El Papa devolvió su donativo a la Iglesia de Sri Lanka

|

filipinasEl Papa Francisco le devolvió al Cardenal Ranjith los 70,000 € que habían reunido para las obras de caridad del Papa: «Dádselo a los más pobres».


Semanas después de la visita del Papa Francisco a Sri Lanka realizada del 13 al 15 de enero, la prensa de ese país asiático se hace eco del gesto de caridad que el Santo Padre obró en silencio hacia los más necesitados del país, donde un 40 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza. Según informó el sitio web del gobierno de Sri Lanka en una nota que recoge Aciprensa, el Papa Francisco devolvió a la Iglesia Católica en Sri Lanka el cheque de 70.000 dólares que el Arzobispo de Colombo (Sri Lanka), Cardenal Malcolm Ranjith, le entregó el 14 de enero al concluir la Misa en Colombo, donde participaron medio millón de personas. El dinero estaba destinado para las obras de caridad del Papa, pero al día siguiente, antes de volar a Manila, Filipinas, el Pontífice devolvió al Cardenal Ranjith el donativo y lo animó a repartirlo entre los más pobres. Siguiendo el llamado del Papa Francisco, el Purpurado esrilanqués repartió entre los obispos el donativo para que sea empleado en las distintas diócesis y ayudar a los más humildes. En la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium el Papa recuerda que “los pobres son los destinatarios privilegiados del Evangelio, y la evangelización dirigida gratuitamente a ellos es signo del Reino que Jesús vino a traer. Hay que decir sin vueltas que existe un vínculo inseparable entre nuestra fe y los pobres”. “De nuestra fe en Cristo hecho pobre, y siempre cercano a los pobres y excluidos, brota la preocupación por el desarrollo integral de los más abandonados de la sociedad”, anima el Pontífice.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El Papa devolvió su donativo a la Iglesia de Sri Lanka
  1. ¿Pero en qué cabeza medio amuebla cabe que cogiese esa pasta con la pobreza que asola a ese país? Menuda obra de caridad. … Por cierto, la Evangelii Gaudium es un panfleto neomarxista, y lo sabes.

  2. Se lo intentaré explicar brevemente. Qué vale más un pobre cuyas circunstancias no le permiten enriquecerse o un rico desprendido de sus riquezas? Piénselo y no la cague.

    Por cierto, la encíclica del Papa Francisco sobre la pobreza todavía no la ha publicado.

  3. Aunque es muy opinable. no me parece la mejor opción la que ha hecho Francisco I. La dignidad de un pobre la manifiesta -y en muchos casos con mas despredimiento que un rico- dando «de lo que necesita para comer», como nos dice el Señor ante el caso real de la viuda pobre.
    Y esa dignidad se le quita, tal vez junto con su generosidad psicológica (no la moral), cuando no se acpeta su dádiva.
    ¿Suponéis la ofensa que infligo a alguien y más si es pobre, cuando me ofrece algo en su casa o fuera, y lo rechazo además alegando que «tu no puedes».
    Lo primero es coger el don; luego se devuelve por otro lado y si se puede crecido: esa es la pedagogía que usa Dios . Y la usa porque respeta la dignidad , la generosidad y quiere el crecimiento moral de cada uno, pobre o no.
    Por cierto, la pobreza no es un fin en si mismo. «felix», la herejía condenada por la Iglesia es la contraria, la de la pobreza. Infórmate. El hombre no está destinado a ella, en el Cielo no hay pobres pero los habrá, mientras el mundo exista, según las palabras de Cristo. Y la primera pobreza es la falta de Dios porque además ella lleva, en muchos casos, o a la creación o al mantenimiento de la pobreza por otros mecanismos que sería muy largo explicar; baste la frase de Cristo: «buscad primero el Reino de Dios y su justicia ()ser justos) , y lo demás se os dará por añadidura».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles