Un obispo admite la adopción por parejas homosexuales del hijo biológico de uno de los dos

|

monseor-luis-augusto-castro-quiroga_1_thumb Monseñor Castro, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia ha emitido un comunicado tras reanudarse el debate por este tipo de adopciones en el país.


El presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Monseñor Luis Augusto Castro, ha declarado que la Iglesia no se opone a la adopción por parte de parejas homosexuales, siempre y cuando el niño sea hijo biológico de uno de los miembros de la pareja. “En estos casos no hay ningún problema, porque si es hijo de alguno de los dos, pues que bueno que otra persona ayude y le dé cariño al menor”, afirmó Monseñor Castro. El debate sobre la adopción de parejas homosexuales se ha reanudado con fuerza en Colombia ya que, en los próximos días, la Corte Constitucional proferirá sentencia sobre la adopción de menores por parejas conformadas por personas del mismo sexo. Para manifestar su opinión al respecto y participar en el debate público, la Conferencia Episcopal publicó el pasado sábado un comunicado en el que reiteraba que «los menores de edad tienen derecho a una familia, fundada en el amor y el compromiso entre un hombre y una mujer». Y por tanto, que la Iglesia sigue oponiéndose a la adopción por parte de homosexuales a no ser que existan lazos maternos o paternos con uno de los miembros de la pareja. En abril de 2014, la Sala Plena de la Corte Constitucional colombiana, en un fallo histórico, aprobó la adopción de una menor por parte de una pareja homosexual. El alto tribunal falló una tutela a favor de Ana Leiderman y Verónica Botero, teniendo en cuenta que una de ellas es la madre biológica de la niña. Este tipo de adopciones sería con las que estaría de acuerdo la Conferencia Episcopal de Colombia. La prensa y la opinión pública del país han tomado estas declaraciones como una apertura de la Iglesia católica a la adopción de parejas homosexuales, aunque desde el colectivo homosexual se critica que esta condición para la adopción vulnera los derechos de gais y lesbianas.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
10 comentarios en “Un obispo admite la adopción por parejas homosexuales del hijo biológico de uno de los dos
  1. ¡Ay, cuántos orificios eclesiásticos anhelan ser rellenados! Sarasetes con mitra, ojalá os metiesen a todos el báculo por retambufa

  2. «Qué bueno que otra persona ayude y le dé cariño al menor”, dice Monseñor, en referencia a la adopción del menor por parte de un homosexual.
    Con este argumento también se podría admitir la poligamia, la poliandria, la pederastia… Y luego nos extrañamos de que pase lo que pase.

  3. Si bien es cierto que las puertas del infierno no prevalecerán ante la Iglesia, para muchos, en sus vidas privadas prevalecen las puertas de las carboneras.

  4. Este señor y el cardenal Rubén Salazar ; son los dos peores obispos que ha tenido Colombia en toda su historia ; este señor Castro en especial , es defensor ferviente de la guerrilla comunista de las farc !!!!

  5. Esto es como un negocio, que ambas partes renuncien un poco y creamos una doctrina ecléctica y pacífica. Le dan la espalda a Dios.

    Este comunicado al final refleja que la lucha de la Iglesia Católica en Colombia contra la cultura de la muerte y el secularismo no es más que una cuestión operaria, vacía de contenido, sin una comprensión real de los motivos por los cuales el Estado no debería permitir en ningún caso un modelo irracional de familia; un modelo que se contrapone a la familia.

    En la práctica esto favorece sistemáticamente a los vientres de alquiler y la generalización de las adopciones gay. Mi rechazo rotundo como Iglesia que soy en colombia.

  6. De alguna forma, así se institucionaliza de un tipo de vida pecaminosa… ¡Hombre! si lo deseable sería que el padre del niño, deje esa relación y ejerza una paternidad responsable, enseñándole al crío con el ejemplo, el «sentido» real de la vida humana, dispuesto con amor, por el Creador… Este Obispo necesita que se ore por él, está errado…

  7. Y de este obispo se publicaron tantos video-mensajes en EWTN español bajo el rubro de «2 palabras». Qué vergüenza! Yo veo una sola cosa positiva de este pontificado, y es que todos los obispos y cardenales que comulgan con la herejía van saliendo uno tras otro del armario, abandonando su ropa de camuflaje de ortodoxia, que se habían puesto en tiempos de Benedicto XVI y Juan Pablo II para poder ascender mejor escalones en la carrera clerical y asegurarse el puesto alcanzado.

    Hipócritas mentirosos han sido todo el tiempo! Por lo visto todo esos años y decenios ya habían simpatizado con esas posiciones heterodoxas, pero se mantenían callados o incluso disimulaban su verdadera postura proclamando externamente lo contrario de lo que pensaban. He aquí el documento doctrinal que contradice explícitamente lo dicho por este obispo pseudocatólico, encima presidente de una conferencia episcopal supuestamente católica:

    «La integración de niños en las uniones homosexuales a través de la adopción significa someterlos de hecho a violencias de distintos órdenes, aprovechándose de la débil condición de los pequeños, para introducirlos en ambientes que no favorecen su pleno desarrollo humano. Ciertamente tal práctica sería gravemente inmoral y se pondría en abierta contradicción con el principio, reconocido también por la Convención Internacional de la ONU sobre los Derechos del Niño, según el cual el interés superior que en todo caso hay que proteger es el del infante, la parte más débil e indefensa.» (http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20030731_homosexual-unions_sp.html)

    El rechazo del Magisterio a la adopción de niños por parte de parejas homosexuales y la condena severa de aquella es por ende total y no conoce excepción para cuando «existan lazos maternos o paternos con uno de los miembros de la pareja». Los obispos colombianos con ello se alejan claramente de la Enseñanza magisterial de la Iglesia Católica.

    Ya anteriormente el Magisterio había aclarado:
    «11. Existen ámbitos en los que no se da discriminación injusta cuando se tiene en cuenta la tendencia sexual: por ejemplo, en la adopción o custodia de niños, en la contratación de profesores o instructores de atletismo, y en el alistamiento militar.» (http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19920724_homosexual-persons_sp.html)

    Ya se trata del segundo obispo colombiano en menos de 2 semanas, que ha sostenido públicamente posiciones contrarias al Magisterio contenido en el documento doctrinal «CONSIDERACIONES ACERCA DE LOS PROYECTOS DE RECONOCIMIENTO LEGAL DE LAS UNIONES ENTRE PERSONAS HOMOSEXUALES» del Cardenal Joseph Ratzinger como Prefecto de la CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE.

    El 10 de enero recién había declarado el neocardenal colombiano José de Jesús Pimiento al semanario «Semana»: «El matrimonio homosexual es una unión que se puede tolerar, pero no es matrimonio.» (http://www.semana.com/enfoque/articulo/jose-de-jesus-pimiento-entrevista-nuevo-cardenal/414375-3). En un comentario debajo de la noticia en el blog de «De La Cigoña» yo entonces ya había demostrado, que esa afirmaxión era FALSA. (http://infovaticana.com/blog/cigona/2015/01/15/los-progres-les-ha-indignado-la-creacion-del-cardenal-pimiento/)

    Parece que la confusión y putrefacción en el episcopado colombiano ya es generalizada. Cuanto hace falta allí un nuevo líder fuerte y sobre todo ortodoxamente católico como el Cardenal Alfonso Lopez Trujillo!

  8. Como siempre, la gente, por mucho cargo que tenga, hace gala de la estulticia dolosa con la que puede contaminar al auditorio. Yo no se como será la legislación colombiana pero en España adoptan las personas físicas, no las parejas. Por otro lado nadie adopta a su hijo natural, a ese se le reconoce de forma inmediata si procede de un matrimonio o registrándolo si procede de otro tipo de relación.
    Aquí lo que se pretende no es el niño o no niño sino la legitimidad de las uniones homosexuales.
    Espero que este colombiano se tropiece por allá con el padre Méramo y su ««simitarra»»

  9. Gracias a Dios , un obispo con una idea de iglesia inclusiva.

    A ver si aprende nuesro obispos españoles de este señor.

    Todos somos iguales a los ojos de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles