Fallece el cardenal Egan, arzobispo emérito de Nueva York

|

new-cardinal A los 83 años de edad, ha muerto a causa de un paro cardíaco el que fuera considerado defensor de los inmigrantes y del derecho a la vida de los no nacidos.


El cardenal Edward Egan, arzobispo emérito de Nueva York, falleció la pasada madrugada a la edad de 83 años. La causa de la muerte fue un paro cardíaco. Edward Egan fue arzobispo de Nueva York desde el año 2000 hasta 2009, cuando presentó su renuncia debido a su edad, 77 años. Era el arzobispo de la ciudad cuando tuvieron lugar los atentados contra las Torres Gemelas, y los neoyorquinos le recuerdan por su apoyo y cercanía para con las víctimas. Egan también realizó una gran labor en favor de los niños no nacidos y en contra del aborto. Entre otras cosas, se negó a que los políticos católicos que defendían el asesinato de los no nacidos comulgasen y criticó duramente a Rudolph Giuliani, ex alcalde de Nueva York que había manifestado estar a favor del aborto, por comulgar en una misa con Benedicto XVI. El que fuera arzobispo de Nueva York, también tuvo una especial sensibilidad para con las necesidades de los inmigrantes, e intentó en el desarrollo de su labor pastoral, mejorar su situación. Egan decidió acoger, en la catedral de San Patricio, la carrera de la antorcha Guadalupana organizada por la organización Tepeyac, encargada de velar por los intereses de la comunidad mexicana en Nueva York. Egan nació en Illinois. Fue ordenado sacerdote el 15 de diciembre de 1957 en Chicago, consagrado obispo en 1985 y creado cardenal en 2001. Mientras dirigió la Iglesia en Nueva York, abrió un nuevo seminario y creó la Residencia Cardenal John O’Connor para sacerdotes retirados. También supo adaptarse a las nuevas necesidades comunicativas de la Iglesia e inauguró el «canal católico» en la emisora de radio por satélite Sirus/XM, con programación 24 horas los siete días de la semana. El cardenal Timothy Dolan, actual arzobispo de Nueva York, informó que Egan «tuvo una muerte tranquila» tras haber recibido en su casa la extremaunción de manos de su leal secretario, el padre Douglas Crawford. Egan sufrió un paro cardíaco y fue llevado al centro médico Langone, de la Universidad de Nueva York, donde se certificó su fallecimiento. Al recibir con tristeza la noticia del fallecimiento del Card. Edward Michael Egan, Arzobispo emérito de Nueva York, el Papa Francisco envió un telegrama de pésame al Card. Timothy M. Dolan, actual Arzobispo de esta Arquidiócesis de Estados Unidos, extendiendo sus condolencias a todos los fieles neoyorquinos. «Encomendando la noble alma del purpurado fallecido a Dios, Padre de Misericordia, con gratitud por sus años de ministerio episcopal entre el rebaño de Cristo en Bridgeport y en Nueva York; por su distinguido servicio a la Sede Apostólica y por su experta contribución a la revisión del Código de Derecho Canónico, en los años posteriores al Concilio Vaticano II», el Santo Padre hace llegar asimismo a todos los participantes, en la Misa exequial, en la Catedral de San Patricio y a todos los que están de luto por la muerte del Card. Egan, su cercanía en la esperanza segura de la Resurrección, junto con su bendición Apostólica, como prenda de consuelo y paz en el Señor. Con el fallecimiento del Card. Egan, el Colegio Cardenalicio cuenta ahora con 226 purpurados, de los cuales 125 son electores.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “Fallece el cardenal Egan, arzobispo emérito de Nueva York
  1. Que descanse en paz el arzobispo Eduard. Que su obra de amor sea continuada por todos los sacerdotes, obispos, consagrados y todos los seguidores del pueblo de Dios. Padre amado, asistenos con tu poder y derrama Tu Misericordia. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles