto. Su esposo Enrique obtuvo resonantes triunfos en la lucha por defender su patria, Alemania, de las invasiones de feroces extranjeros. Y él atribuía gran parte de sus victorias a las oraciones de su santa esposa Matilde. Enrique fue nombrado rey, y Matilde al convertirse en reina no dejó sus modos humildes y piadosos de vivir.

En el palacio real más parecía una buena mamá que una reina, y en su piedad se asemejaba más a una religiosa que a una mujer de mundo. Ninguno de los que acudían a ella en busca de ayuda se iba sin ser atendido. Era extraordinariamente generosa en repartir limosnas a los pobres. Su esposo casi nunca le pedía cuentas de los gastos que ella hacía, porque estaba convencido de que todo lo repartía a los más necesitados.

Después de 23 años de matrimonio quedó viuda, y ofreció desprenderse de todas sus joyas y brillantes por el alama de su esposo recién muerto.

Sus últimos años los pasó dedicada a fundar conventos y a repartir limosnas a los pobres, y cuando cumplió 70 años se dispuso a pasar a la eternidad y repartió entre los más necesitados todo lo que tenía en sus habitaciones, y rodeada de sus hijos y de sus nietos, murió santamente el 14 de marzo del año 968.

Artículo publicado en Mercaba.org

5 comentarios en “Santa Matilde
  1. / Rogamos,para pedir la intercesión de santa Matilde de Ringelheim y Dinamarca (895- 968+) para: tantas madres de Familia, q, tienen q lidiar con disputas familiares, quien, tuvo q enfrentar y ayudar a superar las luchas de poder ,entre sus hijos, a fin ,q, hicieran las paces, debido a la herencia, repitiéndose en la actualidad dichas desavenencias por el reparto de los bienes, renunciando, a la muerte de su marido Enrique I de Sajonia, rey de Alemania y fundador del Sacro Imperio Romano Germánico, a todos sus privilegios como reina , en vistas a llevar una vida austera, generosa y caritativa para el prójimo, al tanto, q, ninguno de los q acudían a ella en busca de ayuda, se iba sin ser atendido y cuando se informó de la muerte de su esposo, por un derrame cerebral, después de 23 años de matrimonio, se hallaba en la capilla orando, y, arrodillándose ante el Santísimo Sacramento , ofrendó a Dios su gran dolor y pidió al capellán, una misa por su eterno descanso

  2. Oramos, para solicitar la intercesión de santa Matilde de Ringelheim y Dinamarca, para q muchas madres de Familia, inspiradas, alentadas y estimuladas en la ejemplaridad, virtuosismo y heroicidad de su vida , tengan presente el “poder de la oración” para sortear los múltiples conflictos, rivalidades y roces de comunicación, q, sobrevienen entre los hijos e hijas , al recordar q: » Donde, hay unidad en la diversidad, está la presencia de Dios , pero, donde hay división, fractura y enfrentamiento, está la cola del Diablo…ya sea en las familias, grupos y naciones y este señor de las tinieblas, príncipe de la mentira y homicida, desde el principio, según lo rotulara Jesús de Nazaret , se hace presente a través de los que se dejan infestar, corromper y poseer por su «malignidad , perversidad y perfidia» ,o sea: signo de la presencia de la Comunión con Dios: es la unidad en la diversidad, y signo de la ausencia de Dios es instalarse en la desunión”

  3. / Imploramos, para impetrar la intercesión de santa Matilde de Ringelheim y Dinamarca, la cual, a pesar de los privilegios de su rango real , no se dedicó a ir de aquí para allá, a través de reuniones, celebraciones y brindis, absorbida por las novelerías, pasatiempos y entretenimientos de la mundanidad del “ instante” sino, q se preocupó en llevar una vida austera , generosa y caritativa con el prójimo ,consciente de estar en camino rumbo a la “ eternidad” ( gracias a su educación familiar) cultivando las 14 obras de misericordia: 7 corporales y 7 espirituales , siendo , una mujer de gran piedad , humildad y desarrollo de la interioridad , meditación y contemplación en la acción

  4. Tuvo suerte de haber vivido hace 1.050 años. Porque en esta época le hubiera tocado no ser reina y haber renunciado a sus riquezas, antes de haber podido repartirlas entre los pobres. Digo, por aquello de «Iglesia pobre, para los pobres».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles