“La pereza nos aleja del servicio y nos lleva a la comodidad, al egoísmo»

|

santa marta

«Tantos cristianos así… son buenos, van a Misa, pero el servicio hasta acá». Lo dijo el Papa en su homilía en Santa Marta.

Jesús habla de la fuerza de la fe, explicando que debe ser enmarcada en el servicio. El Papa Francisco se inspiró en el Evangelio del día sobre “el siervo inútil” para detenerse precisamente en lo que significa servir para un cristiano. El Santo Padre añadió que Jesús habla de este siervo que después de haber trabajado durante toda la jornada, una vez que llega a su casa, en lugar de descansar, debe aún servir a su señor:

“Alguno de nosotros aconsejaría a este siervo que vaya a pedir algún consejo al sindicato, para ver cómo hacer con un patrón de este tipo. Pero Jesús dice: ‘No, El servicio es total’, porque Él ha hecho camino con esta actitud de servicio; Él es el siervo. Él se presenta como el siervo, aquel que ha venido a servir y no a ser servido: así lo dice, claramente. Y así, el Señor hace sentir a los apóstoles el camino de aquellos que han recibido la fe, aquella fe que hace milagros. Sí, esta fe hará milagros por el camino del servicio”.

El Papa afirmó además que un cristiano que recibe el don de la fe en el Bautismo, pero que “no lleva adelante este don por el camino del servicio, se convierte en un cristiano sin fuerza, sin fecundidad”. Y al final, dijo, se convierte en “un cristiano para sí mismo, para servirse a sí mismo”. De modo que su vida es una “vida triste”, puesto que “tantas cosas grandes del Señor” son “derrochadas”. Y observó que el Señor nos dice que “el servicio es único”, porque no se puede servir a dos patrones: “O a Dios, o a las riquezas”. Nosotros – prosiguió explicando el Pontífice –, podemos alejarnos de esta “actitud de servicio, ante todo, por un poco de pereza”. Y ésta – afirmó – “hace tibio el corazón, la pereza te vuelve cómodo”:

“La pereza nos aleja del servicio y nos lleva a la comodidad, al egoísmo. Tantos cristianos así… son buenos, van a Misa, pero el servicio hasta acá… Y cuando digo servicio, digo todo: servicio a Dios en la adoración, en la oración, en las alabanzas; servicio al prójimo, cuando debo hacerlo; servicio hasta el final, porque Jesús en esto es fuerte: ‘Así también ustedes, cuando habrán hecho todo aquello que les ha sido ordenado, ahora digan somos siervos inútiles’. Servicio gratuito, sin pedir nada”.

La otra posibilidad de alejarnos de la actitud de servicio – añadió Francisco – “es un poco la de adueñarnos de las situaciones”. Algo que – recordó – “ha sucedido a los discípulos, a los mismos apóstoles”: “Alejaban a la gente para que no molestaran a Jesús, pero para estar cómodos ellos”.

Los discípulos – añadió el Papa – “se adueñaban del tiempo del Señor, se adueñaban del poder del Señor: lo querían para su grupito”. Y después – dijo – “se adueñaban de esta actitud de servicio, transformándolo en una estructura de poder”. Algo que se comprende observando la discusión acerca de quién era el más grande entre Santiago y Juan. Y la madre – afirmó el Santo Padre – que “va a pedir al Señor que uno de sus hijos sea el primer ministro y el otro el ministro de economía, con todo el poder en sus manos”. Esto sucede también hoy cuando “los cristianos se vuelven patrones: patrones de la fe, patrones del Reino, patrones de la Salvación”. Esto – constató el Papa – “sucede, es una tentación para todos los cristianos”. En cambio el Señor – dijo – nos habla de servicio: “servicio en humildad”, “servicio en esperanza, y ésta es la alegría del servicio cristiano”:

“En la vida debemos luchar tanto contras las tentaciones que tratan de alejarnos de esta actitud de servicio. La pereza lleva a la comodidad: servicio a mitad; y al adueñarnos de la situación, y de siervo convertirse en patrón, que lleva a la soberbia, al orgullo, a tratar mal a la gente, a sentirse importantes ‘porque soy cristiano, tengo la salvación, y tantas cosas así. Que el Señor nos dé estas dos gracias grandes: la humildad en el servicio, a fin de que podamos decir: ‘Somos siervos inútiles – pero siervos – hasta el final; y la esperanza en espera de la manifestación, cuando el Señor venga a encontrarnos”.

(María Fernanda Bernasconi – Radio Vaticana)

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en ““La pereza nos aleja del servicio y nos lleva a la comodidad, al egoísmo»
  1. Reconozcamos que los conceptos y los sentimientos a que nos exhorta el Papa Francisco en esta homilía, son ciertamente inasequibles para la mayoría de los hombres y mujeres que vamos por esta vida, especialmente en nuestro entorno cultural de la sociedad de consumo en la que estamos integrados.
    Pienso que muy pocas personas entenderán y asumirán como actitud propia esa actitud absoluta de servicio a que nos llama el Señor en el Evangelio.
    Pero el Papa, de forma valiente, no nos escamotea esta enseñanza, y los fieles debemos pararnos a meditar sobre nuestro comportamiento e intentar seguir ese camino evangélico, a pesar de que sea difícil e incómodo.
    Gratitud y seguimiento al Papa por sus magistrales enseñanzas diarias.
    Saludos cordiales.

  2. Es dificil conocer las intenciones del discurso cuando el Papa habla de tantas cosas confusas, pero creo que se refiere a la Iglesia que esta defendiendo la Integridad de la Fe, no le parece que esta Iglesia se sienta legitimada para defender la Integridad de la Fe, porque el espera que que actuemos como las sectas,ciegamente.

    Pero todos los baustizados tenemos un corazon sacerdotal y somos herederos del Reino, y por el sacramento de la Confirmacion nos hemos constituido en soldados de Cristo para la defensa de la Fe. Asi que no es un problema politico , ni de poder es un don , por el que un laico, un alma sencilla, un religioso o un sacerdote o hasta un obispo tiene la legitimidad para actuar como Patron de la Fe, porque somo protectores de la fe, con Petro y sub Petrus, y cuando Petrus no se comporta como siervo para defender la fe, entonces el fiel resto lo hara.

    Y estas son las palabras de Francisco que realmente no parecen venir de un Pontifice, porque en mi opinion carecen de autoridad espiritual.

    “se adueñaban del tiempo del Señor, se adueñaban del poder del Señor: lo querían para su grupito”. Y después – dijo – “se adueñaban de esta actitud de servicio, transformándolo en una estructura de poder”. Algo que se comprende observando la discusión acerca de quién era el más grande entre Santiago y Juan. Y la madre – afirmó el Santo Padre – que “va a pedir al Señor que uno de sus hijos sea el primer ministro y el otro el ministro de economía, con todo el poder en sus manos”. Esto sucede también hoy cuando “los cristianos se vuelven patrones: patrones de la fe, patrones del Reino

  3. Buen título y buena homilia del Papa.
    Yo lo considero en parte inasequible y el solideo encima de la mesa no me parece correcto, esto es muy cierto.

  4. Como siempre Bergoglio arremetiendo contra las personas «cumplidoras de la ley, los patrones de la ley y la salvación». No hay duda. Siempre critica a los mismos. Es su tema recurrente de todos los días. Está preparando el terreno para acabar con el sexto mandamiento y todo lo que se tercie para que la Religión Católica termine siendo exactamente igual que los Protestantes.

  5. «Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles, porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; estaba de paso, y no me alojaron; desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron». Estos, a su vez, le preguntarán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?». Y él les responderá: «Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo» (Mt 25,41-45).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles