“Antes de ser ordenado, el sacerdote se compromete a ofrecer su vida a Dios y a la Iglesia»

|

louis-sako

 Así se expresa el Patriarca de Babilonia de los Caldeos, en un decreto dirigido a los sacerdotes que han ‘escapado’ de Irak.

(Agencia Fides)– “Antes de ser ordenado, el sacerdote se compromete a ofrecer su vida a Dios y a la Iglesia: Es una ofrenda que se basa en la obediencia a los superiores sin ninguna reserva”.

Para los religiosos, además “los votos son absolutos: castidad, obediencia y pobreza”. Comienza con estas palabras a modo de recordatorio de los compromisos relacionados con la vocación sacerdotal y religiosa, el decreto publicado el miércoles, 22 de octubre por el Patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael I, para divulgar las medidas disciplinarias adoptadas contra algunos sacerdotes y religiosos caldeos que en los últimos años han abandonado Iraq sin el consentimiento de sus superiores, pidiendo asilo en países occidentales.

“Tenemos magníficos ejemplos de sacerdotes de nuestro tiempo – se lee en el decreto patriarcal, enviado a la Agencia Fides – que nos dan grandes lecciones de fe”.

El Patriarca menciona a los sacerdotes Hana Qasha y Ragheed Ganni, y al obispo Paulus Faraj Rahho, asesinados en los últimos años, y recuerda a los sacerdotes que han sido secuestrados en el país y los que, después de haber sido expulsados de sus hogares, han seguido a sus fieles, compartiendo la misma suerte y condición de refugiados.

Luego, según el derecho canónico y las reglas para la vida religiosa, el Decreto suspende del ejercicio del ministerio sacerdotal a seis religiosos y seis sacerdotes diocesanos que han abandonado sus diócesis y comunidades religiosas en Iraq emigrando y trasladándose al extranjero sin el consentimiento de sus superiores, asumiendo deberes pastorales en las comunidades caldeas de la diáspora.

La publicación del Decreto – advierte el patriarca Louis Raphael I – ha sido precedido de las debidas consultas con el sínodo permanente de la Iglesia caldea y la Congregación para las Iglesias Orientales, y se produce después de “numerosos y desafortunadamente estériles ultimátum e intentos” de las autoridades precedentes de la Iglesia y las comunidades religiosas, para poner fin al fenómeno deplorable, que provoca escándalo entre los fieles de la Iglesia caldea.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
2 comentarios en ““Antes de ser ordenado, el sacerdote se compromete a ofrecer su vida a Dios y a la Iglesia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles