«Habrá que pensar en nuevos partidos que sí respondan a las exigencias de la vida, el matrimonio y la familia”

|

La-vicepresidenta-Soraya-Saenz_54373134662_54028874188_960_639El obispo de Alcalá de Henares, premiado en la categoría de Persona, declaró que, “dadas las circunstancias que vivimos en España, es todavía más urgente trabajar por la familia, el matrimonio y la vida” Por cuarto año consecutivo, la Revista Misión, iniciativa de la Fundación Logos, vinculada a la Universidad Francisco de Vitoria, ha entregado sus Premios Misión a la Familia con el fin de valorar el trabajo de personas, empresas e instituciones que reconocen en la familia un valor esencial para impulsar la sociedad. El acto tuvo lugar el pasado lunes, día 3 de noviembre, a las 20 horas, en la Universidad Francisco de Vitoria. Este año el Premio Persona ha sido entregado, según informa la Revista Misión, al obispo de la diócesis de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla, “por su valiente defensa de la familia y la vida y su contundente compromiso en la protección de la dignidad de las personas”, así como por su labor al frente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida, de la que ha sido presidente desde 1999 hasta 2014. Además, Mons. Reig ha impulsado la creación de varios Centros de Orientación Familiar, de «casas-cuna» para acoger y ayudar a las madres embarazadas con problemas, y ha promovido los proyectos pro vida Ángel, Raquel y Effetá, entre otras actividades para defender la vida, la dignidad de la persona y la familia. El obispo de Alcalá de Henares, monseñor Juan Antonio Reig Pla, premiado en la categoría de Persona, reconoció que no sería quién es sin el amor y la educación cristiana que recibió de sus padres. Por ello, desde los inicios de su ministerio sacerdotal, hace 40 años, se dio cuenta de que el matrimonio y la familia constituyen uno de los espacios «más urgentes y más necesarios en la pastoral de la Iglesia». Hoy más que nunca, añadió, “dadas las circunstancias que vivimos en España, es todavía más urgente trabajar en este campo, porque es en la familia donde se puede construir verdaderamente una sociedad digna para las personas”, afirmó el obispo. “La sociedad cada vez será menos si son menos las familias que custodien el amor y la solidez de lo que significa la relación matrimonial», concluyó. A las preguntas de los periodistas sobre la representación política de los católicos, monseñor Reig Pla explicó que “los católicos tienen que repensar cuál es su responsabilidad en cuanto a regenerar partidos que ya existen e incluso inaugurar otras realidades que puedan dar respuesta a que el voto católico pueda hacerse con todas las garantías para sostener los pilares esenciales sobre los que descansa la sociedad. Estos pilares son: el respeto a la dignidad de la vida humana, desde el momento de la fecundación hasta la muerte natural, la educación en libertad y, por tanto, el primado de los padres en la educación de sus hijos; el bien del matrimonio y la familia y las leyes que custodian estas realidades; la justicia social y la atención a la falta de trabajo y al empobrecimiento que ha surgido estos años en la sociedad española”. “Si los partidos tradicionales no responden, habrá que pensar en nuevos partidos que sí respondan a estas exigencias”, concluyó. El objetivo de los Premios Misión es reivindicar que la familia sea el motor de políticas empresariales, económicas, sociales y culturales, y reconocer el testimonio de tantas personas que con su vida y su trabajo demuestran que las familias fuertes permiten a la sociedad superar cualquier crisis. La Revista Misión es iniciativa de la Fundación Logos, vinculada a la Universidad Francisco de Vitoria y al movimientoRegnum Christi, y cuenta con más de 125.000 suscriptores que la reciben gratuitamente en su casa (www.revistamision.com).  

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “«Habrá que pensar en nuevos partidos que sí respondan a las exigencias de la vida, el matrimonio y la familia”
  1. Sin un verdadero patriotismo, no podremos quejarnos de que nuestros hijos vivan en un mundo tan violento ,m tan lejos de Dios…

    El espanol siempre ha sido un ciudadano aguerrido, misionero, pasional , comprensivo, solidarîo, pero en cuanto mas cerca de Dios mayor ha sido su gloria.

    Hoy otros han robado las riendas, unos cuantos, masones en ambos partidos que monoplizan la politica.
    Es tiempo de decidirse a formar nuevos partidos, que desafien a los otros, al inicio en oposicion seran una voz a favor de la vida, de la familia en el parlamento espaöol.,

    se empieya por una voy, mas tarde con un contrapeso z finalmente con un triunfo.

    QUE SE NECESITA PARA FORMAR UN PARTIDO?

  2. Una vez más: ¡muy bien por el Sr Obispo de Alcalá, do Juan Antonio! Acertadísimo.
    Es hora -no podemos callar más: ya hemos tragado bastante durante un montón de años- de que los católicos reivindiquemos la calidad de nuestro voto en unas elecciones, fruto de la calidad de nuestra aportación al bien común de la sociedad, a la estabilidad de las familias, al empeño para que no se oscurezca la dignidad de la persona, y de todo lo que construye como tal.
    Además, salimos infinitamente más baratos a las arcas del Estado, pues provocamos muchísimos menos problemas, que siempre cuestan dinero. Por poner un ejemplo: no chantajeamos a los políticos que nos gobiernan para sacarles el dinero, como hacen otros colectivos. Por no hablar del ahorro de las arcas del Estado -el dinero de todos los que pagamos impuestos- con los colegios concertados, con los diversos medios asistenciales que pone la Iglesia Católica al servicio de todos, y que tienen como bandera más visible a Cáritas.
    Hemos de hacer valer nuestro voto, dándonos cuenta de que podemos perfectamente poner y quitar gobiernos, pues unos cuanto millones de votos lo consiguen. Y pueden -deben- ser los nuestros, para defender a la persona, a la familia, a la sociedad, y a los mismos políticos.
    Para eso necesitamos crear la/las plataformas ciudadanas que sean precisan, como nos sugiere el Sr Obispo. Ponernos de acuerdo. Y rechazar como no cristiano -no estar a la altura- lo que nos reclama este estado de corrupción y de putrefacción que trata de subsumirnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles