«Hacer la unidad de la Iglesia, construir la Iglesia: éste es el deber de todo cristiano»

|

santa marta verde

Es la exhortación que el Papa Francisco hizo en su homilía de la Misa de la Casa Santa Marta.

De este modo, el Pontífice subrayó que debemos dejarnos guiar por el Espíritu Santo que hace la unidad de la Iglesia en la diversidad de las personas.

“Yo, prisionero, los exhorto a construir la unidad en la Iglesia”. Francisco desarrolló su reflexión partiendo de esta exhortación de San Pablo, contenida en la Carta a los Filipenses. “Hacer la unidad de la Iglesia – observó el Papa – es trabajo de la Iglesia y de cada cristiano durante la historia”. Y añadió que el Apóstol Pedro “cuando habla de la Iglesia, habla de un templo hecho de las piedras vivas, que somos nosotros”. Y, además hizo una advertencia acerca de “aquel otro templo, el de la soberbia que era la Torre de Babel”. Mientras el primer templo “trae la unidad” – dijo – ese otro “es el símbolo de la desunión, de no comprenderse, de la diversidad de las lenguas”:

“Hacer la unidad de la Iglesia, construir la Iglesia, este templo, esta unidad de la Iglesia: éste es el deber de todo cristiano, de cada uno de nosotros. Cuando se debe construir un templo, un palacio, se busca un área edificable, preparada para esto. La prima cosa que se hace es buscar la piedra de base, la piedra angular dice la Biblia. Y la piedra angular de la unidad de la Iglesia, o mejor dicho, la piedra angular de la Iglesia es Jesús, y la piedra angular de la unidad de la Iglesia es la oración de Jesús en la Última Cena: ‘¡Padre, que sean uno!’. ¡Y esta es la fuerza!”

El Papa reafirmó que Jesús es “la piedra sobre la cual nosotros edificamos la unidad de la Iglesia” y dijo que “sin esta piedra no se puede. No hay unidad sin Jesucristo en la base: es nuestra seguridad”. ¿Pero quién, entonces – se preguntó Francisco – “construye esta unidad?”. Éste – fue su respuesta – “es el trabajo del Espíritu Santo. Es el único capaz de hacer la unidad de la Iglesia. Razón por la cual Jesús lo ha enviado: para hacer crecer a la Iglesia, para hacerla fuerte, para hacerla una”. Es el Espíritu – prosiguió – quien hace “la unidad de la Iglesia” en la “diversidad de los pueblos, de las culturas, de las personas”. “¿Cómo se construye, entonces, este templo?”, preguntó una vez más el Santo Padre. Si el Apóstol Pedro – dijo – cuando hablaba de esto, “decía que nosotros éramos piedras vivas en esta construcción”, San Pablo “nos aconseja no ser tanto piedras, cuanto ladrillos débiles”. Los consejos del Apóstol para “construir esta unidad son consejos de debilidad, según el pensamiento humano”:

“Humildad, dulzura, magnanimidad: son cosas débiles, porque el humilde parece que no sirve para nada; la dulzura, la mansedumbre, parecen no servir; la magnanimidad, el estar abierto a todos, tener un corazón grande… Y después dice además: ‘Soportándose mutuamente con amor’. Soportándose unos a otros en el amor, teniendo como interés ¿qué cosa? Conservar la unidad. Y nosotros nos transformamos cada vez más en piedras fuertes, en este templo, cuanto más débiles nos hacemos con estas virtudes de la humildad, de la magnanimidad, de la dulzura, de la mansedumbre”.

El Papa reafirmó que este es “el mismo camino que ha recorrido Jesús” que “se ha hecho débil” hasta la Cruz, “¡y se volvió fuerte!” Y así debemos hacer nosotros: “El orgullo, la suficiencia, no sirven”. Cuando se hace una construcción – añadió Francisco – “es necesario que el arquitecto haga el diseño. ¿Y cuál es el diseño de la unidad de la Iglesia?”:

“La esperanza a la que hemos sido llamados: la esperanza de ir hacia el Señor, la esperanza de vivir en una Iglesia viva, hecha con piedras vivas, con la fuerza del Espíritu Santo. Sólo sobre el diseño de la esperanza podemos ir adelante en la unidad de la Iglesia. Estamos llamados a una esperanza grande. ¡Vamos allí! Pero con la fuerza que nos da la oración de Jesús por la unidad; con la docilidad al Espíritu Santo, que es capaz de hacer de ladrillos piedras vivas; y con la esperanza de encontrar al Señor que nos ha llamado, encontrarlo cuando se produzca la plenitud de los tiempos”.

(María Fernanda Bernasconi – Radio Vaticana)

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “«Hacer la unidad de la Iglesia, construir la Iglesia: éste es el deber de todo cristiano»
  1. Palabras bellas del papa llamando a la unidad católica pero hay un punto al que no he visto referencia, al primado de Pedro, y me parece muy importante y no debe dejar de explicarse ni por falsas humildades. Jesucristo llama al papa piedra (a Simón Cefas, le dice TU ES PETRUS, ET SUPER HANC PETRAM EGO AEDIFICABO ECCLESIAM MEAM ET PORTAE INFERNI NON PRAEVALEBUNT). PEDRO ES PIEDRA, no ladrillo, y una piedra firme, nada de débil, una auténtica roca inexpugnable, sobre la que, por voluntad de Dios, se edifica la Iglesia. Y Pedro debe confirmar en la Fe a los hermanos. Y eso no se hace al modo humano guardando una especie de equidistancias como si hubiera derechas e izquierdas, conservadores y liberales o como quieran llamarlos. La primera misericordia es decir la verdad y poner a cada uno en su lugar y dar de palos al lobo para que no haga daños a las ovejas. Y, por supuesto, hacer huir a los lobos con piel de oveja y despedir a los malos pastores, mercenarios, manzanas podridas que hacen pudrir al resto. La misericordia va unida al misterio de la libertad que Dios respeta al máximo. No puede forzar a nadie a ir al Cielo. No lo hizo con Judas, que eligió traicionarlo ni con el mal ladrón, y no por ello dejó de ser la Eterna e infinita misericordia. Espero que algunos, sean quienes sean, no sean tan soberbios que pretendan ser más misericordiosos que Dios y hasta llegar a pensar en indultar a Satanás… Dicho esto, quiera Dios que el papa, recemos por ello, vigile y no permita condescendiente todo lo que pueda atentar contra la verdadera unidad católica como lo es sin duda plantear herejías que sólo traen confusión y, como dice la palabra, división.

  2. De acuerdo con el primer comentarista.

    Son ya muchos discursos en los que para imponer sus ideas liberales, juega con las conciencias de los fieles, para hacer sentir que quien defiende la Doctrina, por el hecho de defenderla va a dividir a la Iglesia y convencernos de que debemos ser ladrillos humildes, CALLADITOS pero no , somos miembros VIVOS de la Iglesia.

    NO HAY UNIDAD SIN INTEGRIDAD. Nosotros no dividimos , CUSTODIAMOS , alertamos, exhortamos al Papa para que cumpla su mision y no para que nos lleve a la perdicion.. Santo Padre no hay division desde nosotros !

    Lo que divide es la degracion de la Palabra de Dios adecuandola a las culturas, alas religiones, en lo que usted a definido la » Cultura del Encuentro».

    Lo que divide es pensar que el «Dios de las Sorpresas» va a cambiar sus planes, su ley y sus profesias para que los hombres del 2104 puedan vivir como lo hacian en Sodoma.

    A mi de este discurso no me gusta que haya mencionado

    TEMPLO, LADRILLOS, ARQUITECTO

    Todos estos elementos pertenecen a la MASONERIA

  3. Y termino diciendo FRANCISCO
    con la esperanza de encontrar al Señor que nos ha llamado, encontrarlo cuando se produzca la plenitud de los tiempos”.

    la plenitud de los tiempos se dio con la llegada del Mesias, el dia de la Navidad.

    Si este fue un error, lo sentimos, que se busque un asesor.

    Sino fue un error, entonces el Papa Francisco publicamente dice que esta esperando la venida del Mesias… como lo estn haciendo nuestrso hermanos judios.

    Para quien esta dirigido el sermon?

  4. Jesucristo era Judio y eso no significa que vaya dirigido sólo a los Judios, va dirigido a todos los cristianos y nos estamos preparando para la venida del mesias el 24 de Diciembre y quitandonos de encima esos pecados que tenemos por ahí escondidos.
    Además, seguro que con Benedicto XVI, con más de dos billones de cristianos que hay en la tierra todos estuvieran tambien de acuerdo en su proceder.
    Si lo hace bien es malo y si lo hace mal tambien es malo.
    No hay que ser extremista, para todo hay un margen.

  5. Si, el Papa quiere que vivamos como en Sodoma y Gomorra….vamos que el Papa quiere que seamos como el grupo terrorista este……….que cosas tiene Teresa. El sabe de sobra ,vamos Él y todos los cristianos y todos sus sucesores al Papa ,sabemos que esto sería un peligro para su propia vida y para el siguiente en su sucesión. O sea, que, con todos mis respetos desde el corazón, sus comentarios no tienen logica según opino yo.

  6. Más de lo mismo, siempre colando frases, mensajitos, palabritas y toda una gama de elementos innecesarios y ajenos a las Escrituras, que es ya archiconocida despues de año y medio de soportarlo.
    Y lo que es peor, te quedas con la impresión o certeza… de que habla «sin autoridad», algo que no se te da por ser Papa, sino que surge de un corazón en sintonia con la Verdad de Dios.

  7. La unidad del Cuerpo místico produce y estimula entre los fieles la caridad: «Si un miembro sufre, todos los miembros sufren con él; si un miembro es honrado, todos los miembros se alegran con él» (LG 7). En fin, la unidad del Cuerpo místico sale victoriosa de todas las divisiones humanas: «En efecto, todos los bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo: ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús» (Ga 3, 27-28).

    Del catecismo de la Iglesia.

    Y

  8. yo no entiendo,a quien no le gusten estos articulos que no los lea y que no opinen,para qué o porqué perder el tiempo?.si a mi no me gustase lo que leo,me salgo y a otra cosa mariposa,a quien pretender engañar o convencer?además,dudo mucho que los obispos y el Papa se pongan a leer nuestros comentarios.anda que,con tanto desmembramiento,y tanto cuarto milenio,jaja!!..iglesia milenaria..jajaja!!.se puede dar la opinion y decir,pués mira no me gusta lo que dice,pero es que jamás vamos a estar contentos con nadie,a ver si tu te has creido que hay perfectos y enteramente Santos en este mundo de Dios.

  9. cuando termino de leer estos bellos articulos de Nuestro Papa Francisco se
    me llena el Corazon de alegria y no termino amargada.
    que maravilloso es escuchar sus palabras.
    es una pena que al igual que con el Papa Francisco ,con el anterior Papa Benedicto XVI tambien habia gente que no le gustaba.que pena que DIOS no nos ponga de acuerdo a todos sus hijos cristianos.pero es una satisfaccion para el alma para muchos que Francisco sea nuestro Papa,como ha sido una satisfaccion con Papas anteriores.

  10. Lo que diga el Papa Francisco me importa relativamente. Lo que está resultando revelador son sus actos. Tras las frases agudas, está alentando un cisma dando lugar a discutir lo que es de fe, y por tanto indubitable. El sínodo ha resultado en sus conclusiones menos espantoso de lo que se suponía por la oposición de quienes aún creen en la fe católica, pero ha abierto la puerta a destruir la Doctrina. Parece que el Papa se ha propuesto hacer todo lo contrario de lo que hace un Papa. Ahora se explican actitudes como las del cardenal Dolan, que ha cambiado de discurso como de sotana.

    Los fieles deberíamos crear una cadena de oración porque el Santo Padre sea plenamente fiel en su misión a Nuestro Señor.

  11. O sea que construir la unidad de la Iglesia es deber de todo cristiano… menos del Papa parace ser, que se dedica a confundir a los files de a pie, a alquilar la capilla Sixtina a las multinacionales como Porsche y a destruir la doctrina de Cristo sobre la familia. El Cisma que se avecina va a ser de ordago, y no seré yo quien derrame una lagrima.

  12. y el siguiente Papa al Papa Francisco tambien tendrá algo que no os gustará jaja para que nos vamos a engañar, esto es lo de todos los dias.me apuesto el sueldo de de dos años….si es que no esplota antes la tierra y no ardemos todos juntos que nadie se crea que se va a escapar de Dios.

  13. Lo que dice el Papa Francisco me suele parecer impecable. Pero, como dice Lazar, lo que hace es para echarse a temblar. Y para levantar la voz. En el sínodo hizo todo lo posible por dar cancha a quienes quieren deformar la doctrina sobre el acceso a la Sagrada Comunión. Detrás de esa nebulosa sobre si determinadas parejas de divorciados pueden o no comulgar, se dirime simplemente si se puede comulgar en pecado mortal. Es decir, que hoy se permite en según que casos el acceso a la Comunión de los divorciados vueltos a casar y mañana, porqué no, el de los aficionados a la prostitución en según que circunstancias, el del estafador porque es su modo de vivir, el del envidioso, etc, etc.

    Es verdad, como dice Francisco, que la Comunión no puede ser el premio de los fuertes, y no lo es. La Comunión es el alimento de los enfermos y pecadores, pero previo proceso e arrepentimiento y enmienda. Y antes hay otros alimentos, como la Confesión y el acompañamiento pastoral. Claro que para eso hacen falta buenos pastores y de eso hay poco, poco. ¿Por qué no se preocupan más de formar de verdad sacerdotes en vez de querer rebajar el Evangelio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles