El cardenal Rouco se despide de sus seminaristas

|

seminaristas

Ayer jueves fue un día especial para Antonio María Rouco Varela, ya que tuvo lugar la despedida de los seminaristas de la diócesis de Madrid.

Fue una velada especial para el que ha sido 20 años Arzobispo de la capital de España. Primero presidió una solemne Eucaristía junto a todos ellos y al finalizar dicha ceremonia cenó con ellos como su Obispo por última vez.

La cena fue normal, como la de todos los días, pero con un sabor especial para el cardenal. A ella asistieron todos los seminaristas, tanto menores como mayores, los profesores del seminario menor, los formadores del seminario y los directores espirituales del mismo.

Tras ella, hubo varias intervenciones. Un seminarista menor, otro mayor y el rector del seminario que le agradecieron los 20 años de servicio al frente de la diócesis madrileña.

Después de dichas intervenciones, el cardenal Rouco les dirigió unas palabras a todos ellos, en las que les pidió que rezaran por él y en las que dijo que se quedaría como emérito para lo que necesiten en la diócesis.

 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El cardenal Rouco se despide de sus seminaristas
  1. Gracias Obispo

    Siempre lo recordare en aquellas Misas por la Familia, en el Paseo del Prado, llegando miles y miles de familias de todo España , todos con un mismo corazon esperando que la familia española fuese protegida desde el Cielo,
    Gracias por defender a los no nacidos con voz y valentia
    Gracias por guiarnos por el sendero recto
    Gracias por su entrega

  2. Alfredo, a qué sitio tiene que irse D. Antonio María para que los que piensan como Vd. se quedan tranquilos?
    Cuanto prejuicio y necedad hay en todos estos comentarios gratuitos que siguen una corriente perfectamente organizada sin ningún respeto ni agradecimiento por tantos desvelos y trabajos de nuestro cardenal. Y los peores son los que los alimentan desde dentro de la Iglesia: vamos los que tiran la piedra y esconden la mano. Que sepan que Dios también los está viendo, aunque no demuestren tener mucha fe.
    Todas estas campañas son de una ruindad y mendacidad lamentable.
    Estaría bueno que el cardenal no pudiera despedirse de de sus seminaristas y de los que los educan.

  3. Para Asturiano creyente: Aquí tiene usted la respuesta a su pregunta: El Cardenal Arzobispo emérito de Sevilla, D. Carlos Amigo, reside en Madrid. El Cardenal Arzobispo emérito de Madrid (ya fallecido) D. Ángel Suquia, se marchó a residir a su tierra, San Sebastián. El Cardenal Arzobispo emérito de Toledo, D. Francisco, reside en Madrid. El Obispo auxiliar emérito de Madrid, D. Alberto Iniesta, reside en Albacete. El Obispo auxiliar emérito de Toledo, D. Carmelo Borobia, reside en Zaragoza. El Cardenal Arzobispo emérito de Barcelona, D. Ricardo Carles, ya fallecido, murió en Tortosa. ¿quiere que siga, o le bastan los ejemplos? Porque hay muchos más…

  4. ¿Sotanas en el seminario? Anda que no hace años de eso. Los kikos cuando hacen la ADMISSIO los ponen con alzacuellos… en otros países, eso sí. Aquí en España no es costumbre.

    Don Antonio MAría, le espero en las puertas de las clínicas abortivas dirigiendo el rosario, ahora que tendrá más tiempo. Será de gran apoyo, y como tiene 75 ya no pueden tocarle los policías ni pueden encarcelarlo, así que sería usted de gran apoyo. Sé que vendrá. Gracias don Antonio. Todos sabemos que es usted un pastor valiente de verdad.

  5. Una cosa es sotanas. Bien. De acuerdo. Que no la lleve. Otra es la proliferación de vaqueros, de desastrados, de sensación de gente poco aseada. Mira, en eso la labor del Sr. Cardenal, que ha ido a cenar por primera vez con ellos, ha sido estupenda.
    ¡Qué sensación de olor a oveja dan!
    A ver sí decimos las cosas por su nombre. Si son seminaristas, que vayan de seminaristas.

  6. Y no sabéis lo que rezan por vosotros. He vivido en esa santa casa mucho tiempo. Y se me ha dado todo. Y también educación. Doy gracias a Dios por bolver a ver sus caras otra vez. No sabéis de belleza.

  7. No me gusta como van vestidos estos seminaristas.
    Y como lo pienso lo digo.
    Veo pocas horas de Sagrario detrás.
    Y como lo pienso lo digo.
    Veo mucha convivencia y guitarra con jóvenes de parroquia, pero poca formación.
    Y como lo pienso lo digo.
    Veo poca preparación para estar horas escuchando miserias en un confesionario.
    Y como lo pienso lo digo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles