René Brülhart nombrado presidente de la AIF

|

REne burlhartBrülhart era hasta ahora director del mismo organismo.  Brulhart sucede en el cargo al obispo Giorgio Corbellini, que fue designado presidente ad interim de la AIF el 30 de enero de 2014. Corbellini es actualmente el presidente de la Oficina del Trabajo de la Sede Apostólica. Rene Bruelhart, de 40 años, abogado originario de Friburgo (Suiza), es el primer laico que guía la organización vaticana. Durante ocho años, fue director de la Financial Intelligence Unit (Fiu) de Lichtenstein y es experto de la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo. Como director de la FIU de Lichtenstein, en 2010 fue nombrado vicepresidente del grupo Egmont (la red global de FiU). La Autoridad de Información Financiera (AIF) , es la institución competente de la Santa Sede para la supervisión de la información financiera para la prevención y la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Instituida por el Papa Benedicto XVI mediante Carta Apostólica en forma de Motu Proprio del 30 de diciembre de 2010, se rige por el Estatuto anexo al mismo Motu Proprio y lleva a cabo sus funciones de conformidad con la Ley núm. CXXVII, de 30 de diciembre de 2010, posteriormente modificada y completada. Desde el 3 de julio 2013 es miembro del Grupo Egmont. Ha entrado en los Memorandos de Entendimiento para el intercambio internacional de información con otras unidades de inteligencia de otros países, como Bélgica, Italia, Países Bajos, España, Eslovenia y los Estados Unidos de América.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “René Brülhart nombrado presidente de la AIF
  1. No es comentario, solo que el hombre no se ve como una pesorna normal parece de un anuncio de marca de publicidad.

    Lo que veo es que el tema es muy espinozo y requiere de dos aspectos una gran experiencia y fortalea, creo que ningun ser humano por si mismo puede desbaratar el blanqueo de capitales dentro de los bancos, es un campo lleno de amenza y misterio, todos temen tocarlo porque contamina.

    Ningun abogado puede tener una vida en paz tomando un cargo tan amargo, yo pienso que se requiere de una flotilla completa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles